Miedo

5 miedos del emprendedor

Estos pensamientos comunes podrían estar deteniendo tu trayectoria hacia el éxito. ¡Deshazte de ellos!
5 miedos del emprendedor
Crédito: Depositphoto.com

Existen muchos miedos y excusas que nos detienen de obtener lo que queremos como emprendedores. Pero tanto el éxito como el fracaso son una elección.
Cuando inicié mi negocio, éstas eran mis grandes preocupaciones:

  • “Soy joven y nunca he tenido un trabajo verdadero, ¿por qué alguien me contrataría sin tener experiencia alguna?”
  • “Todavía no tengo título universitario, por lo que no soy lo suficientemente inteligente como para enseñar esto a alguien más”
  • “Duermo en el sillón de mi hermana, y si mi cliente se entera seguro me rechaza”

El chiste es que siempre habrá este tipo de pensamientos que intentarán detenerte. Por lo tanto, depende de ti si les prestas atención o si los superas y triunfas sin importar qué se interponga en tu camino.

¿Y qué es lo que te está deteniendo? Éstos son los cinco miedos más comunes que escucho de los emprendedores, así como algunos consejos para superarlos y ser exitoso:

Miedo No. 1: No creer en ti mismo

Solución: Establece metas más pequeñas que puedas conseguir con mayor facilidad.
La clave para romper esto es obtener pequeños triunfos todos los días, de manera que puedas aumentar tu confianza en ti mismo como para dirigir el negocio. Convierte esta práctica en un juego y observa cuántas pequeñas victorias consigues cada día, con base en una fecha límite establecida previamente.

Miedo No.2: Pensar que necesitas un producto antes de venderlo

Solución: Atrae interés e investiga antes de iniciar la venta.
Piensas que necesitas tener el producto perfecto terminado antes de que puedas empezar a venderlo. Pero puedes pre-vender algo para ver cuántas personas están dispuestas a comprarlo en lugar de gastar meses y meses en crear algo que no es atractivo para nadie. Sí, puedes vender el producto antes de tenerlo.

Miedo No. 3: Necesitar ser absolutamente perfecto

Solución: No te estreses por cada pequeño detalle.
“¡Necesito el logotipo perfecto!” He escuchado tantas veces la historia del diseño del logo que me da ganas de vomitar. A nadie le importa tu logo, ni el tamaño de fuente de tu sitio Web. Sí, es importante hacer las cosas grandiosas y puedes hacer esto mejorando con el tiempo, pero bueno y rentable es mejor que perfecto y jamás hecho. Haz que las cosas sucedan. Sé de las personas que terminan aunque aún no sea perfecto.

Miedo No. 4: Buscar dinero de inversionistas

Solución: Haz networking y sé creativo.
Conozco a tantos emprendedores que iniciaron su negocio debiendo dinero, y crearon todo a partir de relaciones, construyendo a su audiencia. Por eso, es momento de que seas creativo y empieces a pensar como emprendedor en lugar de alguien que trabaja en un cubículo. Piensa fuera de la caja.

Miedo No. 5: Careces de experiencia y conocimiento para iniciar

Solución: No te limites si no tienes educación universitaria.
Con todo lo que está disponible en internet, ¿dices que no puedes aprender lo que necesitas? Puedes encontrar un mentor, estudiar recursos gratuitos online o imitar algunos procesos exitosos. Existen demasiadas formas de encontrar el conocimiento y obtener la experiencia que necesitas para demostrar que tienes lo que se necesita para ser emprendedor.