¡Emprende con servicios de mantenimiento!

Toma nota de este plan de negocios para abrir un centro de mantenimiento integral para residencias.

Las necesidades permanentes de mantenimiento de una casa habitación, sumadas a la falta de habilidades y tiempo de sus habitantes, abren una atractiva ventana de oportunidad para los emprendedores que buscan un negocio dinámico con interesantes proyecciones de crecimiento.

¿De qué te hablamos? De abrir un centro de mantenimiento de servicio residencial, que lo mismo ofrezca el servicio de pintura exterior e interior, impermeabilización, electricidad, plomería y fontanería; que asistencia profesional en carpintería, herrería, albañilería, jardinería y limpieza de cisternas y tinacos. Se trata de un servicio integral para el hogar cuyo objetivo es facilitar la vida de las personas.

El concepto es relativamente nuevo en muchas ciudades del país, pero en metrópolis como Guadalajara, Distrito Federal, Querétaro y Monterrey, hay quienes han comenzado a invertir en él.

  • Modelo. Negocio independiente de mantenimiento residencial que ofrece servicios de pintura exterior e interior, impermeabilización, electricidad, plomería y fontanería, carpintería, herrería, albañilería, jardinería y limpieza de cisternas y tinacos.
  • Público objetivo. Hogares de nivel socioeconómico A/B, C+ y C que requieren servicios de mantenimiento correctivo o preventivo de tipo residencial para bienes inmuebles propios o rentados.
  • Equipo. Herramienta diversa, acorde al servicio en cuestión.
  • Infraestructura. Local con uso de suelo comercial de 12 a 16 m2, con bodega adjunta de 20 m2 para resguardar material y herramienta.
  • Personal operativo. Un encargado, una secretaria y dos técnicos de planta. La contratación de personal adicional será por contrato temporal dependiendo de la carga de trabajo.
  • Inversión inicial: $371,000
  • Margen de utilidad: 3 al 31 por ciento.

Mercado en crecimiento

En la Ciudad de México, al igual que en el interior de la República, existe un gran número de unidades económicas que ofrecen servicios de mantenimiento residencial, pero de manera unitaria. Hay plomerías, vidrierías, carpinterías, cerrajerías y herrerías, pero pocos negocios cuentan con un esquema integral que contemple todos los servicios que requiere una casa habitación.

Los empresarios del ramo lo atribuyen a una falta de visión de negocio, pero también al desconocimiento del potencial. A decir de Ricardo Bolaños, director general de Reparanto, una empresa especializada en el mantenimiento residencial, el mercado es inmenso: nada menos que 4.22 millones de casas en todo México. En promedio, dichos hogares requieren de un servicio básico cada seis meses, con un costo promedio de $500 cada uno. Además, necesitan una reparación mayor cada cuatro años, con una inversión de $5,000 o más.

El arranque

Para iniciar en este negocio es importante que tengas conocimientos básicos de los servicios que vas a ofrecer, o en su defecto, apalancarte con la experiencia de un socio que domine temas de construcción, arquitectura o ingeniería. Adicionalmente debes tener nociones de electricidad, plomería y jardinería. Y es importante que conozcas de herramienta, maquinaria, equipo de seguridad, materiales y técnicas.

Resuelto lo anterior, hay que buscar un local con bodega anexa. Lo ideal es una ubicación en zona comercial o cercana a tiendas de materiales. Equípalo con escritorio, computadora, teléfono y una pequeña área para tus clientes.

Otro punto clave es la compra de herramienta y material. Ricardo Bolaños, de Reparanto, aconseja acudir con mayoristas y ferreterías de prestigio. También puedes recurrir a las tiendas de productos de mejora para el hogar. Comienza con un kit básico para cada actividad o línea de negocio de la empresa y suma nuevas piezas, de acuerdo con los requerimientos de la empresa.

Asegúrate de que toda tu herramienta sea de una marca reconocida y que cuente con garantía. Esto es especialmente importante en el caso de piezas eléctricas como taladros, pulidoras, sierras cortadoras y atornilladores, por ejemplo.

Igualmente, debes adquirir material de trabajo básico para cada uno de los servicios de tu portafolios, como selladores, tintas, pegamento, clavos, escalera, brochas, estopa, tornillos, pijas, tuercas, solventes, soldadura, cinta de aislar, teflón, silicón, etcétera. A esto tendrás que sumar accesorios o repuestos para tu herramienta.

Procura que todo esté limpio, en orden y clasificado por tipo de herramienta y/o material. Para evitar pérdidas o robo hormiga, procura tener cajas de herramienta básica para cada actividad, cuyo contenido debe ser inventariado al momento de entrar y salir de la bodega.

Respecto a la compra anticipada de material o insumos para los diferentes servicios, los expertos aconsejan tener cautela, debido a que su composición, textura o resultados pueden alterarse a causa del tiempo de almacenamiento. Lo ideal es comprar en respuesta a los servicios requeridos y siempre a los líderes de cada segmento. Por ejemplo, en materia de pinturas y recubrimientos para el hogar y la industria, Sherwin-Williams es uno de los líderes del mercado. Tiene más de 300 puntos de venta en México y posee una amplia gama de productos. También ofrece cursos presenciales y en línea para pintores en su Academia del Pintor.

Comex, por su parte, posee más de 15,000 productos para uso industrial, comercial y residencial y, a través de Pro Service, ofrece asesoría en materia de suministro y aplicación. Entre sus principales líneas de productos se encuentran pintura vinílica, efectos y pastas, recubrimientos industriales, impermeabilizantes, recubrimientos para madera, pisos, plaka y retardantes de fuego.

Recursos Humanos

Uno de los aspectos medulares en la operación de un centro de mantenimiento residencial es, sin duda, el factor humano, del cual depende la atención y satisfacción del cliente.

Para encontrar al personal idóneo recurre a distintas estrategias. Éstas van desde colocar un anuncio de contratación de personal en el periódico, dar de alta una vacante en Internet y consultar la agenda personal en busca de un buen maestro albañil, carpintero o fontanero; hasta hacer un scouting en los negocios de la zona para hallar a la gente adecuada.

Una vía segura para encontrar talento capacitado es consultar la bolsa de trabajo de escuelas de formación técnica. El Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) forma técnicos en Refrigeración y Aire Acondicionado, Mantenimiento de Sistemas Automáticos, Electricidad Industrial y Construcción. Los Centros de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS) y la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial también son una buena opción. Otro consejo es hacerte de uno o dos trabajadores de confianza que te apoyen para evaluar las capacidades del personal de nuevo ingreso.

¿Con cuántos empleados debes empezar tu negocio? Depende del tipo de empresa que estés proyectando y el número de servicios que pretendas ofrecer. Bolaños aconseja tener a un encargado o supervisor y dos empleados de planta que conozcan de albañilería, plomería, fontanería y electricidad. Esto te permitirá atender a más de un cliente, ofrecer los servicios de mayor demanda y controlar los gastos fijos asociados a la nómina.

Para atender proyectos mayores o brindar otros servicios, como carpintería o herrería, puedes recurrir a terceros o apoyarte en un contratista.

Para definir los salarios puedes guiarte por estándares de mercado. Por ejemplo, un técnico en mantenimiento percibe entre $6,000 y $8,000 mensuales, un auxiliar o ayudante $4,000, un supervisor entre $9,000 y $11,000, un auxiliar administrativo $6,000 y un contador $8,000. Este último puedes contratarlo en outsourcing.

En todos los casos la recomendación es elaborar filtros para el control del personal y establecer un código de ética y conducta. “El trabajador puede tener muchos conocimientos o ser muy hábil, pero al trabajar en la casa de nuestros clientes, necesita garantizar rectitud, honestidad y ética”, agrega José Juan Santos, supervisor operativo de Tu casa & Tu hogar.

Otro punto importante es la imagen del personal. Cuida que todos vistan al menos una playera tipo polo con el logotipo de tu empresa y que porten un gafete que los identifique. Esto brinda identidad al empleado, fortalece la imagen del negocio y al cliente le da seguridad.

El corazón del negocio

Lo siguiente es dominar la operación. De ella depende, en gran medida, que tus clientes queden satisfechos y que no sufras pérdidas por malas técnicas, desperdicio de material o robo hormiga. El proceso comienza con la inspección de la falla por parte de un técnico calificado. 

Dicho anticipo, generalmente, es del 50% sobre el costo total de la reparación, lo cual permite sufragar los materiales. El resto se cobra contra entrega del trabajo. Es importante que el proveedor y el comprador firmen un contrato de servicio que establezca el tipo de obra o reparación que se va a realizar, materiales, tiempo de entrega, precio y garantía.

¿Cómo se establece el precio de los servicios? A partir de una ecuación que contempla el nivel de esfuerzo que implica el trabajo, el tipo de conocimiento que requiere, el tiempo que tomará y, por supuesto, el estándar del mercado. Si se trata de un trabajo pequeño, como una fuga de agua o gas, hay que cobrar por servicio. Pero si es el caso de una remodelación, ampliación o impermeabilización, lo mejor es cobrar por obra. De este modo, hay servicios menores que oscilan entre $300 y $500, y trabajos mayores que parten de $5,000.

Finalmente, y no menos importante, es el tema legal de la empresa. La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) de la Ciudad de México señala que para echar a andar un negocio debes contar con un certificado de Uso de Suelo Específico, aviso de Declaración de Apertura, programa interno de protección civil, alta en el Padrón de Impuesto sobre Nóminas y licencia de anuncio.

Los trámites, se realizan en la ventanilla única de la Delegación Política donde se encuentra el negocio en cuestión. El tiempo de respuesta y costo varía dependiendo de la demarcación. No olvides tener al día tu seguro de responsabilidad civil, el cual te amparará contra daños a terceros, por aquello de que los empleados ocasionen algún perjuicio incidental.

Algunos contactos útiles

FESTER
Impermeabilizantes
(55) 5572 9195
Estado de México

BOSH
Fabricante de herramienta eléctrica
01 800 627 12 86
Distrito Federal

MEXA GLOBAL
Renta/venta de andamios
(55) 5679 2402
Distrito Federal

CASA KIMURA LA TOLTECA
Venta de material ferretero, material eléctrico, plomería
(55) 5565 3292
Estado de México

FERREBAÑOS
Distribuidora de instalaciones ferro-sanitarias
(55) 5118 3200
Distrito Federal

FERRETERÍA GARO
Herrajes y materiales para plomería
(477) 718 4141
León, Gto

COMERCIAL FERREFLOR DE SALTILLO
Venta de herramientas y material ferretero
(844) 412 6689
Saltillo, Coah.

LOS PIONEROS
Perfiles y materiales
(81) 8386 2412
Apodaca, NL.

AZULEMEX
Azulejos y materiales hidrosanitarios
Distrito Federal

FERREX
Materiales para construcción
(55) 5532 3203
Distrito Federal

THE HOME DEPOT
Venta de herramientas y materiales eléctricos y para la construcción
Estado de México

My Queue

Your Queue is empty

Click on the next to articles to add them to your Queue