Plan de Negocios

Lecciones del debate Obama-Romney

Aprende de los errores y aciertos de los candidatos a la presidencia de EE.UU. para hacer un pitch que convenza a los inversores.
Lecciones del debate Obama-Romney
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El pasado miércoles tuvo lugar el primer debate por la presidencia de Estados Unidos entre el republicano Mitt Romney y el demócrata, y presidente en funciones, Barack Obama. 

De acuerdo con las primeras encuestas sobre percepción entre el público estadounidense, Romney lo ganó. ¿Por qué? Según el analista y ex secretario de Relaciones Exteriores de México Jorge Castañeda, esto no se debió a que el candidato republicano fuera más inteligente, más culto, más carismático o mejor orador sino porque éste se mostró más enérgico y crítico, a comparación de un Obama que parecía estar aburrido y un tanto aletargado. 

En la historia de la política de Estados Unidos los debates televisados han tenido una importante influencia en la elección del público. Tal fue el caso del realizado en septiembre de 1960 (el primero transmitido por televisión) entre Richard Nixon y John F. Kennedy. A pesar de que Nixon tenía una marcada ventaja y mayor experiencia en el ambiente político, después del debate -en el que Kennedy se mostró más seguro- las preferencias cambiaron. 

¿Pero qué significa esto para los emprendedores? Al igual que la forma de hablar, vestir y actuar de los candidatos afecta en la decisión de los ciudadanos para decidir si dar o no su voto, lo mismo ocurre con los emprendedores cuando se presentan ante inversionistas que decidirán si entregar o no su capital. 

Te presentamos algunas lecciones de este evento para preparar un pitch perfecto y conseguir el financiamiento que necesitas para tu negocio: 

1. Cuida tu apariencia
Para el primer debate ambos candidatos eligieron trajes en tonos oscuros y corbatas del color de su partido (Obama, azul; Romney, rojo). A pesar de que el traje del Presidente le ajustaba a la perfección, Obama también es conocido por usar vestimenta casual, lo que le ha otorgado una percepción más juvenil y confiable. Por eso, aunque no uses traje y corbata debes vestirte adecuadamente, con prendas que te queden bien y con las que te sientas cómodo y seguro. 

Otro punto muy importante que debes cuidar es tu higiene y mantener un aspecto saludable. Uno de los factores que le restó puntos a Obama fue que se notaba visiblemente cansado y poco enérgico, lo que podría hacer suponer que ocupar la presidencia es demasiada carga para él; en cambio, Kennedy en aquel debate no sólo se veía saludable, sino también atractivo y hasta bronceado. Evita que los inversionistas te vean agotado o desmotivado puesto que creerán que no tienes el ímpetu necesario para sacar adelante una empresa. 

2. Conoce a tu contraparte
Uno de los puntos más destacados de este debate es el conocimiento que ambos candidatos mostraron tanto de su oponente como de la audiencia. Antes de presentar tu proyecto investiga a quién se lo mostrarás; estudia sus intereses y su biografía y utiliza estos conocimientos para dirigirte y mostrarles lo más relevante de tu negocio de acuerdo a su perfil. 

También, es esencial que conozcas a tus competidores, tanto sus fortalezas como sus debilidades para poder explicar cuál es tu elemento diferenciador y qué tienes tú que te haga más merecedor de sus recursos que los demás. 

3. Nunca subestimes a la competencia
Antes de que se llevara a cabo el debate, Obama contaba con una clara ventaja sobre Romney lo que hacía suponer que se mantendría así durante el mismo. Y es que en los últimos meses el candidato republicano ha “metido la pata” en varias ocasiones con comentarios clasistas y hasta racistas. No obstante parece que Obama olvidó la crisis económica y laboral que ha atravesado el país durante su gobierno, así como al ala más conservadora; olvidó que el éxito nunca está asegurado.

De la misma manera, cuando estés frente a posibles inversionistas, nunca creas que eres demasiado bueno o que tu competencia es demasiado mala. No se trata de que finjas ser humilde o de subestimarte, sino de ser realista. En el momento de presentar tu proyecto evita frases como “no hay nada parecido” y “no tenemos competencia”, porque seguramente no sólo es falso, sino que muestra que ni siquiera hiciste una investigación del mercado. Además, a pesar de que tu negocio sea muy bueno y tú seas un gran orador, siempre debes prepararte. 

4. Ten una estrategia
Muchos expertos coinciden en que la actitud de Obama fue parte de una estrategia que seguirá en los siguientes debates. El presidente -comúnmente reconocido por su carisma- se vio muy pasivo, por lo que también evitó responder a los ataques y mentiras que le lanzó Romney. Castañeda sugiere que probablemente Obama adoptó la estrategia de Muhammad Ali en la memorable pelea con George Foreman donde se dejó golpear hasta que el contrincante se cansó. Si bien aún no sabemos cuáles serán los resultados de la contienda, lo más seguro es que Obama tenga un “as bajo la manga”. 

En la búsqueda de inversores y socios siempre debes tener una estrategia tanto para presentar tu proyecto como para responder a las críticas y a las negativas. No dejes nada al azar porque tú, a diferencia de Obama que tiene todavía cinco semanas de campaña y más debates en los que participar, sólo tendrás una oportunidad y algunos segundos para convencer a tu audiencia. Así que tu estrategia debe ser sencilla pero efectiva y contundente.