Recursos Humanos

Tips de motivación para empleados

Las recompensas monetarias no siempre consiguen inspirar al personal. Por eso, aprende a manejar tus bonos e incentivos.
Tips de motivación para empleados
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Cómo mantienes motivados a tus empleados? ¿Cómo les muestras que su trabajo es valorado? Muchos dueños de negocios usan bonos o aumentos de salario, y aunque todos amamos tener dinero extra, motivar a tu equipo con dinero no siempre es la forma más efectiva de hacerlo. 

“A menos de que seas extremadamente cuidadoso con cómo usas tus recompensas, podrías tener gente que sólo trabaja por dinero”, señala Edward Deci, psicólogo en la Universidad de Rochester. 

Algunos expertos, como Deci, están en contra de usar el dinero como estrategia de motivación, especialmente cuando los empleados anticipan esa recompensa antes de terminar la tarea. “Debemos compensar a la gente justamente, pero si se usa el dinero para motivarla a hacer algo, nos puede acabar perjudicando”, afirma. Otros piensan que el dinero puede servir para motivar a los empleados, sin  comprometer la auto motivación. 

“El dinero es algo muy motivante para los seres humanos”, afirma Ian Larkin, profesor en Harvard Business School. “Pero decir que el dinero es lo único que debemos usar es también una tontería. Las empresas piensan demasiado en utilizar el dinero como motivador, dejando a un lado otros motivadores más importantes”.  

Te entregamos algunos tips sobre cómo usar y cómo no el dinero al recompensar a tus empleados. 

1. Brinda un sentido de autonomía
Los empleados necesitan autonomía y respeto para sentirse motivados. Cuando el dinero es usado como carnada, puede debilitar el sentido de poder. En este tipo de situaciones, Deci sugiere que los empleados se sienten controlados por lo que pierden la auto motivación. Una oficina que demanda excesivas horas extra a cambio de bonos puede convencer a los empleados a trabajar, pero seguramente su desempeño será deficiente.

Mejor, ofrécele a tu personal algunas libertades, escúchalos y dales la oportunidad de seguir y alcanzar sus metas. Crea un ambiente laboral agradable para que no necesites de ‘carnadas’ para convencerlos de trabajar. 

2. Usa una variedad de recompensas individualizadas
Así como debes ajustar tu estilo de liderazgo para tratar con cada empleado, también debes adaptar tu estilo motivacional. Considera los valores, tareas y metas de cada empleado. “Las recompensas monetarias no funcionan para todos” afirma Larkin. Recuerda que el dinero debe ser una parte, y no la totalidad.

“No caigas en la trampa de creer que las remuneraciones pueden arreglar todo” sostiene el experto. “Saber dirigir una empresa es más importante que diseñar un programa de incentivos”. Habla con la gente, entiende sus necesidades y dales la oportunidad de crecer. Finalmente, esos esfuerzos son más motivadores. 

3. Enfócate en los medios y en el fin
Si recibir un bono es el gol principal, los empleados empezarán a tomar atajos. “Si la actividad es un instrumento para la recompensa, entonces tratarán de hacerla lo más rápido posible”, afirma Deci. 

Como líder, debes enfatizar en los objetivos a largo plazo, así como en la misión de la empresa, y prestar atención en cómo tus empleados alcanzan sus metas. Recompensa a tus colaboradores que mejor muestran tus valores y sé claro expresando que son esos comportamientos los que quieres impulsar en tu compañía.