¿Tu hobby puede ser negocio?

¿Estás pensando en hacer de tu pasatiempo una empresa? Conoce los requisitos para que triunfe en el mercado.
¿Tu hobby puede ser negocio?
Crédito: Depositphotos.com

Si piensas transformar aquello que haces por simple gusto en una empresa, seguro te preguntarás cómo saber si tiene lo que se necesita para convertir este sueño en realidad. Aunque no hay un test que pueda brindarte una respuesta precisa, existen ciertas preguntas esenciales que te ayudarán a determinar si cumples con los requisitos para ser exitoso en este nuevo proyecto. 

1. ¿Qué tan comprometido estás?
Una cosa es cierta: los emprendedores exitosos tienen un gran compromiso con su negocio. Se trata de algo simple de entender, pero difícil de llevar a la práctica. Si eres de los que pasa de un hobby a otro sin estar realmente enfocado en algo o te distraes fácilmente, tal vez no es tu momento. Los emprendedores son persistentes, incluso cuando las cosas se ponen difíciles.

2. ¿Tienes paciencia?
Aunque no todas las personas optimistas emprenden un negocio, la mayoría de los emprendedores piensan positivamente. Desde los que son dueños de un solo local hasta los fundadores de las compañías más importantes, todos tienen en común la habilidad de convertir los desafíos en oportunidades. Sin esta característica esencial es difícil motivar a los empleados y triunfar en medio de una crisis.

3. ¿Te gusta tomar decisiones?
Esto implica asumir un compromiso. Y cuando las decisiones no son adecuadas, las consecuencias pueden ser fatales. Especialmente cuando empiezas un proyecto con capital y recursos limitados. ¿Es mejor instalar la oficina en casa o rentar un espacio? ¿Cómo fijar el precio de tus productos o servicios? ¿Cuál será tu público meta?... en fin, son muchas preguntas que debes responder. Y es que la diferencia entre un hobby y un negocio es que las decisiones tienen implicaciones financieras. ¿Podrás disfrutarlo igual?

4. ¿Tienes capital?
Una vez que tienes un plan de negocios y sabes que tu pasatiempo puede ser un negocio rentable, el próximo paso es financiarlo. La recomendación en estos casos es no renunciar a tu trabajo. Conseguir un crédito no es sencillo y requiere de muchos sacrificios. Así, si mantienes un salario y las cosas no funcionan como lo planeaste, por lo menos tendrás cómo soportar una crisis, sin tener que perder tu empresa.

5. ¿Te gustan las ventas?
Cuando eres emprendedor, tu trabajo es vender, ya sean productos, una visión de negocios e incluso, a ti mismo. Y tendrás que hacerlo todos los días, varias veces. No te preocupes, si realmente tienes lo necesario para ser emprendedor, lo disfrutarás.

Si respondiste que sí a la mayoría de las preguntas, entonces estás listo para trasformar tu hobby en un verdadero negocio. Si tus respuestas fueron negativas y todavía sientes las ganas de ser empresario, lo mejor es buscar un socio que te apoye para hacer realidad tu sueño. Recuerda que aunque realmente disfrutes tus pasatiempos, piensa si estarás dispuesto a que se conviertan en un modo de vida con implicaciones financieras