Emprendedores

¿Debes renunciar a ser el CEO?

A veces, aunque un emprendedor haya fundado una compañía no es la persona ideal para dirigirla. Descubre si debes delegar esta función.
¿Debes renunciar a ser el CEO?
Crédito: Depositphotos.com

Aunque la tecnología móvil no era exactamente popular en 2003, Waheed Qureshi identificó que sería el futuro. Este emprendedor fundó Zenprise, una empresa que desarrolla plataformas que ayudan a las organizaciones maximizar y asegurar su uso de tecnología móvil. Después de conseguir su primer financiamiento (de USD$ 6 millones en 2004) y la presión aumentaba, se encontró frente a una decisión importante: ¿Debería mantenerse al frente de la compañía que había fundado o debería enfocarse en la innovación, que es su pasión, y buscar un nuevo CEO?

“Decidí que soy muy bueno en lo que hago -desarrollar tecnología- y eso era en lo que me quería enfocar”, dice Qureshi. Al mismo tiempo, también se preocupaba por renunciar al control de su compañía y deseaba que su punto de vista fuera considerado para su dirección  y crecimiento. En lugar de dirigirse a una firma especializada, que le hubiera costado demasiado, decidió acercarse a algunas personas que había conocido gracias al networking. 

Finalmente contrató a Jayaram Bhat, un consultor en la industria de la tecnología que había sido consejero en su empresa. Qureshi dice que Bhat entendió la compañía y estaba dispuesto a dirigir el negocio. Después ese mismo año, Bhat renunció y un nuevo CEO, Amit Pandey, tomó las riendas de Zenprise. Para los emprendedores que están pensando en renunciar a su cargo de directivo, Qureshi entrega estos consejos:

1. Protege tus intereses
El fundador de Zenprise fue inteligente al salvaguardar su visión y su papel en el liderazgo de la compañía. Como parte de su acuerdo con el nuevo CEO, estipuló que permanecería como cabeza de la junta directiva y que también aconsejaría al CEO, aunque su título formal fuera jefe de tecnología. Qureshi mantuvo su estatus de dueño de la empresa también.

2.  Enfócate en tus habilidades
Al mantener su concentración en la innovación y en desarrollar nuevas tecnologías, Qureshi fue capaz de ayudar a que la firma afilara su lado competitivo mientras otros llevaban las funciones de administración, las cuales no eran su fuerte. La razón por la que debes hacerte a un lado y dejar que alguien más dirija la compañía es porque quieres que la mejor persona tenga ese cargo, afirma.

3. Permite que las mejores ideas prevalezcan
Para crecer tu empresa y atraer a inversionistas necesitas ser colaborativo lo quieras o no, dice Quereshi. Los inversionistas quieren ver buenas decisiones que resultan en el crecimiento de la compañía y su capacidad de retornar sus inversiones. Esto significa dejar a un lado tu ego y tus sentimientos para evaluar las decisiones y tratar de encontrar las mejores respuestas para la compañía. “Si eres del tipo con actitud de “sólo a mi manera”, esta opción no funcionará”, señala Qureshi. 

4. Comunícate con tu CEO
Qureshi está contento con la decisión que tomó y dice que no ha tenido grandes preocupaciones a lo largo de los años gracias al buen hábito de comunicación que tiene con su CEO. Al tener reuniones periódicas, revisar las métricas de crecimiento, así como de las necesidades a largo plazo de la empresa, Qureshi y sus directivos han logrado ver los beneficios de sus esfuerzos. 

El buen liderazgo y el enfoque de Qureshi en la innovación han hecho que Zenprise cuadriplique el número de clientes en el mundo, que recaudara un total de USD$64.5 millones en capital de riesgo y que ganara varios premios por sus innovaciones en software.