Tecnología

Cómo tener un sitio Web multilingüe

Sigue estos consejos para hacer una plataforma en varios idiomas que conquiste a compradores de diferentes nacionalidades.
Cómo tener un sitio Web multilingüe
Crédito: Depositphotos.com

En un mundo donde la interrelación de las economías impulsa a la comunicación global es preciso estar a la altura. Por lo tanto, sumar consumidores en otras partes del mundo implica, ante todo, hablar el mismo lenguaje. De acuerdo con la firma de investigación IDC, los internautas están cuatro veces más dispuestos a comprarle a una empresa que habla su mismo idioma. Además, permanecen el doble de tiempo en un sitio que está en su lengua natal, según Forrester Research. 

Considera que no hay una receta para simplemente traducir el contenido de tu página corporativa. Así que para saber cuáles son los secretos de un sitio multilingüe exitoso, Liz Elting –CEO de TransPerfect, una compañía neoyorkina que brinda servicios de traducción a empresas tanto pequeñas como firmas transnacionales– responde algunas de las preguntas más frecuentes.

¿Es necesario crear un portal totalmente nuevo para cada idioma? Replicar tu página Web no supone volverla a armar desde el inicio. El contenido es lo más importante, no la interface. Pero cuidado, cuando utilices palabras o expresiones propias de tu país, tienes que asegurarte de que la traducción tenga el mismo significado para alguien de otra región.

Por otro lado, ten siempre en mente las herramientas de búsqueda, pues el hecho de que ciertas palabras son populares en español no significa que también lo sean en otros idiomas. Encontrar esos términos “relevantes” es vital para tener éxito. Para ello, es recomendable consultar diccionarios y traductores –que puedes encontrar a través de cualquier motor de búsqueda– o acudir a un experto en traducción que tropicalice tu sitio en todos los sentidos.

¿Cómo utilizar las URLs de los dominios traducidos? Hay varias opciones: usar un subdominio (inglés.tumarca.com), un subdirectorio (tumarca.com/inglés) o un dominio de nivel superior (tumarca.eu). Dependiendo de tu empresa puedes elegir una de estas alternativas. Por ejemplo, evalúa qué tan conocido es tu dominio de nivel superior (TLD por sus siglas en inglés), tu compañía o producto. En caso de ser populares, entonces haz lo posible por mantener la marca en los sitios de otros idiomas.

Muchos negocios adquieren con antelación dominios de otras lenguas para no arriesgarse a que sus competidores tomen estos nombres y los usen a su conveniencia. Sin embargo, para saber si vale la pena comprar el registro de páginas a nivel internacional, analiza el tráfico que tiene tu sitio y cuánto de éste proviene de diferentes partes del mundo. Otra buena opción es pedir la retroalimentación de tus consumidores: uno de nuestros clientes se enteró de este modo que su sitio no era relevante en China, ya que requería ingresar caracteres latinos, además de que su terminación era .com y no .cn.

¿Es recomendable tener presencia en redes sociales de distintos idiomas? Las estrategias multilingües se encuentran en plena expansión, no obstante, una cosa es cierta: un desempeño pobre en redes sociales puede llegar, incluso, a perjudicar la imagen de tu marca. Por otra parte, si bien Facebook tiene una penetración global del 55%, de acuerdo con comScore, esto no implica que sea el medio más utilizado en otros mercados.

Lo mismo sucede con Twitter, que todavía está prohibido en China. En este caso, la mejor alternativa es construir una campaña en un sitio local como Sina Weibo, que cuenta con una audiencia de 300 millones de usuarios que publican más de 100 millones de mensajes al día. Pero antes de hacer una inversión importante, primero cerciórate de que tus clientes realmente utilicen las redes sociales para seguir marcas. De lo contrario, sólo desperdiciarás tus recursos.