Startups

Helado Obscuro: Dale un giro a un clásico

Esta tienda que vende sorbetes y paletas con alcohol ha atraído al público juvenil y patrocinios de marcas reconocidas.
Helado Obscuro: Dale un giro a un clásico
Crédito: Depositphotos.com

Romy Gutman tiene decidido enseñar el ‘lado obscuro’ del helado. En su tienda, ubicada en la colonia Roma Norte, en la Ciudad de México, la decoración en blanco y negro recuerda al art déco, mientras que sus objetos promocionales muestran a atractivas mujeres degustando este refrescante postre. Y es que su producto -helados con alcohol- así lo amerita.

Helado Obscuro busca revolucionar un clásico con un nuevo twist”, asegura David Medina, socio y co-fundador del negocio. Y es que en su pequeño local cuentan con más de 30 distintos sabores de mezclas de frutas de temporada con bebidas alcohólicas que van desde el tequila hasta el whisky. “Y siempre estamos innovando”, comenta David.

La empresa familiar -que actualmente tiene cinco socios- surgió de la mente de Romy a quien, al  salir de una fiesta, se le ocurrió añadirle mezcal a un sorbete. Convencida de que era un buen producto que además de conquistar a los consumidores sería atractivo para las marcas empezó a venderlo en eventos privados, a donde entraba con una hielera llena de paletas.

Al constatar el éxito que tenían las nieves que preparaba en su casa “con su receta secreta” entre los jóvenes se sentó a elaborar su Plan de negocios para conseguir financiamiento. Gracias a este documento obtuvo el apoyo de inversionistas para poner en marcha su primera sucursal en una de las zonas de moda de la capital.

A sólo tres meses de haberse inaugurado, la heladería ya es muy popular entre los transeúntes y el público local, debido principalmente a las recomendaciones de boca en boca y a su presencia en redes sociales. Incluso, han diversificado el negocio ofreciendo sabores sin alcohol para cautivar también a los menores de edad y abstemios.

Gutman asegura que, a pesar de haber abierto en invierno, han tenido muy buenos resultados y que aunque aún no han pagado por publicidad su página de Facebook tiene más de 5,400 fans. Para la emprendedora, la clave está en que ofrecen productos gourmet y personalizados a precios accesibles (una bola de helado cuesta $30) en un ambiente exclusivo y relajado.

Asimismo, una de las principales razones por las que su negocio ha despegado es el patrocinio de reconocidas marcas como Alacrán, El Peneque, Alivio y Jack Daniel’s, entre otras. Dependiendo del convenio, crean sabores a partir de su bebida o les elaboran productos especiales para un festival o concierto. Ése fue el caso de la bebida energética Burn en el Vive Latino y la de mezcal y tequila Alacrán para el Corona Capital.

Pero para los creadores de Helado Obscuro tener una tienda exitosa es tan sólo el primer paso hacia una empresa rentable. Y es que además de tener la idea de abrir un bar y nuevas sucursales, así como de franquiciar su concepto en un futuro, ya han puesto en marcha carritos de paletas y helados para fiestas, los cuales son decorados por talentosos diseñadores.

Buscando impulsar el concepto de heladería boutique también han integrado piezas de joyería y cerámica de artistas mexicanos que venden dentro de la tienda. “Pero todo debe ir de acuerdo con la estética y con el propósito de crear un lugar único”, afirma Gutman.