Consultoría

Cómo ser un pensador independiente

Para ser un buen líder y generar soluciones creativas tienes que pensar fuera del molde. Te compartimos tres ejercicios para lograrlo.
Cómo ser un pensador independiente
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para crear ideas únicas y productos realmente creativos, los mejores líderes de negocios necesitan ser pensadores independientes. Nuestros cerebros están conectados a ideas recicladas que hemos escuchado de otras personas, pero con algunos tips y herramientas psicológicas es posible aprender a pensar de forma independiente y generar ideas novedosas.

Comencemos con un ejercicio: Toma una hoja en blanco y dibuja un animal alienígena. Si eres como la mayoría de la gente, dibujarás algo que luzca extraño pero con un aire familiar. Probablemente será algo simétrico y tendrá una combinación de brazos, piernas, orejas, ojos y narices. En otras palabras, parecerá una versión distorsionada de un animal terrestre.

“Todo lo que piensas está influenciado por años de experiencia y de bagaje cultural”, dice Art Markman, un psicólogo cognitivo de la Universidad de Texas y autor de Smart Thinking. “La tendencia natural es entregar una solución conocida desde tu memoria”.

Por eso, los pensadores independientes necesitan romper el molde. Te compartimos tres estrategias que ayudarán a impulsar a tu cerebro a pensar de otra manera:

1. Pon muchas restricciones al problema
Paradójicamente, los problemas con desenlaces abiertos son enemigos del pensamiento independiente. “Si no tienes restricciones, las primeras cosas que se te ocurrirán son las memorias más accesibles”, dice Markman. “Serán muy similares a lo que los demás han hecho antes”.

En lugar, ponte algunas limitaciones. Elimina elementos de la solución que parezcan demasiado esperados, obvios o naturales. Por ejemplo, ¿puedes escribir un libro sin inicio o manejar un auto sin llantas? Este tipo de restricciones deberían forzarte a considerar un escenario nada familiar y deberías probar cada uno para llegar a una solución viable.

2. Combina ideas que parezcan no relacionables
Cuando estás intentando resolver un problema, tu memoria te entregará soluciones o conceptos que parecen combinaciones lógicas, comúnmente porque otros ya han hecho la relación anteriormente. Para pensar diferente, considera ideas que no parezcan compatibles para nada.

Por ejemplo, ¿y si crearas un sitio web de citas que funcionara como Wikipedia? ¿O qué pasaría si encontraras una forma de abrir latas usando partes de aviones? “Intenta reunir cosas que parezcan que no encajan en un principio, y averigua qué tan lejos te lleva”, dice Markman. Muchas de tus ideas fracasarán, pero aquellas que triunfen serán verdaderamente únicas.

3. Ve la imagen completa
Cuando estés resolviendo un problema busca por variables que otros podrían haber pasado de largo. “Pensar en un panorama mayor te permite salir de tu forma familiar de pensar sobre el problema”, dice Markman. Pregúntate cuál es el propósito de solucionar este problema, ¿qué pasará si tienes éxito?

Por ejemplo, Thomas Edison notó que las casas necesitarían tener cables de electricidad si las personas compraran focos. Para enviar poder a distancias lejanas, necesitas un foco de alto voltaje. Edison fue el único inventor que notó esto, por eso hizo historia.