Columnas

¿Lo quieres?

Nunca es el momento indicado para iniciar un negocio, siempre habrá riesgos. Lo importante es que realmente desees conseguirlo.
  • ---Shares

En las comedias también existen lecciones de negocios. Y en un capítulo de Modern Family aprendí cuál es la pregunta que debe hacerse un emprendedor antes de iniciar un negocio. 

Creo que es algo que nos pasa a todos. Cuando estás en una profesión, te conviertes en una persona extremadamente crítica en todo lo referente a ésta. Por ejemplo, yo como editora, cuando veo una publicidad, leo un artículo o incluso un libro, constantemente me estoy fijando en los errores de ortografía o de redacción. En cambio, mis amigos diseñadores siempre están observando la parte gráfica y el uso de tipografías. Es como si quedaras “contaminado” y por más que intentes no puedes deshacerte de este "ojo juzgador". 

Pero además de mi obsesión por la sintaxis y la gramática, he de aceptar que últimamente he desarrollado una gran habilidad para relacionar todo -en serio todo- con el mundo de los negocios. Y es que tanto en la ficción (en libros, películas, etc) como en la realidad surgen cientos de anécdotas y situaciones que bien podrían compararse con el ámbito empresarial. Finalmente las reglas que rigen a una persona común y corriente también rigen al dueño de un corporativo o al protagonista de un comic. 

Ayer me ocurrió esto mismo. Estaba viendo mi serie de comedia favorita, Modern Family, cuando les ocurrió algo a los personajes que creo le pasa a todos los emprendedores. Estaban sentados en la entrada de la casa Phil y Jay (yerno y suegro) cuando Phil (el yerno) le pide consejo a Jay (empresario exitoso) porque fue invitado a ser socio de una nueva empresa de bienes raíces. 

Phil asegura que es una gran oportunidad, pero que, por el otro lado, tiene miedo de los riesgos ya que actualmente tiene un buen empleo y tres hijos que mantener. Entonces, Phil pregunta “¿es el momento indicado para hacerlo?” A lo que Jay responde: “nunca es el momento indicado, tu casa podría quemarse mañana. Pero la pregunta en realidad es ¿lo quieres?” Finalmente, Phil acepta la propuesta. 

Éste es el difícil dilema al que se enfrenta la mayoría de los emprendedores: dejar un empleo seguro para lanzarse a la aventura. Como bien lo dice Jay, nunca existe el momento correcto para hacerlo y siempre existirán los riesgos de tomar esta decisión. Sin embargo, lo importante es que aquello que persigues sea un sueño por el que estás dispuesto a trabajar y esforzarte todos los días. Y ésa es la única clave del éxito en los negocios: querer verdaderamente ser empresario y amar el proyecto. 

Así que si estás decidiendo independizarte e iniciar un negocio por tu cuenta, antes de hacerlo pregúntate: ¿Lo quieres?