Plan de Negocios

Abre una estética exprés

Emprende en el rentable sector de la salud y la belleza con esta opción que encantará a mujeres (y hombres) profesionistas.
Abre una estética exprés
Crédito: Depositphotos.com

Este tipo de negocios satisface las necesidades de arreglo personal en tiempo récord, con calidad y a un precio accesible. Eso motiva a que los clientes (hombres y mujeres) regresen hasta tres veces a la semana. De ahí que los márgenes de utilidad alcancen un 24% anual al tercer año.

Modelo de negocio. Establecimiento independiente que ofrece una amplia gama de servicios exprés para mejorar la imagen de las personas. Para obtener ingresos adicionales, comercializa productos profesionales para el cuidado de cabello que los clientes puedan aplicar en casa, como champú y tratamientos.
Público objetivo. Hombres y mujeres de nivel adquisitivo medio, con poco tiempo pero interesados en cuidar su apariencia.
Infraestructura. Local de 100m2 ubicado en una zona de nivel medio, medio alto o alto. Sobre una avenida con alto tránsito vehicular y peatonal, cerca de oficinas y con posibilidad de estacionamiento (cercano o en el sitio).
Equipo. Tocadores, sillas de corte, carros auxiliares para estilistas, sillones de lavado, lavabos, estaciones para manicure, tinas para pedicure, anaqueles, refrigerador, computadora y cafetera.
Personal operativo. Tres estilistas, un tinturista, un manicurista y un ayudante general.
Inversión inicial: $350,000.
Margen de utilidad: 18 a 24 por ciento.

Lejos quedaron los días en que se acudía al salón de belleza sólo una vez al mes o para arreglarse en ocasiones especiales. La mujer actual quiere lucir bella todo el tiempo pero sin sacrificar su tiempo o su quincena. Y no sólo ellas, cada día más hombres están dispuestos a invertir horas y dinero en el cuidado de su apariencia. De ahí que las estéticas exprés sean un negocio lucrativo para atender las necesidades de este público.

No se trata sólo de lavar y cortar el cabello, mucho menos de sólo secarlo o alaciarlo. Una estética exprés ofrece una amplia gama de servicios para mejorar la imagen de las personas de manera integral pero en un menor tiempo que en una tradicional. “Además de la rapidez, se valora la calidad y que los precios sean accesibles”, señala Araceli López, dueña de Beauty Fast, negocio que ofrece desde pedicure y manicure hasta peinados y efectos de color en el cabello en sólo 30 minutos. “El secreto de este negocio es hacer que las personas puedan embellecerse de los pies a la cabeza en tiempo récord y a una tarifa justa. Eso las hace regresar tres o más veces a la semana”.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revela que el 8.2% del gasto de los hogares mexicanos se destina al cuidado personal, lo que permite estimar la rentabilidad de este tipo de negocios cuyos clientes potenciales son mujeres y hombres de clase media mayores de 18 años. “Los servicios de belleza exprés son demandados tanto por clientes jóvenes que quieren llegar presentables a sus trabajos, una junta o un encuentro amoroso, como por jubilados que desean cuidar su imagen para salir de casa o esperar alguna visita”, asegura la emprendedora quien posee tres sucursales en la colonia Portales, al sur del Distrito Federal.

Si quieres aprovechar esta oportunidad de negocio dentro del giro de belleza y cuidado personal, las herramientas principales para emprender son planeación, oferta, calidad y precio. Una fórmula que se complementa con la atención personalizada para el cliente. Toma nota de cómo puedes incorporarte a este sector.

Arma una oferta seductora

Los servicios básicos que ofrecen las estéticas exprés son lavado de cabello, cortes, peinados, efectos de color, manicure, pedicure y maquillaje, todo en menos de 30 minutos. En el caso de Beauty Fast, un peinado exprés para mujer tiene un costo de $150, mientras que el de los hombres se cotiza en $130 y el manicure y pedicure en $150 cada uno. De acuerdo con su dueña, el flujo de clientes varía de 14 a 20 clientes por día, con un consumo promedio por visita de $400. Eso sí, en días festivos, tanto el flujo de clientes como el consumo promedio se pueden duplicar.

Patricia Molina, de Imagen Express, afirma que los servicios exprés son ancla de otros que requieren de al menos 60 minutos para actuar como un tinte o un degradado de color. “Muchas personas se acercan a pedir un servicio rápido y si quedan contentos, regresan a pedir algo que implica quedarse más tiempo. Pero la característica principal de este negocio es que el mismo cliente viene dos o tres veces la misma semana”.

En las dos sucursales que maneja esta emprendedora en la colonia Escandón, en el Distrito Federal, el servicio más demandado por las mujeres es el alaciado así como manicure, aunque también piden con frecuencia el pintado de uñas para que éstas combinen con su atuendo, y el servicio de maquillaje ya sea para una entrevista de trabajo o una cita personal. Por su parte, los hombres acuden para el lavado, peinado y teñido de su cabello, para lucir la barba bien cortada, ocultar sus canas o tener las manos arregladas. “Por cada ocho mujeres que recibimos llegan dos hombres, pero este último nicho está creciendo”.

Uno de los factores clave para el éxito de una estética exprés es que quienes atienden a la clientela estén preparados para ofrecer una atención integral. Es decir, que si están haciendo un peinando a una cliente, también puedan maquillarla si así lo desea pues en el momento puede surgir la necesidad de un servicio adicional.

Para generar ingresos extra, tu estética exprés puede vender productos profesionales para el cuidado del cabello (como champús y tratamientos capilares), exfoliantes y cremas para las manos y los pies que tus clientes puedan aplicar en casa. Eso sí, opta sólo por marcas reconocidas.

Otra idea es incorporar a tu modelo de negocio servicios como la colocación de uñas de acrílico, masajes relajantes, faciales y tratamientos para la piel. Pero ojo: esta oferta requerirá que los clientes inviertan más de una hora de su tiempo en tu negocio, además de que estos servicios aumentarán considerablemente tu inversión inicial. Por eso, analízalo bien antes de implementarlos.

Haz bien las cuentas

Una de las decisiones más importantes para tu estética exprés es definir su ubicación. Selecciona un local que se encuentre sobre una calle o avenida que posea alto flujo peatonal y vehicular, cercano sobre todo a oficinas, gimnasios o centros comerciales; esto te permitirá estar a la vista de los clientes potenciales. Elige una zona de clase media, media alta o alta y que tenga posibilidades de estacionamiento, ya sea en el mismo local o en algún sitio cercano.

Las emprendedoras coinciden en que el éxito de sus negocios radica en que se ubicaron en zonas donde abundan las oficinas y corporativos, ya que la imagen se ha convertido en un factor prioritario en las empresas. “Desde la directora de un área hasta las secretarias, recepcionistas y telefonistas quieren lucir bien”, asegura Araceli López, quien maneja tres sucursales en una colonia donde operan agencias de modelos y de hostess, lo que garantiza su flujo diario de clientas.

Una estética exprés promedio tiene una dimensión de 80 a 100m2. Para arrancar, considera una renta y un depósito. Estos dependerán de la zona que elijas para colocarte, pero el promedio oscila en $15,000. Contempla una cantidad similar para realizar las adecuaciones necesarias (pintura, revisión de instalaciones hidráulicas y eléctricas) e incorporar tomas de corriente trifásicas para los equipos que utilizarás (secadoras, planchas, rizadoras, etc).

Considera una inversión de al menos $140,000 para el mobiliario básico de tu estética. Este presupuesto será suficiente para adquirir al menos tres tocadores, tres sillas de corte, tres carros auxiliares para estilistas, dos sillones de lavado, dos lavabos, dos mesas para manicure con sus respetivas sillas para cliente y manicurista así como sus descansa pies, dos tinas de masajes para pedicure además de un pequeña sala de espera.

Suma $25,000 para tres secadoras y tres planchas de cabello profesionales, $32,000 para instrumentos como peines y cepillos, estuches de maquillaje, portafolios de barnices, uñas postizas y limas, brochas para pintar el cabello y extensiones naturales de cabello en diferentes tonalidades, kits de tijeras para estilistas, toallas, champú, acondicionador, tintes y fijadores que utilizarás en la operación diaria del negocio.

También contempla $20,000 para los anaqueles donde exhibirás los productos a la venta, $15,000 para un refrigerador y una cafetera para ofrecer bebidas a tus clientes, además de $10,000 para una computadora. A tu presupuesto debes añadir $20,000 para la compra de los productos profesionales que comercializarás, $15,000 para una página Web y hosting anual, así como $5,000 para insumos de limpieza del local, garrafones de agua, refrescos, café, azúcar y galletas.

No olvides destinar al menos $3,000 para papelería como facturas, tarjetas de presentación y volantes, $3,000 en uniformes que distingan a tu equipo de trabajo además de $2,000 en la instalación de una línea telefónica.

Forma el mejor equipo

No es secreto que el recurso más importante de las empresas es el capital humano. Y en el caso de una estética constituyen su fuerza de ventas debido a que en ellos recae la responsabilidad de la satisfacción del cliente.

¿Cómo conseguir al mejor equipo? Si tú no eres estilista, tu papel será administrar el negocio, diseñar promociones atractivas y atender a tus clientes por teléfono o redes sociales. Cerciórate de contratar a estilistas y manicuristas con experiencia de al menos un año para que posean una cartera de clientes cautivos que acudan a tu negocio. “La mayoría de las personas tienen un estilista de toda la vida con el que se cortan el cabello. Estos profesionales son garantía, ya que tienen talento para hacer cortes tal como pide el cliente”, dice Araceli Aranzábal, dueña de estética Ara ubicada en Coyoacán, en el Distrito Federal.

Para comenzar operaciones necesitarás al menos tres estilistas con un sueldo de al menos $10,000 mensuales. Asígnales horarios que te permitan ofrecer servicios de 7:00 a.m. a 8:00 p.m. “En una estética exprés es necesario abrir lo más temprano posible para cuidar el arreglo de las personas que van a trabajar mientras que en la noche se da atención a los que tendrán alguna cena o evento”, aconseja la emprendedora.

La recomendación es que conforme vayas haciendo una cartera de clientes te ajustes a sus necesidades. “Algunas personas se ponen de acuerdo con su estilista para que las atiendan incluso antes de las 7:00 de la mañana, y debes ser flexible porque generalmente están dispuestas a pagar más por esa atención”, señala.

También necesitarás un tinturista, con un salario promedio de $8,000 y un horario de 9:00 a.m. a 6:00 p.m., tiempo en el que se demandan servicios relacionados con el color de cabello. Adicionalmente, requerirás una manicurista a la que deberás pagar al menos $7,000 mensuales con un horario de 8:00 a.m. a 7:00 p.m., además de un ayudante general para la limpieza del local así como para ofrecer y servir bebidas a tus clientes, al que deberás pagar $5,000 cada mes.

Durante las “horas muertas”, que en general van de las 2:00 p.m. a las 4:00 p.m., aprovecha para para que tus colaboradores lean revistas de nuevas tendencias, practiquen nuevos cortes o estilos de maquillaje entre sí y, además, tomen sus alimentos.

“Debes hacer sentir al cliente como en casa. Cada vez que entra una persona al negocio debes hablarle por su nombre para que sienta confianza y ofrecerle una bebida para que pueda relajarse y pasar un buen momento”, recomienda Aranzábal. En su opinión, este es uno de los factores por el que sus clientas acuden varias veces a la semana a su estética. Por eso, no escatimes en capacitar a todos los miembros de tu equipo sobre el servicio y atención que quieres que brinden a tu clientela.

Como señala Manuel Oropeza, asesor de empresas especializadas en el cuidado de la belleza, una estética de este tipo no ofrece servicios de primera necesidad; sin embargo su demanda va en ascenso porque el cuidado de la imagen está convirtiéndose en un factor determinante no sólo para desarrollar actividades profesionales sino también para estar a gusto con uno mismo, por lo que es indispensable hacer que la gente se sienta cómoda.

Para ello, la higiene tanto del local como del personal deben ser prioritarias en tu negocio, cuidando que el lugar siempre esté limpio y que tanto tú como tu equipo siempre tengan arreglado el cabello y las manos. “Hay que predicar con el ejemplo”, afirma.

Como cualquier tipo de negocio también debes contemplar el pago de impuestos, así que contrata los servicios de un especialista en contaduría por lo menos una vez al mes para que desde el principio tengas en orden todos los números de tu negocio.

Suma clientes cada día

Si quieres que los clientes de tu estética se multipliquen, procura que siempre queden satisfechos con un servicio de calidad. Esto tiene un efecto multiplicador porque no sólo regresan una y otra vez sino que también te recomiendan entre sus amigos y conocidos. “No puedes arriesgarte a ofrecer los mejores precios si estará en juego la calidad. Las personas prefieren invertir un poco más para que su cabello este cuidado a pagar poco y que se les caiga el tinte en dos días o se les maltrate el cabello”, comenta Manuel Oropeza.

Este diferenciador te permitirá conseguir la fidelidad de al menos el 60% de tu cartera de clientes, asegura el experto. El secreto de esta estrategia es contar con proveedores que vendan marcas profesionales. Sin embargo, no basta con ofrecer calidad en el servicio, también debes diseñar promociones atractivas que motiven a las personas a visitarte no sólo de vez en cuando sino varias veces por semana. ¿Algunas ideas? Una tarjeta de cliente frecuente, servicios gratis por acumulación de visitas, precios preferenciales los viernes y fines de semana, precios al 2x1 o descuentos.

“Las promociones ayudan a que un negocio siempre tenga afluencia. El 2x1 es sensacional porque las clientas invitan a su mamá, hermana o amiga para aprovechar, pero el objetivo es fomentar la fidelidad de las dos”, indica Oropeza. No olvides diseñar ofertas especiales para cumpleañeros así como el Día del Amor y la Amistad, el Día de la Mujer, el Día de las Madres, el Día del Padre, el Día del Abuelo o el Día de la Secretaria.

Todo listo para iniciar

Antes de arrancar operaciones debes contar con una imagen definida. ¡Sí! Un nombre que distinga a tu empresa de la competencia y un eslogan que defina tu identidad. Una vez que estés seguro de ellos, acude con un diseñador profesional para que elabore un logotipo que puedas imprimir en la papelería y uniformes de tu personal (batas blancas y negras con bolsillos al frente, además de playeras para la temporada de calor).

Y para que tu estética esté en orden desde el primer día, realiza los trámites necesarios (toma en cuenta que esta cantidad puede variar de acuerdo a las normas locales de cada entidad), empezando por el registro de tu empresa en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para la impresión de facturas que requerirán los clientes e incluso proveedores.

Adicionalmente, en el caso del Distrito Federal, requieres de la Certificación de zonificación, trámite conocido como Uso de Suelo para el desarrollo de una actividad, el cual tiene un costo de $752 con una vigencia de dos años.

También es necesario que tramites el Aviso de declaración de apertura, que se realiza vía internet (www.apertura.df.gob.mx). Éste carece de costo y tiene vigencia indefinida mientras se conserve el giro. No olvides la Alta en el Padrón de Impuesto Sobre Nóminas, mediante el cual el particular que tiene contratados empleados se inscribe en el Padrón de Contribuyentes sobre Nóminas, a fin de dar cumplimiento a lo establecido en el Código Financiero respecto al pago del 2% del impuesto.

Suma una Licencia de Anuncio para que puedas construir y distribuir publicidad y anuncios, misma que posee un costo variable además de tener vigencia anual. Consulta todos los requisitos para tener tu negocio en regla en la Guía de Trámites Empresariales para actividades económicas en el Distrito Federal (www.guiate.df.gob.mx/).

Y no olvides abrir una cuenta bancaria a nombre de la empresa para hacer y recibir pagos. Por último, solicita a una institución bancaria una Terminal Punto de Venta (TPV) para aceptar pagos con tarjetas de crédito y débito.