Consultoría

Claves para ser un líder confiado

No dejes que las dudas y la falta de autoestima afecten tus decisiones. Te decimos cómo ganar seguridad en ti mismo.
Claves para ser un líder confiado
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Como emprendedor, proyectar una imagen de líder confiado a tus inversionistas, empleados y clientes es crucial. Pero la confianza en uno mismo no llega naturalmente para todos.

Aprender a pensar como una persona confiada puede ayudarte a encontrar compostura, sin importar qué tan grande sea el reto. “La confianza es saber que puedes afrontar cualquier situación con las habilidades, fortalezas y características que se necesitan”, dice Marci G. Fox, psicoterapeuta y autora de Think Confident, Be Confident. “Es saber que puedes lidiar con la situación, o al menos encontrar a alguien que te ayude a hacerlo”.

Tener dudas de ti mismo te impide tomar los riesgos necesarios para dirigir una empresa exitosa. “Sobreestimas los riesgos en tu mente”, dice Fox. “Te ves a ti mismo más vulnerable y olvidas lo capaz y competente que eres”.

Demasiado seguido, las dudas que quitan lo mejor de nosotros están sustentadas en preocupaciones innecesarias sobre algo que salió mal en el pasado o que podría salir mal en el futuro, dice Fox. La confianza permite enfocarte en el presente; en preocupaciones realistas sobre temas que están ocurriendo ahora. Al hacer eso, usas tu energía en problemas que puedes resolver, lo que te hace más exitoso y refuerza tu seguridad.

Aplica estos tres consejos para convertirte en un líder más confiado, sin importar la situación ni el contexto en el que te encuentres:

1. Primero, los hechos
Los sentimientos de duda y ansiedad (ambos señales de falta de confianza) inician con un pensamiento negativo como “Soy pésimo haciendo presentaciones”. La mayoría de las veces, esas creencias son falsas. “Sólo porque lo sientas o pienses no significa que sea real”, dice Fox.

Para mantenerte confiado, evalúa los pensamientos negativos. Por ejemplo, si piensas que los inversores dudan de tus habilidades, pregúntate cuáles son las evidencias que soportan esa creencia y cuáles tienes en contra. Si los hechos demuestran que es verdad, haz una lluvia de ideas para encontrar soluciones a ese problema; si no, usa tu lista para deshacerte de ese pensamiento.

2. Reconoce tus logros
Mientras trabajas hacia una gran meta como lanzar un producto, presta atención a los éxitos diarios para mantener alta la confianza. “Generalmente estamos tan enfocados en lo que no hemos hecho que no vemos nuestro progreso”, afirma Fox.

En lugar, voltea tu atención hacia todo lo que has conseguido. Al final de cada día, escribe cinco cosas que completaste o aprendiste. “Date crédito por lo que haces”, dice Fox. “Cada paso te acerca un poco más hacia el objetivo final”.

3. Actualiza tu imagen personal
Cuando dudamos de nuestras habilidades, generalmente recordamos momentos embarazosos o dolorosos cuando hicimos una tarea terriblemente. Pero esas memorias están caducas. “Una persona que teme hablar en público podría tener un flash back a una ocasión en secundaria cuando lloró frente a la clase”, dice Fox.

La realidad es que constantemente estás aprendiendo y, con la experiencia, te haces mejor en identificar a quién y cómo pedir ayuda. Cuando te encuentres en una situación en la que dudes de ti mismo, piensa en las habilidades que has ganado y actúa que eres esa persona (la versión actualizada y mejorada de ti) y que tienes la experiencia suficiente para triunfar.