Oportunidades de negocio

Idea verde, negocio rentable

Reinventa tu modelo o súmate a conceptos ecológicos que, además de beneficiar al medio ambiente, generan ganancias.
Idea verde, negocio rentable
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cada vez más empresas se suman a la ola verde en un intento por hacer más amigables sus procesos, respetar su entorno y generar una buena imagen pública. Se trata de una preocupación que está en la agenda de todo tipo de industrias y sectores. Y lo mejor es que este fenómeno no es ajeno a las pequeñas y medianas empresas (Pymes); ahora muchas de ellas nacen con el propósito de conquistar al floreciente mercado de consumidores de productos ecológicos.

De acuerdo al Goodpurpose Study hecho por la agencia de relaciones públicas Edelman, que mide el comportamiento del consumo global, el 81% de los mexicanos cree que los proyectos que protegen el entorno pueden ayudar a desarrollar la economía. A pesar de ello, sigue siendo un tema incipiente en México, sobre todo si consideramos el precio que pagan los consumidores de otras economías.

Según un estudio de Mintel, una firma reconocida por sus análisis de mercado y consumo, más de la tercera parte de los estadounidenses están dispuestos a pagar más por los también llamados productos “eco-friendly”. Mientras que a nivel global, Nielsen reveló que sólo el 22% de los consumidores está dispuesto a hacerlo, de acuerdo con el Global Online Survey. No obstante, a pesar de que México tiene uno de los porcentajes más altos (93%) en su nivel de preocupación sobre el cambio climático, los retos para las empresas verdes siguen siendo altos en nuestro país. 

Precisamente para difundir los esfuerzos de negocios sustentables, surgió Las Páginas Verdes, una publicación que integra distintas categorías de este ámbito. Al amparo de su fundador Rodrigo Villar –el también director de New Ventures México, una aceleradora de empresas sustentables–, esta edición ha reunido un número cada vez más importante de negocios amigables con el medio ambiente. A decir de su directora, Paulina Moreno, “en 2008 comenzamos con 1,008 empresas y hoy tenemos más de 2,100; en tanto que cada semana se suman decenas más”.

Las Páginas Verdes ha tomado cada vez más fuerza y popularidad en el rubro, al cubrir una necesidad esencial: “los negocios ecoamigables, sobre todo las Pymes, no tienen un presupuesto asignado de publicidad ni contaban con un medio especializado para darse a conocer”, afirma Paulina. Así que cuando este proyecto inició operaciones, las solicitudes de inscripción empezaron a llover. La dinámica es sencilla: las empresas, previa verificación, pueden anunciarse sin costo en la publicación; pero cuando quieren un espacio destacado, entonces pagan una tarifa que ayuda a otros negocios a incorporarse. 

Visión a largo plazo

Aunque el mercado está en pleno crecimiento –principalmente el sector de alimentos, construcción, agricultura, energía y consultoría, según el registro de Las Páginas Vedes– las barreras que deben superar los negocios todavía son numerosas. Una de ellas es la visión de algunos emprendedores, aún muy atada al retorno económico inmediato. Y es que algunos empresarios siguen pensando en términos económicos de beneficios a corto plazo, y no lo que significa contar con una estrategia verde dentro de sus organizaciones, en términos de ahorro y responsabilidad con el entorno. 

Otra barrera es la distribución de los productos. “Muchas Pymes no pueden acceder a comercializar sus productos en grandes cadenas, así que lo hacen ellos mismos. Además, hay pocos puntos de distribución especializados en productos verdes, como la cadena de tiendas The Green Corner”, señala Paulina. La consecuencia es una producción limitada, por lo que se eleva el costo y la factibilidad del negocio, a pesar de la creciente demanda del mercado. “Una de las principales iniciativas que tenemos para generar una conciencia ambiental es la celebración del EcoFest”, explica Paulina.

“Cada año la publicación cobra vida en un evento que reúne la oferta del sector y ofrece alternativas verdes al consumidor”, agrega. Tan sólo en 2012 reunió a más de 60,000 visitantes. Esto se logra gracias a la creciente participación de los sectores privado y público, que buscan apoyar iniciativas sustentables.

Es innegable que los mexicanos cada vez tienen una conciencia ecológica mayor. En palabras de la directiva, las empresas verdes “son iluminadas no sólo por la remuneración económica que buscan, sino porque quieren trascender”. Esto también se refleja en el número de visitas a su página Web (www.laspaginasverdes.com): mientras que en 2009 había de 3,000 a 4,000 visitas, hoy el sitio recibe hasta 41,000, cifra que sube a 53,000 durante el EcoFest. Asimismo, según datos recopilados por Las Páginas Verdes, el 49% de las empresas que se anuncian en este medio declaran que sus ventas aumentaron en al menos un 20%.

Los negocios que buscan sumarse al compromiso medioambiental pueden hacerlo de manera individual, comenzando por pequeñas acciones como cambiar sus focos por ahorradores, separar sus residuos, hacer publicidad en línea, en vez de imprimir folletos, etc. Otras van más allá y optan por la certificación. La norma ISO 14001, amparada por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO), define las metodologías adecuadas para la evaluación de un sistema de gestión ambiental. Sus preceptos van encaminados hacia la mejora de dos aspectos como el aprovechamiento de los recursos naturales y su correcta gestión.

La tendencia es imprimir en mejores prácticas de negocio el compromiso ambiental. Pero muchas veces éstas no son suficientes para convertirse en una empresa realmente verde, ya que es necesario extender estas acciones a todo el modelo de negocio.

Una de las pioneras en este sentido es Todo de Cartón, una empresa que le dio un nuevo significado al uso del papel corrugado. Como muchos otros negocios, nació con el ímpetu de satisfacer una necesidad: “mi padre Alfonso Elizarráras identificó que los contadores, por ejemplo, no tenían dónde guardar su ‘archivo muerto’, dos palabras que de hecho se acuñaron como marca registrada por nosotros”, cuenta Pablo Elizarrarás, socio y director general del grupo, hoy transformado en una cadena de franquicias. 

Al tiempo que se convertía en un negocio, sus directivos buscaron crear una conciencia medioambiental: “somos pioneros en colocar el símbolo de reciclaje en nuestros productos, con ello nuestro objetivo es darle un uso con fondo al producto”, explica el hijo del fundador de la marca que hoy cuenta con 40 unidades. Asimismo, desde hace más de una década han impreso diversos mensajes en las cajas para acompañar esta campaña informativa sobre la ecología, por ejemplo, qué es reciclar y reutilizar. “Hoy en día el uso de cartón ya no es una ventaja competitiva, sino un estándar del mercado. Los costos del papel se han encarecido por la gran demanda del gigante asiático, China. Sin embargo, hemos permanecido fieles a la celulosa”, comenta el empresario. 

Y es que actualmente esta política conjuga más de 600 líneas de productos fabricados con cartón, que van desde artículos para oficina, escuela y el hogar hasta el embalaje. Todos ellos no sólo son reciclables, sino reutilizables, e incluso las cintas son biodegradables porque están hechas a base de agua. 

Por otro lado, uno de los campos que más ha dejado una huella ecológica es sin duda la tecnología, un sector que en los últimos años se ha pintado de verde asumiendo su compromiso. Un ejemplo es Cartridge World de México, una franquicia dedicada a la venta de cartuchos de tinta y tóner remanufacturados. “Cada cartucho tarda alrededor de 450 años en degradarse, además de que se requieren galones de petróleo crudo para fabricarlos”, afirma Alejandro Puente, director comercial de la marca que opera 32 franquicias.

A pesar de la creencia general, las ventajas de tener un modelo de negocio verde pueden ser vistas a corto plazo. Esto incluye desde la reducción de costos, buena imagen comercial y un mercado cada vez más amplio, hasta una tendencia a la innovación constante y la creatividad, elementos indispensables en todo negocio que busca evolucionar.