Especiales patrocinados

La gente trabaja más feliz desde casa

Ángel Reverol, dueño de Orange, una agencia de marketing integral, contrató una oficina virtual para mejorar su imagen.
La gente trabaja más feliz desde casa
Crédito: Depositphotos.com

Ángel Reverol es dueño de Producciones Orange Marketing, una agencia de mercadotecnia integral especializada en actividades de publicidad BTL y de punto de venta, comunicación digital y relaciones públicas. 

El empresario tiene la filosofía de que la gente es más feliz y trabaja mejor si lo hace desde su casa. Además, por el sector en el que se desarrolla su negocio debe hacer muchos viajes y visitar directamente a los clientes por lo que el uso de una oficina resultaba no sólo inútil sino también un gasto innecesario. 

Fue entonces cuando Reverol decidió contratar los servicios de Oficina Virtual de Regus, empresa líder en espacios flexibles. Aunque en un inicio apostó por una oficina física (totalmente amueblada y equipada) brindada por la misma compañía, recientemente mudó a Orange al mundo virtual en el Centro Plaza Patriotismo, de la Ciudad de México. 



Gracias a esta elección, ahora sus empleados pueden realizar “home office” y tener flexibilidad laboral. Pero cuando Ángel necesita recibir a algún cliente o efectuar reuniones importantes con su equipo o personas del exterior, usa las instalaciones de Regus, como las salas de juntas, ubicadas en zonas prestigiosas y estratégicas repartidas en 550 ciudades. 

“La modalidad de servicios de Regus es muy buena, lo percibo sumamente positivo para efectos de hacer negocios. Deja una gran impresión al usar sus instalaciones, cuestión que quieren todos en sus clientes”, afirma el emprendedor. 

En este tiempo, Reverol ha confirmado que tener una oficina virtual le ha ayudado a ofrecer una buena imagen a los consumidores y a disminuir considerablemente costos en su empresa, puesto que Regus ofrece planes básicos desde 49 dólares al mes. 

Actualmente, el empresario tampoco se preocupa de asuntos relacionados con la oficina, como pagar la luz, el manejo de correspondencia o la contestación telefónica.  “Si necesito hacer envíos, los puedo hacer a través de Regus; si necesito información de algo, la obtienen. Siempre están dispuestos a ayudar”, concluye.