Franquicias

7 virtudes del buen franquiciatario

Conoce qué habilidades debe desarrollar un empresario para relacionarse, mantener el rumbo y lograr el éxito con este modelo.
7 virtudes del buen franquiciatario
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Muchos creen que ser dueño de una franquicia es sólo para emprendedores. Pero la verdad es bastante distinta. El modelo de franquicia se basa en replicar el éxito del negocio original, mientras que los emprendedores suelen crear e innovar nuevos negocios.

La habilidad y la sabiduría para seguir la dirección correcta es una de las claves desarrollar una franquicia. Después de todo, si el negocio ya cuenta con un modelo establecido y probado que funciona, sería contraproducente luchar contra ese sistema para crear algo distinto.

Además de seguir el sistema probado, hay una variedad de características personales que hacen de alguien un buen franquicitario:

1. Relacionarse
No importa qué franquicia hayas elegido, siempre habrán cientos de clientes y varios empleados, por lo que las relaciones y la comunicación humana son un factor clave para el éxito. Los franquiciatarios exitosos contar con facilidades para relacionarse y conocer gente nueva. Asimismo, disfrutan administrando a sus empleados y reteniendo a los mejores.

Además, el buen franquiciatario debe trabajar de forma eficiente con las oficinas centrales de la franquicia, especialmente cuando el negocio está recién en pañales. Los franquiciantes más exitosos, frecuentemente son aquellos que comparten más conocimientos con sus pares. Entonces, mientras más facilidades tengas para crear lazos, más posibilidades tienes de triunfar.

2. Enfocarse en los resultados
Un franquiciatario exitoso siempre está preocupado de obtener resultados. Tienen claro que trabajar mucho no es sinónimo de obtener logros. Por ende, es importante contar con puntos de referencias para medir los objetivos. También debe estar dispuesto a evaluar sus resultados y a cambiar de dirección si no se están logrando los objetivos propuestos.

3. Motivador
Ser capaz de motivarse a uno mismo y a los que los rodean (en particular a los empleados) es un aspecto clave en la personalidad de un franquiciatario exitoso. Un dueño de franquicia no puede sentarse y esperar que lleguen los negocios, él mismo tiene que buscarlos. Un empleado nunca va a tener las mismas ansias de triunfo que el dueño. Por ende, el franquiciatario debe ayudar a los empleados a preocuparse más por su trabajo y mostrarles la importancia de alcanzar las metas, en beneficio de todos.

4. Calma y confianza
Especialmente en tiempos de crisis, un aspecto importante de un franquiciatario es poder ser el apoyo con el que todos pueden contar. Un buen líder comprende lo que está pasando en el mercado, pero no cae presa del pánico. Simplemente, se enfoca en las tareas fundamentales del negocio para alcanzar el éxito, mientras ayuda a los empleados a hacer bien su trabajo.

5. Actitud positiva
Un buen franquiciatario mantiene siempre una actitud positiva y enfocada hacia el adelante. Se concentra más en las oportunidades y las soluciones que en los problemas. Se encarga de forma rápida de los conflictos, sin preocuparse de las culpas. El pasado es pasado, hay que mirar al presente y al futuro.

6. Evitar riesgos
¿Utilizas cinturón de seguridad al manejar y tomas otras precauciones en otras actividades diarias? Si lo haces, es porque probablemente te gusta minimizar los riesgos en cualquier situación. Lo mismo ocurre cuando alguien decide comprar una franquicia.

La gente que prefiere evitar los riesgos, elige un negocio con un buen historial utra-seguro. También sacarán ventaja de toda su experiencia, además de obtener la mayor cantidad posible de información del franquiciante y los demás franquiciatarios. Si por el contrario, te gusta correr riesgos, quizás las franquicias no sean para ti.

7. Visión a largo plazo
Un franquiciatario exitoso mantiene un ojo en la recompensa: el objetivo a largo plazo que quiere alcanzar mediante la franquicia. Estará pensando en sus ingresos en el futuro y el estilo de vida que quiere alcanzar, mientras mantiene el negocio creciendo.

Esto puede acarrear trabajar por largas horas o limpiar la grasa de la cocina. No importa. Si puedes mantener la vista a largo plazo mientras realizas tareas operativas y mundanas, cuentas con un rasgo clave y valioso para alcanzar el éxito con tu franquicia.