Startups

Machina: Innovando la moda

Esta marca conjuga la tecnología y la vestimenta para crear productos únicos que ya están conquistando al mercado.
Machina: Innovando la moda
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares
Reader Resource

Get the working capital your business needs–learn more about Entrepreneur Lending, powered by CAN Capital »

Machina crece a pasos agigantados y tiene la mira puesta en el mercado global. Y es que esta marca de ropa masculina con tecnología integrada (lo que se conoce como 'wearable technology' o tecnología vestible) ha conquistado a los geeks, a los fashionistas, a los gamers… y a varios inversores.

La empresa inició en noviembre de 2011 con la idea de tres jóvenes y visionarios socios que se conocían de tiempo atrás: Daniel, ingeniero electrónico, Paola, 'trend hunter', y Antonio, diseñador de moda. De hecho, Paola y Antonio habían trabajado juntos en un proyecto llamado “Plan de Escape”, dirigido a los reos de una cárcel con la intención de generarles una fuente de empleo para cuando terminaran de cumplir su condena.

Amantes de la moda, el estilo y la tecnología, los socios se aventuraron a darle vida a Machina (nombre proveniente del latín y que significa "máquina"), donde ellos diseñan las prendas y crean o adecuan la tecnología que se les incorpora. “Se trata de unir el diseño con la creatividad y la tecnología”, afirma Daniel. Entre sus productos están playeras con tinta termocromática, las cuales muestran mensajes de doble sentido según el calor que emana el cuerpo, y una chamarra con audífonos en la capucha que, en palabras de Daniel, “da un efecto de surround sound”.

Cuando iniciaron su empresa, los emprendedores -que también son una clase moderna de activistas- no contaban con recursos, por lo que decidieron lanzarse en la búsqueda de inversionistas. Fue así como resultaron entre los 10 ganadores de la primera generación de Wayra México, una iniciativa de Telefónica Movistar para impulsar startups. Gracias al apoyo de Wayra consiguieron no sólo capital para constituirse como empresa ($50,000 dólares), sino también asesoría de expertos, oficinas y una red de contactos -incluyendo los originados en un viaje a Silicon Valley- que les ayudó a despegar.

Para el desarrollo de sus productos, los fundadores de Machina han recurrido a fuentes de capital no tradicionales (tal y como lo amerita su marca), como el crowdfunding, es decir, financiamiento colectivo a través de Internet. “Esta estrategia te permite saber qué tanto interés hay en tu producto, sin tener un inventario ni hacer costosos estudios de mercado”, sostiene Daniel.

Primero participaron en Kickstarter, la plataforma de crowdfunding más importante del mundo, con la chamarra MIDI Controller Jacket v1.0 que incluye sensores para que los músicos hagan música con sus movimientos corporales, con la que obtuvieron casi $78,000 dólares. Después, en Ideame donde, a través de la fondeadora Ciel, consiguieron cerca de $31,500 dólares para producir una mochila para ciclistas con paneles LED que se activan en la oscuridad y marcan las direccionales, convirtiéndose en el proyecto más exitoso de este sitio.

Hasta la fecha, han vendido alrededor de 600 productos por medio del retail directo, así como más de 4,500 a eventos, principalmente corporativos y con fines de marketing. Éste fue el caso de un evento realizado en Irlanda y Alemania donde los participantes portaban camisetas con tinta termocromática que mostraba, de forma divertida, el logotipo de la compañía organizadora.

A pesar de que Machina se distingue por su original propuesta y sus artículos de alto valor (el precio de sus productos ronda los USD$300), los emprendedores esperan posicionarse como una boutique en México y crecer exponencialmente mediante el licenciamiento a tiendas deportivas en el país, Estados Unidos y Asia, especialmente Japón donde esta tendencia ya es una realidad. La meta: transformarse en la marca de referencia de wearable technology a nivel internacional. Y lo están logrando. 

Para ello, Daniel está consciente de la importancia que tiene una buena imagen. Además de prestar especial cuidado al diseño de su logotipo, sitio Web y hasta de sus tarjetas de presentación (que, además, están en inglés), han realizado videos profesionales con los que han capturado el interés de inversores potenciales y de los medios, lo que ha conllevado a una eficiente estrategia de publicity que les ha permitido ahorrar en publicidad.

Sin embargo, para el también encargado de las relaciones públicas de la empresa, lo esencial es atreverse y aprovechar cada oportunidad. “Hay que dejar de sobre analizar y simplemente hacer las cosas”, concluye Daniel. Esta filosofía de innovación no sólo se refleja en sus productos ‘futuristas’, sino también en su forma de operar -donde aprovechan el outsourcing, e incluso tienen de colaboradores a un paquistaní, a un cineasta y a uno de los sastres más reconocidos del mundo- y de venderse como marca.

Es más, su identidad es tan vanguardista que los creadores prefieren mantenerse en el anonimato, adoptando cada uno de ellos el apellido "Machina".