Emprendedores

Lecciones de liderazgo de Steve Jobs

El co-fundador de Apple era un jefe difícil, pero su visión de “pensar diferente” le permitió crear productos que cambiaron el mundo.
Lecciones de liderazgo de Steve Jobs
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Steve Jobs era un jefe duro, sin duda. Y aunque la primera cinta biográfica basada en la vida del co-fundador de Apple no escatima en mostrar su estilo agresivo de liderazgo, no reúne toda la historia. En la película despide a  un ingeniero con un movimiento de muñeca y luego le pregunta “¿Qué sigues haciendo aquí?”. Pero a pesar de que era estricto, impulsaba un ambiente colaborativo en el que pudiera surgir la innovación.

Después de ver “Jobs” me quedé pensando sobre qué hacía especial a su estilo de liderazgo y los obstáculos de personalidad que toca la película. Aunque recomiendo esperar por la interpretación de Aaron Sorkin de la vida de Steve Jobs (la segunda película biográfica de Jobs, y para la que Steve Wozniak está consultando) “Jobs” me hizo pensar por qué la monarquía colaborativa de Steve Jobs fue tan exitosa. Aquí cuatro razones:

Su visión ayudaba a impulsar la creatividad individual
Apple y Steve Jobs son inseparables. Su identidad estará reflejada en cada producto Apple que se desarrolle, y eso se debe a que se involucraba en todos los elementos de la filosofía de diseño de Apple. Era conocido por ser muy controlador, y de hecho se ha relatado que rediseñó la apariencia del camión y de la cafetería de la empresa.

Aunque cada producto Apple es la suma de muchas habilidades distintas, éstos se adhieren a la visión establecida por Jobs de entender lo que hace a un producto Apple atractivo. Esta fundación específica empodera a los diferentes aspectos del diseño del producto a superarse, mientras que se mantiene consistente la experiencia del usuario.

No contrataba a personas tontas
Los métodos de reclutamiento de Apple estaban estructurados alrededor de trabajadores especialistas y profesiones multifacéticas. Y aunque el primer instinto de muchos managers es contratar a alguien que trabaje igual o menos que el empleador, Apple buscaba a las personas talentosas de cualquier profesión y les daba una oportunidad de brillar. Estos empleados debían acordar con el mensaje básico de Apple. Y es de ahí de donde Jobs tomó su reputación de hombre duro.

Llevó una filosofía de artista a la tecnología
El artista sabe por qué su arte es increíble, pero al final se trata de que el consumidor lo note. El iPad les enseñó a los consumidores que las baterías de una laptop no tenían que calentarse en su regazo. Esto podría haber sido un pitch difícil en un focus group, pero Apple no los necesitaba. La voluntad de Jobs de invertir en la estética de los productos Apple modeló el propósito utilitario de todo dispositivo electrónico en algo que era emocionante y se vendía a sí mismo por ser maravilloso.

Desdeñó el estatus quo
Alerta de spoiler: La cinta “Jobs” termina con una re imaginación de la grabación del icónico anuncio de Apple para el Super Bowl de 1997. La campaña “Think Different” no sólo se convirtió en el mantra que mejor describía la filosofía de Apple, sino que también representaba el lado humano olvidado de la tecnología.

Un teclado táctil de Apple, creo, personifica el verdadero significado de “Piensa diferente”. Se siente natural, rápido y regresar al teclado de PC sería incómodo. Los productos Apple son más caros porque pagas por un equipo de diseño que ha tenido la libertad de analizar cómo interactúas con el producto. Steve Jobs no sólo es conocido por su voluntad de compartir el crédito, sino por hacer que la gente reconozca que buena parte de lo que hace a los productos Apple increíbles es la fe que la empresa pone en las manos de su equipo de diseño.

Aunque Jobs probablemente no sabía cuándo grabó su primera voz en off, estaba construyendo la fundación de un culto de personalidad que explotó simplemente porque sus productos eran más agradables que los de los demás.

Debe resaltarse que Steve Jobs fue el contrapunto de un movimiento que ya estaba en marcha. Las computadoras eran inevitables, pero Jobs fue el único dispuesto a entrar a la industria desde un ángulo novedoso.

Su estilo de management provocaba desencuentros, pero los resultados son claros: Dejar que tus productos reflejen a las mentes que los crearon afectará en cómo los clientes se sentirán cuando lo compren. Steve Jobs era un bully ocasional, pero porque estaba consciente de la relación entre el producto y su identidad. Espera lo mejor de tus colaboradores, espera lo mejor de ti mismo y siempre considera nuevas formas para que tu empresa “Piense diferente”.