Recursos Humanos

Impulsa tu negocio con amor

El secreto de un clima laboral productivo y creativo está en las conexiones entre los miembros de la empresa. ¡Motívalas!
Impulsa tu negocio con amor
Crédito: Depositphotos.com

El secreto de un lugar de trabajo más creativo y productivo puede encontrarse en un sentimiento que los dueños de negocios raramente impulsan en la oficina: el amor.

Olvidemos el tipo de amor que vemos en las tarjetas de San Valentín. De acuerdo a la investigadora de emociones Barbara Fredrickson, autora de "Love 2.0: How Our Supreme Emotion Affects Everything We Feel, Think, Do, and Become" el amor es algo mucho más ordinario.

“Amor es cualquier emoción positiva que compartimos con otra persona en tiempo real”, afirma Fredrickson. “Puede compartirse serenidad, orgullo o compasión, pero en el minuto en el que se comparte, se convierte en una experiencia de amor”.

El amor cambia la forma en que el cerebro funciona. “Nos permite ver el panorama general y conectar los puntos”, afirma la experta, y añade que las emociones positivas ayudan a la gente a ser más creativa y productiva. “Estos pequeños momentos de conexión son clave para desatar la capacidad creadora”.

Seguido experimentamos estos momentos en el trabajo, a pesar de que muchas veces no los reconocemos. Pero conforme más los sintamos, más nos preocupamos por el bien de la empresa y de sus miembros. “Empiezas a preguntarte cómo funciona la comunidad a tu alrededor”, afirma Fredrickson, sugiriendo que los empleados más conectados tienden a trabajar más por el bien común de la compañía.

Como líder, es conveniente que adoptes y promuevas este sentido de conexión en tu empresa, por medio del ejemplo. “Si expresas ese estado de apertura que es auténtico y sincero, esa misma vibra se te regresará”, dice Fredrickson.

Te damos cuatro consejos que te ayudarán a liderar una empresa más amorosa y conectada:  

1. Identifica tus conexiones diarias
Muchos momentos de conexión pasan inadvertidos porque no estamos acostumbrados a pensar en ellos. Puedes incrementar su frecuencia e impacto al reflexionar en ellos por un minuto al final de cada día. Pregúntate a ti mismo: ¿Con quién realmente me conecté hoy? ¿Qué estábamos haciendo? Sólo observa qué sucedió.

Haz de esta reflexión un hábito diario y elige un lugar y hora para hacerlo. “Realmente ayuda a ligarlo con un espacio físico, como por ejemplo, todos los días que camine hacia el coche pensaré en ello”, dice Fredrickson. Un minuto al día es lo único que se necesita para reforzar este hábito.

2. Pasa más tiempo cara a cara
Usamos pistas físicas y verbales para establecer una conexión con alguien, por eso necesitamos hablar en persona. “Pasa menos tiempo viendo una pantalla y más viendo una cara”, dice Fredrickson.

Haz un esfuerzo en tener conversaciones significativas todos los días. Motiva a la gente a comer junta, a crear oportunidades de colaboración y organizar eventos sociales casuales. Simplemente reírse de un video divertido juntos es un momento de conexión. Si trabajas remotamente, entonces las videoconferencias y llamadas telefónicas ayudan a generar esos momentos.

3. Practica la meditación
“La meditación es una de las formas más poderosas de incrementar las emociones positivas y conexiones en las personas”, señala Fredrickson. Practicar todos los días la meditación te entrena a ser más abierto a los momentos de conexión, lo que causa un efecto dominó en tu compañía y círculo social.

Meditar a diario te ayudará en todos los ámbitos. Está probado que aumenta las emociones positivas, disminuye el estrés, mejora la salud e incluso desacelera el proceso de envejecimiento. “Las emociones son eventos de mente y cuerpo”, dice Fredrickson.