Plan de Negocios

Gana mejorando algo ya existente

Observar a la competencia te permitirá encontrar áreas de oportunidad e innovar en un mercado que tiene demanda.
Gana mejorando algo ya existente
Crédito: Depositphotos.com

Décadas de experiencia me han enseñado que hacer mejoras a productos existentes es una forma rentable de innovar. Una estrategia efectiva para generar nuevas ideas es investigar el mercado en una industria en específico y preguntarse: ¿Qué falta?

Quizá un nicho potencial ha sido ignorado por los líderes de la industria; o tal vez no haya habido ninguna innovación en la misma por años. Y es que no tienes que re-inventar la rueda para crear una innovación ganadora.

La pregunta que debes hacerte es cómo puedes mejorar los productos o servicios que ya existen. Te compartimos tres estrategias que te ayudarán a observar y ganarle a tu competencia:

1. Examina las marcas dominantes
Hace algunos años, me preguntaba por qué la forma de las uñas de guitarra había permanecido igual por años. Había muy pocos diseños y colores para elegir. Por eso, empecé a analizar el mercado y descubrí que las marcas dominantes sólo vendían uñas para músicos serios. ¿Dónde estaban las uñas para bandas de garaje? ¿Dónde estaban las uñas para fanáticos?

Como resultado, inicié un negocio que vendía uñas novedosas con diseños que iban desde Mickey Mouse a vampiros, y hasta una línea con animal prints y lunares para mujeres adolescentes. También llegamos a diferentes tiendas que nuestros competidores, como 7-Eleven y Walmart, y dejamos atrás a las tiendas de música donde tradicionalmente se vendían estos productos.

Es importante que elijas un mercado que te interesa. Determina cuál es el beneficio que tiene cada producto de la competencia y obtén un panorama de los fabricantes visitando sus sitios Web. ¿A quiénes dirigen sus productos? ¿Hay algún hueco? ¿Hay algún público potencial que haya sido ignorado? Saber qué existe en el mercado te ayudará a identificar lo que no. Usa tu creatividad para visionar soluciones alternas y mejores a los problemas que sus productos buscan atender.

2. Dale un vistazo al empaque
No subestimes el poder del embalaje. El empaque es una extensión sumamente importante de tu marca, debido a que conforma la primera impresión de un consumidor.

Tomemos como ejemplo a mi negocio de uñas de guitarra. En ese entonces, el empaque no estaba hecho para atraer clientes. La mayoría de las tiendas las vendían en cajas de herramientas en las que tenías que escarbar para encontrar lo que querías. Las uñas eran vistas como herramientas, no como accesorios o artículos coleccionables. La competencia había tenido éxito vendiéndolas así por 30 años.

Decidí cuál sería el mejor empaque y opté por venderlas individualmente y mostrarlas en espacios donde se pudiera ver el diseño. Un acercamiento completamente distinto al de la competencia.

3. ¿Qué no están recibiendo los clientes?
Parece algo muy obvio, pero muchos emprendedores no toman la iniciativa para investigar qué es lo que quieren los clientes. Visita tiendas de retail en persona y observa cómo interactúa la gente con los productos. ¿Qué dicen de los productos que compran y usan? Lee las reseñas de productos en sitios como Amazon, para aprender qué funciona y qué no.

Mis interacciones con consumidores confirmaron que había un mercado no explotado para las uñas divertidas y únicas. Hicimos una investigación pidiéndoles a los administradores de las tiendas y a los clientes que la llenaran, señalando los diseños que más les gustaban. Usamos lo que nos dijeron para crear los diseños a vender y fue una decisión acertada.

Las innovaciones pueden venir de donde sea, pero cuando decides capitalizar en la demanda existente mejorando lo que hace tu competencia, tienes mayor posibilidad de triunfar.