Startups

Joven, emprendedora y altruista

Maya Penn tiene 12 años y es dueña de una exitosa tienda online que vende ropa y accesorios eco amigables.
Joven, emprendedora y altruista
Crédito: Depositphotos.com

La historia de éxito de Maya Penn ha aparecido en Forbes, Black Enterprise, Ebony, Huffington Post, Rebook y en Fox 5 News, de Atlanta. Y sólo tiene 12 años.
La emprendedora, filántropa, diseñadora, artista, animadora, ilustradora y escritora podría parecer singular al compararse con sus compañeros de secundaria. Pero para la joven empresaria de Atlanta, que inició creando diademas para las amigas de la familia cuando tenía ocho años, sus ambiciones de emprendimiento simplemente son producto de su ambiente.

“Inicié mi negocio por curiosidad”, dice Penn, cuya tienda online Maya’s Ideas se ha expandido hacia una línea de accesorios hechos a mano y de ropa elaborada con materiales eco amigables como telas recicladas y algodón orgánico.

No sólo su madre Deidre le enseñó a Penn a coser siendo muy joven, sino que su padre John, también emprendedor, le sirvió de ejemplo. Y gracias a la educación en casa, los Penns fueron capaces de personalizar la educación de su hija hacia la resolución de problemas y la generación de nuevas ideas de negocio.

“Siempre hemos motivado a Maya a tomar sus propias decisiones”, dice Deidre. “Queremos darle un sentido de independencia”.

Y hasta ahora ha funcionado. A pesar de que trabaja en el negocio sólo medio tiempo, Maya’s Ideas está en camino de conseguir US$55,000 en ventas este año. También se ha comprometido a donar 10 por ciento de sus ganancias a distintas obras en Atlanta. Penn ha donado US$4,000 además de muchas horas de voluntariado.

Entre estudios, dirigir un negocio y ser una pre adolescente, entrevistamos a Penn sobre su aventura como emprendedora. Ésta es una versión editada de la conversación:

P: ¿Qué opinan otros niños acerca de que seas dueña de tu negocio?
R: Piensan que es algo muy ‘cool’ y algunos se han inspirado incluso a crear su propio negocio. Me encanta poder compartirlo con el mundo y enseñar a otros niños como yo sobre cómo ser emprendedores.

P: ¿Cómo te interesaste en las causas medioambientales?
R: He aprendido muchas cosas, como la energía solar, de mi padre. Cuando era niño ganó premios de la NASA y de la Fuerza Aérea de Estados Unidos por sus proyectos en las ferias de ciencias. Además, mientras creaba mis productos empecé a hacer mis propias investigaciones y encontré los efectos que tienen los químicos de la ropa en la piel y el planeta. Entonces pensé cómo ayudar al medio ambiente con mi negocio. Desde ese momento supe que sería eco friendly.

P: Das 10 por ciento de tus ganancias a la caridad. ¿Por qué?
R: Desde que era niña, mis padres me han enseñado que debo compartir y ayudar a los demás cuando lo necesitan. Solía ir al supermercado con mis papás a comprar comida enlatada para donarla. Fue algo natural aplicar el mismo principio en mi negocio.

P: ¿Cómo conseguiste el dinero para empezar a hacer tus diademas y lanzar tu negocio?
R: La mayoría de los materiales que usé era tela que mi mamá ya no necesitaba, así como prendas vintage y recicladas. Le pedí permiso a mi mamá para usarlas, claramente. Para otras provisiones que necesitaba, mi mamá me dio un presupuesto de 200 dólares. Como mis accesorios empezaron a venderse, pude usar ese dinero para comprar más material. Y todo despegó desde ahí.

P: ¿En dónde te ves en cinco años?
R: Haciendo exactamente lo mismo que hago ahora. Siendo emprendedora y filántropa y haciendo todo lo que me sea posible para ayudar al planeta. Puede que sea una sola persona, pero creo que las acciones pequeñas pueden conducir los grandes cambios.

P: ¿Cuál es tu consejo para niños que quieren emprender?
R: Usen un diario en el que puedan escribir todas sus ideas para sus negocios. Ya sea un pequeño pensamiento que cruce por tu mente o tu siguiente gran idea, es importante tenerlo por escrito. Además, es esencial que creas en ti mismo y en lo que haces. No te desmotives si las cosas van más lentas de lo que esperabas; no te rindas fácilmente.