Tecnología

Innovar según Apple, Google y Samsung

Estos gigantes tecnológicos demuestran que hay tres formas de innovar en el mercado y que se puede tener éxito con cada una.
Innovar según Apple, Google y Samsung
Crédito: Depositphotos.com

Cuando las personas piensan en las compañías más innovadoras, por lo general suelen recordar a aquellas que ofrecerán nueva e increíble tecnología. Por ejemplo, los autos que se manejan solos o los lentes de realidad aumentada son historias más atractivas que, digamos, un iPad de menor tamaño. 

Sin embargo, en el estudio Innovation 1000, de Booz & Co. se muestra que superar los límites de la tecnología es tan sólo uno de los tres caminos que puede seguir la innovación. Cada uno de ellos es difícil de ejecutar y demuestran que se requiere de igual cantidad de innovación en el proceso de investigación que en el de desarrollo.

El co-autor del estudio,  Barry Jaruzelski, describe cada fase y cómo Google, Apple y Samsung sobresalen en ellas: 

1. Buscadores de necesidades (piensa como Apple)
Este tipo de compañías destaca porque su estrategia de innovación se basa en conocer a los consumidores incluso mejor que ellos mismos; en identificar necesidades que no han sido expresadas aún, y después ser el primero del mercado que satisfaga esas necesidades. 

Depende más de la observación de los consumidores que de hacer investigación de mercado. Es decirles a las personas qué es lo que quieren, observar a los consumidores y ver cómo interactúan con el producto y con los de la competencia, así como identificar oportunidades en los problemas que están teniendo con ellos. 

Apple no inventó la pantalla táctil interactiva. Pero la empresa ha hecho mucho más dinero con ella que cualquier otro al enfocarse en cómo la usa la gente y en entregar una mejor experiencia de uso.

2. Lectores del mercado (piensa como Samsung)
Un lector del mercado es parecido a un seguidor con habilidades de rapidez. No significa que ignoren a sus clientes, pero están más interesados en ver qué hacen los competidores y qué ofrecen al mercado, así como en las tendencias que están teniendo tracción para después ofrecer una versión propia de esa innovación. Esto se basa más en inteligencia competitiva. 

Samsung no hubiese escalado cinco puestos en tres años en el ranking de las empresas más innovadoras del mundo si hubieran creado versiones chafas del iPhone. La compañía desarrolla nuevas versiones de los productos, lo cual se ha convertido en una efectiva estrategia de innovación. 

3. Dominadores de la tecnología (piensa como Google)
Esta categoría es la más parecida al modelo tradicional de la tecnología, donde el péndulo no está alejado de los consumidores y los mercados, pero que está mucho más orientado en buscar nuevos usos y aplicaciones para la tecnología. 

Este modelo es el que por años ha definido a la innovación, pero ser el primero en idear algo no siempre es la mejor manera de generar más ganancias. Cada una de estas empresas ha definido diferentes formas de innovación y las tres han logrado el éxito.