Plan de Negocios

Apuesta por el mercado estudiantil

Emprende con una franquicia educativa o de entretenimiento que atienda a los más de 30 millones de estudiantes en el país.
Apuesta por el mercado estudiantil
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El pasado mes de agosto, cerca de 30 millones de niños y jóvenes inician un nuevo ciclo escolar en las primarias y secundarias del país. Esto implica desde uniformes, útiles y mochilas hasta papelería, equipos de computación y, sobre todo un nicho de mercado por explotar.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) estima que en promedio las familias mexicanas gastan entre $1,000 y $10,000 durante este periodo. De acuerdo con José Juan Rosas, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope), las micro y pequeñas empresas de la Ciudad de México que atienden las necesidades que surgen a partir del regreso a clases perciben (en total) un ingreso de hasta $1,400 millones.

Pero un negocio que se ocupa de este mercado no se limita a la temporalidad de los meses de julio y agosto, siempre y cuando cuente con una oferta integral que cautive a sus clientes. Si te interesa atender a este mercado, toma en cuenta que la creatividad es de gran importancia pues será la clave para diferenciarte de la competencia y posicionarte en la mente de sus consumidores.

Reforzando conocimientos

Uno de los servicios más demandados es el apoyo extra escolar. De acuerdo con Ignacio Landero, director general de Educa-System, Tu Profesor en Casa, este auge se debe a la falta de atención personalizada que existe en las escuelas. “Uno de cada tres alumnos requieren clases particulares porque estudian en grupos de 30 niños o más pero aprenden a un paso diferente que el resto de sus compañeros y comienzan a quedarse atrás”, explica.

Con esta idea en mente, el emprendedor lanzó esta franquicia en 2006. Su objetivo: profesionalizar las clases particulares a domicilio de todos los niveles educativos, con una plantilla de más de 2,000 profesores certificados, para ofrecer calidad y buenos resultados en las boletas de sus clientes.

Dada la naturaleza del negocio, su programa educativo va de la mano del ciclo escolar. Sin embargo, parte de su éxito está en que ha sabido diversificar su oferta para mantenerse vigente todo el año. “Trabajamos con algunos colegios, ofrecemos cursos de verano, atendemos otros mercados como el de adultos y damos clases de idiomas, computación y música, entre otras”, afirma el directivo. Durante el periodo de regreso a clases sus inscripciones se incrementan un 30 por ciento.

Aunque su mercado meta son los niños y jóvenes, el emprendedor afirma que quienes realmente toman la decisión en este ámbito son los papás, principalmente las amas de casa. Ellas buscan garantía, seguridad y resultados, por lo que entenderlas y atender sus demandas son factores clave para emprender con éxito, asegura Landero.

Otra de las preocupaciones comunes de los padres de familia son las limitantes que tiene la oferta educativa en el país. Es por ello que buscan complementar su formación con opciones para que sus hijos tengan una mejor preparación fuera de las aulas. Aquí es donde entran las actividades extraescolares, siendo los idiomas una de las más solicitadas, con el inglés a la cabeza.

Una empresa que identificó esta oportunidad es Froggin Learning Center, que en cuatro años de operación suma nueve unidades en todo el país. El director de franquicias de la marca, Edgar Rodríguez, explica que su éxito se basa en dos factores: la especialización y su metodología. “Nos enfocamos de manera exclusiva en la enseñanza del inglés a niños de tres a 12 años, en grupos pequeños de máximo ocho alumnos por salón y usamos juegos didácticos durante la clase. Todo esto facilita la comprensión y habla de este idioma de forma natural”, detalla.

Según el directivo, el porcentaje de incremento de inscripciones durante el periodo de regreso a clases va desde el 10% hasta el 30% en su matrícula. Y para retenerla durante todo el año, aplican estrategias como publicidad constante, promociones especiales, programas de lealtad e inscripciones abiertas en cualquier mes del año.

Debido a los resultados positivos y al potencial del mercado, hoy Froggin está en vías de internacionalización, con planes de crecimiento que contemplan la apertura de unidades en Estados Unidos y América Latina para este año.

No todo es estudio

De acuerdo con la maestra en psicoterapia infantil Gestalt, Ana Laura Gutiérrez, las prácticas recreativas deben ser prioridad para los padres como complemento al trabajo diario de los estudiantes. “De esta manera se estimulan y refuerzan otras áreas que no son forzosamente escolares y se contribuye a que tengan un mayor rendimiento académico y menos problemas de conducta”, señala la psicóloga. “Pintar, hacer ejercicio, tocar un instrumento e incluso la gimnasia cerebral fomentan la disciplina, motricidad e intelecto, por mencionar algunos”.

Con una oferta que explora más allá de las actividades tradicionales como el futbol, surgió en 2010 My Yoga Kids Evolution Center luego de identificar la necesidad de tener un deporte no competitivo. “Queríamos algo que fuera una filosofía y un estilo de vida para darle a los niños un equilibrio físico, mental y espiritual”, explica Gabriel Farah, director de franquicias de la empresa con sede en Monterrey, Nuevo León.

Los retos al introducir un concepto tan novedoso pueden ser muchos. Sin embargo hay que saber utilizar esas diferencias como fortalezas, comenta el directivo. “El yoga ha existido durante miles de años, pero nadie lo había dirigido a niños. Nosotros contamos con una metodología propia, es decir, nuestro mayor reto es que somos únicos en el mercado, pero también es nuestra mayor oportunidad”, afirma.

Este tipo de negocios, que directamente no están relacionados con la educación, también se benefician del regreso a clases, pues durante este periodo tanto los niños como sus papás deciden las actividades que tendrán prácticamente todo el año escolar. “Nuestras inscripciones aumentan alrededor de un 20% durante esta época”, comenta Farah.

Por su parte, la psicóloga Ana Laura explica que “estos negocios también ven un incremento significativo en sus inscripciones durante las vacaciones ya que muchos papás trabajan y quieren asegurarse de que sus hijos hagan algo productivo y de valor”. De ahí que la recomendación es manejar una oferta integral que incluya cursos de verano y actividades durante invierno y semana santa.

Pero ojo: los niños son clientes difíciles de complacer, debes cuidar que las actividades que ofreces sean dinámicas, se adapten a sus gustos y no excedan cierto número de horas a la semana para evitar que se fastidien (lo cual varía dependiendo la actividad).

Emprende con responsabilidad

El ritmo de vida actual ha modificado los hábitos de las familias mexicanas. Así, es cada vez más común que los niños sufran de ansiedad, poca capacidad de concentración, obesidad, baja autoestima y enfermedades relacionadas con el estrés. De ahí que al emprender en un negocio que atienda directamente a niños y jóvenes, se asuma un importante compromiso social para su bienestar.

Ignacio Landeros explica que el objetivo de todo negocio educativo debe ser mejorar la calidad de la educación en México. Y no es para menos: los resultados de la prueba ENLACE 2011 –aplicada a más de 14 millones alumnos en cerca de 124,000 planteles– revelaron que más de la mitad de los estudiantes de tercero a sexto de primaria tiene calificaciones de insuficiente o elemental en matemáticas (63%), español (60%) y geografía (66%). El escenario negativo se repite en secundaria pero con porcentajes más altos de matemáticas (84%) y español (82%).

Por su parte, Gabriel Farah asegura que quien quiera emprender en este sector, debe estudiar y capacitarse de manera continua, así como aprender de los pequeños. Y considera que además de conocimientos, las empresas deben aportar valores. “A través de la práctica del yoga, nosotros logramos inculcar respeto, moderación, cultura de salud integral y un estilo de vida más sano en los niños”, señala.

Finalmente, Laura Rodríguez, directora asociada de la agencia Lexia Investigación Cualitativa, afirma que según el estudio Los niños y su mundo 2012, los menores están cada vez más expuestos al mundo adulto, por lo que dejan la infancia a muy temprana edad (10 años). “Sin embargo, ellos buscan seguir siendo ‘chiquitos’ por lo que cualquier espacio o actividad que les permita olvidarse de los problemas a los que están expuestos en sus hogares será muy bien recibido por ellos”, asegura.

Otras opciones

Además de los del tipo educativo y de entretenimiento, existen negocios que también se benefician de esta temporada pues incrementan sus ingresos hasta un 70% durante el regreso a clases, de acuerdo con cifras de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope). Algunos de ellos son:
Papelerías
Librerías
Servicios fotográficos
Venta de uniformes y ropa deportiva
Zapaterías
Equipo de cómputo y consumibles
Casas de empeño
Servicio de niñeras
Comidas escolares

45 negocios llave en mano

Encuentra la opción ideal para iniciar tu propio negocio de la mano de una franquicia. Haz clic aquí