Marketing

Viraliza tu video

Un mensaje irreverente no sólo puede lograr millones de visitas en YouTube, también ventas millonarias.
Viraliza tu video
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Pregunta a una docena de personas por qué les parece gracioso el anuncio Dollar Shave Club en Internet y probablemente recibirás doce respuestas diferentes. Empezando por un directivo que aparece con un machete, pasando por un bebé que rasura la cabeza de un señor y cerrando con un baile un poco bobo, el guión del video titulado Nuestras navajas son muy ch**gonas (Our Blades are F**king Great) está bien escrito y tiene un chiste para cada gusto.

En los primeros tres meses luego de que la nueva compañía subiera el video a YouTube, en marzo pasado, éste acumuló 4.75 millones de visitas, en gran parte gracias a que la gente lo compartió por medio de las redes sociales. Michael Dubin, la estrella del video, fundó la empresa con sede en Los Ángeles, California, teniendo la irreverencia en mente.

Este emprendedor e incurable bromista, quien funge como CEO de la firma, estudió en el teatro Upright Citizens Brigade (UCB) en Nueva York; ahí aprendió a utilizar el humorismo para atraer la atención del público. “La gente tiende a recordar las cosas cuando se presentan de manera musical, y la comedia es un tipo de musical”, dice. “Si cuando estás lanzando un nuevo negocio y compartiendo una nueva idea consigues que la gente lo recuerde, obviamente aumentan tus posibilidades de tener éxito”.

Y lo mejor es que los consumidores han respondido al esfuerzo de Dollar Shave Club. En las primeras 48 horas a partir de la publicación del video en YouTube, unas 12,000 personas se registraron para adquirir el servicio. Aparte de algunos anuncios en Google, la empresa no ha recurrido a ninguna otra estrategia de mercadotecnia.

Lo que aparenta ser un video casero hecho sobre la marcha, realmente fue un esfuerzo muy bien planeado, aclara la productora del comercial, la comediante Lucia Aniello, amiga de Michael de aquellos tiempos en que estuvo en UCB. Ella dirige Paulilu, una firma con sede en Los Ángeles que ha creado cortos cómicos para varias marcas, como Audi, Estée Lauder y los premios Emmy.

“Esto es lo que obtienes en una agencia publicitaria”, señala Dubin. “La cuestión es que no todos los emprendedores tienen la habilidad de pensar humorísticamente ni de reflexionar acerca de su negocio en la forma en que nosotros lo hicimos”, agrega. Por otro lado, los contactos de Michael ayudaron a que el costo de producción del video de Dollar Shave Club fuera bajo; sólo gastó US$4,500. Aniello calcula que un video tan cuidado le costaría a la mayoría de las empresas unos US$50,000.

Michael y Lucia fueron implacables y no se tocaron el corazón a la hora de planear el corto. Aniello comenzó el proceso creativo reduciendo de forma paulatina el guión original de Dubin (que era de cuatro páginas). “Si algo no era absolutamente esencial, lo eliminábamos. Cada momento, cada cuadro: todo debía tener una razón de ser”, señala la productora.

El siguiente paso fue escribir chistes para complementar la estructura básica que quedó en relación con la marca. Luego, manteniendo el video gracioso y ligero, el perspicaz dúo buscó un tono autocrítico. “La gente entiende los mensajes de marca, y cuando te opones a estos, reconocen el riesgo que asumiste”, asegura Lucia. “Aprende a confiar en lo gracioso. Si corres el riesgo, tal vez obtengas una retribución”, sentencia la creativa.

Como muestra de ello está el uso de una “palabrota”. Michael quería que el primer golpe del video fuera duro, pero estaba batallando para encontrar la frase adecuada. Fue entonces cuando Aniello lo dijo: “nuestras navajas son muy ch**gonas” (our blades are f**king great).

“Recuerdo la cara de Mike la primera vez que dije esa frase,” comenta Lucia. “Hubo un instante de preocupación en él; pero después, el angelito que estaba sentado sobre su hombro –o quizá el diablito– le dijo: ‘hazlo’”, aclara. Desde entonces se ha convertido en el eslogan extraoficial de la compañía. El efecto es un golpe inesperado en el lugar que más risa provoca, así como un ejemplo de uno de sus secretos creativos: ser impredecible. “No presentes un video que los espectadores podrían realizar ellos mismos,” aconseja el emprendedor.

Ahora que varias empresas están copiando su video, Dollar Shave Club tendrá que ser más sagaz con su siguiente anuncio, cuyo lanzamiento ya está próximo, junto con una nueva oferta de crema para afeitar. Como astuto hombre de negocios y buen comediante, Michael Dubin se rehúsa a revelar los detalles del nuevo video por adelantado, pero hay muchas posibilidades de que sea en verdad irreverente.

Produce tu video

El término “viralizar”, que no es otra cosa que lograr la difusión de un mensaje y estar en la mente de un público cada vez más amplio, se ha puesto muy de moda actualmente, sobre todo, en lo referente a los videos. Todo emprendedor quiere que su compañía sea conocida a nivel global, obtener más visitas a su página Web, retweets en Twitter y likes en Facebook.

En otras palabras, buscan propagar su mensaje como un “virus”. Tal es el caso del video de Dollar Shave Club, que consiguió atraer a 12,000 nuevos clientes en sus primeros dos días de transmisión.

¿Cómo lograrlo? La verdad es que no existe una fórmula, ni una sola manera para que suceda. Pero si lo que buscas es tener más exposición, no necesariamente tienes que viralizar un video, basta con llamar la atención para atraer nuevos consumidores potenciales. Aquí te decimos cómo alcanzar este objetivo en cinco pasos.

1. Enfócate en la historia. Antes de tratar de impresionar, reflexiona sobre el mensaje que deseas transmitir. ¿Por qué estás produciendo el video? ¿Qué problemas soluciona tu compañía y de qué manera? “La mayoría de las personas que hacen marketing se enfocan en el producto, sin embargo, es mucho más interesante hablar del problema que intenta resolver”, explica Tim Washer, cuya especialidad es crear videos para la firma Cisco.

Idealmente, la historia debe tratar acerca de un conflicto al que se enfrentan muchos de tus clientes potenciales, así se sentirán identificados. El video de Dollar Shave Club llamó la atención porque era muy chistoso, no obstante, ganó compradores porque es una historia real: “los rastrillos para rasurar son complicados de utilizar y caros”.

2. Sé breve. Piensa en algo trascendente que puedas expresar en poco tiempo, no más de dos minutos. Los primeros 15 ó 20 segundos son esenciales para atrapar al público. El contenido más efectivo en Internet es aquel que busca la participación de los usuarios, incitándolos siempre a avanzar y moverse a la acción. Ojo con hacer un video demasiado largo, ya que es muy probable que las personas no lo compartan. Por supuesto que existen excepciones, y algunos logran enganchar al público por horas; aunque no es la regla.

3. Opta por lo inesperado. Es justo ese elemento sorpresa que hace que los usuarios quieran compartir cierto contenido, además de que alimenta la personalidad de tu negocio. Si necesitas ayuda para ser más creativo, una buena idea es llamar a una compañía de teatro e improvisación, o bien, a un escritor de guiones para que te ayude. Eso sí, inesperado no significa que tiene que ser cómico, sino que debe contar una historia nueva, por ejemplo, un momento de innovación o epifanía que inspiró la creación de tu empresa. Evita los temas e imágenes aburridos o demasiado dramáticos.

4. Regresa a lo básico. Un video efectivo debe tener ciertas características: un título descriptivo, palabras clave y una llamada a la acción (qué quieres que haga el público después de verlo). También es recomendable que venga acompañado de un plan para promocionarlo, es decir, incluir en distintos medios relevantes links que dirijan al video, así como una campaña de redes sociales. Asegúrate de que el video se pueda compartir fácilmente (YouTube o Vimeo) y que las opciones para hacerlo estén activas.

5. Considera que el resto es suerte. La realidad es que muchas veces la popularidad de un video viene acompañada de un poco de suerte. “Si uno de 10 videos tiene éxito, estoy contento”, admite Washer. Así que sigue subiendo contenido audiovisual de calidad sobre tu negocio, y quizá uno de ellos tendrá el efecto que tanto esperas.