Emprendedores

Negocios inspirados en la naturaleza

Observando cómo funciona el cuerpo, los animales, las plantas y el agua puedes encontrar tu siguiente gran idea.
Negocios inspirados en la naturaleza
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuando Janine Benyus acuñó el término biomimética en 1997 para describir cómo la naturaleza puede inspirar la innovación, nunca esperó que su teléfono sonaría tantas veces. Desde ese entonces, compañías como Procter & Gamble, Boeing, General Electric, Herman Miller, Nike y Levi Strauss le han llamado para saber cómo usar la naturaleza como fuente de inspiración para crear sus nuevos productos.

Debido a que grandes corporativos se acercaron a ella desde un comienzo, Benyus -cofundadora de la firma de consultoría Biomimicry 3.8- dice que los emprendedores suelen ser los que desarrollan las innovaciones inspiradas en la naturaleza que los corporativos tanto buscan.

¿Por qué el interés de los negocios en la naturaleza? “Cada problema al que se enfrenta el ser humano actualmente ha sido resuelto por la naturaleza”, afirma Jay Harman, CEO de Pax Scientific, una firma que realiza investigaciones en biomimética. “Tiene millones de años de prueba y error, recursos abiertos y presupuesto para el desarrollo”.

Si te interesa buscar inspiración en la naturaleza para tu próxima idea de negocios, éstas son las tres áreas que debes investigar:

1. Elementos como el agua y el viento
Los diseños inspirados en la naturaleza son efectivos porque intentan usar la menor cantidad de energía, señala Phillip O’Connor, cofundador de PAX Pure. Su compañía está desarrollando una tecnología de purificación de agua que simula los ambientes de gran altitud. Esto permite que el agua hierva a una menor temperatura, por lo que minimiza el uso de energía y no requiere los costosos materiales de metal utilizados tradicionalmente en este proceso.

O’Connor se introdujo en el método de purificación mientras estudiaba un MBA en San Francisco, California, donde tuvo la tarea de desarrollar un modelo de negocio para la tecnología originalmente inventada por Harman en PAX Scientific. En mayo de 2012, O’Connor junto con cuatro socios fundaron PAX Pure.

Este año, el plan es conseguir $6 millones de dólares en financiamiento y se están acercando a compañías de gas y aceites para probar la tecnología. “Si observas la forma en que la naturaleza hace las cosas, notarás que lo hace con la menor cantidad de energía posible”, dice O’Connor. “Estamos rodeados por el ingenio de la naturaleza que hemos olvidado por tanto tiempo”.

2. La forma en que funciona la vida salvaje
Las plantas y los animales han evolucionado a través de los siglos hacia su forma más resistente. Es por ello que tiene sentido que los emprendedores observen la vida salvaje para inspirarse.

En 2007, Mark Spiecker y sus tres socios de negocios en aquel entonces se reunieron con el ingeniero biomédico Anthony Brennan en la Universidad de Florida para ver cómo podían ayudar a vender la tecnología de Brennan, un material que mimetiza el patrón de la piel de tiburón para repeler bacterias. Ese mismo año, fundaron Sharklet Technologies en Aurora, Colorado, ofreciendo una película adhesiva que se conserva limpia no por matar, sino por repeler las bacterias.

Brennan desarrolló la tecnología como una manera de prevenir que las algas crecieran en el fondo de los barcos, pero cuando Spiecker comenzó a vender la idea a inversionistas, su interés en la tecnología se dirigió hacia su uso en hospitales y aparatos médicos.

Los inversores se fascinaron con la inconfundible y atractiva analogía a la piel de tiburón, y hasta la fecha Sharklet ha conseguido $5.1 millones de dólares de financiamiento. Aunque el producto actualmente se vende en línea a clientes que se encargan de la sanitación de oficinas y residencias, Spiecker está en negociaciones con hospitales y compañías de equipo médico interesados en comprarlo.

Spiecker, quien no tiene entrenamiento científico, dice que los emprendedores pueden encontrar inspiración en la naturaleza al acercarse con universidades y centros de tecnología que esperan que sus ideas se comercialicen.

3. El cuerpo humano
La biomimética es una forma de desarrollar tecnologías que simulan lo que sucede en el cuerpo, haciendo que sean más precisas y adecuadas a las necesidades humanas. Lloyd Watts estaba estudiando programación cuando descubrió que “hay cosas que la biología puede hacer y la ingeniería no”.

Por ejemplo, ¿por qué un bebé puede detectar el sonido de la voz de su madre en una habitación llena de ruido, y un programa de software no? En 2000, fundó Audience y desarrolló una tecnología que imita la forma en que trabaja el oído al reconocer voces.

Watts tenía todo listo para promocionar la tecnología como una forma de mejorar los software de reconocimiento de voz en las computadoras, pero inversionistas potenciales le dijeron que se estaba dirigiendo al mercado incorrecto. Watts acudió a Peter Santos, un experto en marketing que ahora es CEO de Audiencie, quien decía que el mejor mercado eran los teléfonos celulares.

“Tienes un gran invento científico”, dice Watts. “Pero necesitas a un gran marketer para convertirlo en negocio”. El año pasado, el mercado de teléfonos móviles produjo $144 millones de dólares en ganancias para Audience.