Plan de Negocios

5 tips para crear una marca global

Si piensas expandirte fuera del país, sigue estos consejos para entender a tus clientes y evitar malentendidos.
5 tips para crear una marca global
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Construir una marca global requiere mucho más que sólo crear un sitio Web accesible para cualquier usuario, en cualquier lugar del mundo.

Desde errores relacionados con el lenguaje hasta malentendidos de las normas culturales, la experta en  branding Barbara E. Kahn ha visto toda clase de equivocaciones al lanzar una marca que cruce fronteras. Por eso, te comparte cinco consejos para evitarlos. Toma nota:

1. Comprende el comportamiento de los clientes
Sólo porque los clientes tengan ciertas preferencias de compra o presenten hábitos en una misma cultura, no significa que estas preferencias sean universales. “Es impresionante el número de retailers que no han tenido éxito porque no estudiaron cómo compran sus clientes”.

En su libro Global Brand Power, Kahn habla del error que cometió Walmart al elegir locaciones en China, puesto que apostó por instalar sus tiendas cerca de parques industriales cuando los consumidores estaban más acostumbrados a comprar cerca de casa que del trabajo.

2. Posiciónate correctamente
El buen posicionamiento de marca incluye un verdadero entendimiento de tu competencia para encontrar tu ventaja competitiva. ¿Quiénes son los principales proveedores de productos y servicios similares en el país en el que te insertarás? Probablemente no sean los mismos que los de tu lugar de origen.

Por ejemplo, si vendes ropa deportiva investiga dónde la compra la gente. Podrían ser en tiendas de especialidad, retailers online o almacenes deportivos. “Necesitas comprender cómo compra la gente y cómo tu marca puede adaptarse a esa situación”, afirma la experta.

3. Descubre cómo traducir tu marca
Un buen nombre de producto o marca en un idioma puede traducirse a un error embarazoso en otro. Por ejemplo, la marca francesa de queso Kiri cambió su nombre a Kibi en Irán porque su nombre original significa “podrido” en Farsi –no exactamente la asociación que deseas lograr con un producto como el queso.

Además de asegurarte de que tu marca se traduzca bien en otros idiomas, debes considerar qué colores le quedan mejor en ese mercado. En Estados Unidos, los consumidores prefieren los tonos azules y verdes, mientras que en Latinoamérica el rojo y amarillo son los preferidos de la audiencia.

4. Piensa más allá
Debido a que tu empresa probablemente deba expandirse ofreciendo nuevos productos basándose en las demandas del mercado regional, es importante que el nombre de tu marca sea lo suficientemente amplio como para acomodarse a los cambios.

“Boston Chicken cambió su nombre a Boston Market porque se expandió a otros alimentos”, dice Kahn.

5. Busca buenos socios
Trabaja de la mano de un abogado para proteger tu marca en diferentes países y busca representantes de comercio que te ayuden en este proceso.

Si apuestas por licenciar tu marca a un productor extranjero establece controles rígidos para asegurarte que el proveedor tenga buena reputación, se adhiera a los estándares de calidad y no haga mal uso de tu marca. “Cuando le pones el nombre de tu marca a un producto o servicio quieres crear una experiencia consistente para que, todas las veces, las personas entiendan los valores de la misma”, dice Kahn.