Consultoría

3 pésimos hábitos de comunicación online

Existen ciertos vicios al comunicarte a través de email y de redes sociales que debes evitar si no quieres cansar o molestar a tu audiencia.
3 pésimos hábitos de comunicación online
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hoy en día, buena parte de la comunicación ocurre vía online. Debido a la enorme cantidad de intercambios electrónicos, es difícil crear un mensaje perfecto cada vez que te comunicas.

Sin embargo, hay algunos hábitos comunicativos que de hecho pueden alienar a tu audiencia y mermar la efectividad de tu comunicación, asegura la consultora Dorri Olds. La experta ha trabajado con numerosas empresas, ayudándoles a crear sitios Web y dominar las redes sociales. Olds trabaja junto a sus clientes para ‘curarlos’ de estas tres aflicciones:

1. Sordera de tono
El e-mail, en específico, no es conocido por su habilidad para comunicar un tono, por lo que es fácil que los mensajes sean malentendidos. Enviar una respuesta directa y corta puede ahorrarte tiempo, pero también podría resultar cortante y abrupto para el receptor. Aunque no tienes que llenar los mensajes de emoticones, debes revisar tu correo, tus posts, tuits y mensajes de texto antes de darle ‘enviar’ para asegurarte de que no estás siendo inintencionadamente cortante.

Puedes suavizar tus respuestas directas con un saludo (como “Hola”o “Qué gusto escuchar de ti”) y firmar con un “gracias” o “saludos”. Aunque esto te haga escribir un poco más, algo tan simple puede prevenir que tu mensaje sea malentendido y hiera sentimientos ajenos o cause molestias.

2. Enfermedad promocional
“Algunas personas piensan que estamos más interesados en lo que hacen que lo que realmente estamos”, dice Olds. Si tus tuits o tus publicaciones se tratan de ti todo el tiempo, es probable que molestes a tu audiencia y que, eventualmente, te dejen de seguir y responder.

Olds recomienda seguir una proporción de uno-a-seis de promoción a otro contenido (sólo un post o tuit promocional por cada seis que envías). Además, cuando estés usando el correo electrónico, asegúrate de que estás ofreciendo algo de valor al receptor, como una oferta o buen contenido.

La experta también aconseja usar tus plataformas para promocionar a otros y ayudarlos a construir su base de seguidores, a través de los retuits o de compartir las publicaciones con contenido interesante para tu audiencia. Si tu firma de email es de siete u ocho líneas, nadie la leerá. Córtala y deja lo esencial: uno o dos mensajes sobre ti. Esto hará más efectiva la comunicación.

3. Estado mental negativo
Nadie quiere oír a personas quejándose ni auto compadeciéndose en estos medios. Si realizas este tipo de comunicación regularmente, podrías estar afectando tu imagen. Al mismo tiempo, Olds no cree que debas ser demasiado personal en tus publicaciones. Si eres auténtico y compartes tus sentimientos sobre un tema en especial te harás más accesible y la gente tendrá una mejor percepción de quién eres. Por eso es importante la forma en que te posicionas en internet.

“¿Por qué publicarías que estás desesperado por atraer nuevos clientes o que estás perdiendo el tiempo en la oficina porque odias tu trabajo?” Piensa en qué estás publicando. ¿Quieres que tus clientes lo lean? Si no es así, no lo pongas en internet.