Recursos Humanos

Cómo crear una buena cultura empresarial

Un ambiente donde se valore al personal y les permita crecer atrae a los mejores recursos humanos hacia una empresa.
Cómo crear una buena cultura empresarial
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Incluso la mejor estrategia de negocios puede quedarse en nada si no se cuenta con el talento para llevarla a cabo. Es por ello que atraer a empleados habilidosos y motivados es tan importante para las empresas, especialmente para aquellas que recién comienzan.

Se requiere de un tipo de persona especial para unirse a una startup. Los candidatos ideales deben demostrar una gran tolerancia al riesgo y flexibilidad, debido a que sus roles suelen evolucionar conforme cambian las necesidades del negocio. Aquellos que combinen el talento con la habilidad de arremangarse para hacer el trabajo necesario, sin importar si les corresponde o no, son los que debes tener en tu trinchera.

Estas personas están allá afuera, pero puede ser un verdadero reto no sólo encontrarlas sino también convencerlas de unirse a tu negocio, y no a otro.

No hay dos candidatos iguales, pero un salario competitivo y beneficios extra pueden ser factores decisivos para casi cualquier empleado prospecto. Sin embargo, hay otros factores, como la cultura empresarial, que también son relevantes. Y los emprendedores generalmente se encuentran en la envidiable posición de poder crear la cultura de su empresa, de acuerdo a sus propios valores.

Por eso, te compartimos algunas formas de crear una cultura empresarial atractiva que emocione y cautive a posibles empleados:

Hazla flexible. Tener un balance entre vida personal y profesional es una de las grandes prioridades para cualquier empleado. Ofrecer la libertad de trabajar desde casa algunos días al mes y acortar la jornada laboral los viernes pueden ser pequeñas medidas que muestren que tu empresa valora a sus empleados. Esta estrategia no sólo ayuda a atraer talento, sino también a desarrollar lealtad en los empleados actuales.

Sé altruista. Hoy más que nunca la gente está interesada en ayudar a la sociedad, por lo que tener un empleador que lo impulse también es un punto a favor. Deja que tus empleados se involucren en distintas causas que la compañía soporte y motívalos a que sugieran otras formas de ayudar, ya sean voluntariados o donaciones.

Sé accesible. Con un equipo pequeño, los líderes pueden interactuar con sus empleados en todos los niveles. Para muchos empleados prospectos, este acceso puede ser un gran punto a favor. Una idea es crear una serie de ‘almuerzos’ cada cierto tiempo donde te reúnas con un grupo de empleados, o comidas uno a uno si tu negocio es más pequeño, donde escuches sus preocupaciones y respondas a sus dudas.

Ofrece oportunidades de crecimiento. Los mejores empleados quieren estar en una compañía que les permita avanzar en su carrera, por lo que desde el principio necesitan asegurarse de que haya espacio para ello. Desarrolla un programa de entrenamiento en el que puedan aprender las habilidades para ascender.

Dales una parte del pastel. La mayoría de las Pymes no pueden ofrecer acciones, pero sí considerar tener un programa de compartición de las ganancias. Esto ayuda a que los empleados tengan un sentido de pertenencia de la compañía y les da un mayor incentivo para trabajar por el éxito común.

Recompensa. Muchas grandes compañías cuentan con programas de reconocimiento de empleados los cuales ejecutan cada quincena o cada mes. Ya sea “el empleado del mes” o “el récord de ventas”, esta clase de premios ayuda a potenciar la moral de los empleados.