Consultoría

Convierte tu temor en combustible

Elimina las amenazas fantasma que te inhiben y conviértelas en motivadores para alcanzar tus sueños.
Convierte tu temor en combustible
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Algunas veces, los riesgos a los que te enfrentas como dueño de un negocio pueden ser más escalofriantes que encontrarte con un montón de payasos malignos en un callejón oscuro. Muchos temores tienen un elemento de enfrentarse a lo desconocido, señala Jonathan Fields, emprendedor serial. 

Este temor puede convertirse en una barrera que detiene a los emprendedores y los inhibe de hacer cambios que serán benéficos en el largo plazo, o puede ser una fuerza motivadora, que agudiza los sentidos y mejora el desempeño. El riesgo de perder, la incertidumbre y el miedo a ser juzgados son los “tres jinetes del miedo”, señala.

Fields te comparte estos tres pasos para que empieces a usar el miedo como una herramienta que motive la innovación y el crecimiento en tu negocio. 

1. Derriba tus mitos
Fíjate en las principales ideas que te están causando temor. Sé claro sobre lo que te está causando estos miedos e identifica las creencias de fondo que te están haciendo pensar de esa manera. 

Quizás la crisis económica te hizo mucho más cauteloso en la forma en la que gastas tu dinero, sobre todo en las áreas que no deseas cambiar. Entender las raíces de tus miedos es el primer paso para determinar si están basados en la realidad o en el pesimismo.  

2. Avanza poco a poco
Quizás aún no sabes lo suficiente sobre aquel mercado nuevo que tienes en la mira o temes que a las personas no les gusten tus productos o acciones de marketing. Haz una lista de los pasos que puedes tomar para mitigar el riesgo. Haz pruebas con un focus group o realiza encuestas para obtener retroalimentación que te den más confianza. 

Aprende más del mercado en el cual te vas a insertar. Asiste a conferencias y eventos de la industria o contrata a un consultor para que te aconseje. Invierte una parte de tu presupuesto para desarrollar programas piloto para tus nuevos emprendimientos en lugar de arriesgar una gran cantidad de dinero en hacer algo que no sabes si funcionará. 

3. No te desanimes por lo que digan los demás
Mientras das cada paso, observa los resultados. ¿La respuesta a tus acciones es positiva o negativa? Si es buena, sigue adelante. Si tus miedos están probando que estabas en lo correcto, cambia de dirección. Pero nunca te dejes desanimar por lo que piensen los demás, a menos de que sean tus clientes, afirma Fields.

Al repetir este ejercicio básico sobre diferentes miedos en tu negocio, Fields afirma que poco a poco te convertirás en un receptor natural del miedo y de los retos. Con práctica, dejarás de temer las amenazas fantasmas y te inclinarás más a tomar riesgos calculados que te traerán grandes recompensas.