Finanzas

Aprende de finanzas personales en 5 pasos

Te decimos cómo obtener la educación financiera que necesitas para administrar mejor tu dinero.
Aprende de finanzas personales en 5 pasos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuando empecé mi planeación financiera hace siete años, rápidamente aprendí que las personas que son exitosas financieramente son aquellas que dedican tiempo y energía para hacer presupuestos, administrar y planear su dinero. En otras palabras, tienen la disciplina de tener educación financiera y continuar expandiendo su educación toda la vida.

Una educación financiera es algo que pocos reciben al crecer, sin embargo es un elemento esencial para tener éxito en las finanzas. Si eres nuevo en este tema o estás buscando crecer tu conocimiento, te compartimos cinco pasos fáciles para obtener la educación que necesitas:

1. Agenda citas de dinero semanales
Los millonarios gastan, en promedio, 8.4 horas al mes en planear y administrar sus finanzas, de acuerdo con el investigador Thomas Stanley. Aunque muchas personas quieren ser millonarias, la mayoría no usa el tiempo y energía necesarios para que suceda. Así que no cometas ese error.

En lugar, establece un evento recurrente en tu calendario para tener una cita de dinero y dedicarle al menos una hora a la semana. Durante ésta, debes actualizar tu presupuesto, revisar los gastos venideros, pagar cuentas, revisar tus estados de cuenta y controlar otros asuntos financieros. Haz que estas citas sean disfrutables: escucha música, baila, prende velas o haz cualquier cosa que te haga divertido ese momento. Cuanto más divertido sea, más probable es que lo sigas haciendo.

2. Dedica 20 minutos al mes para leer sobre finanzas personales
No trates de entender todo sobre finanzas en una misma tarde. Mejor parte tu educación financiera en trozos más digeribles. Dedica 20 minutos a la semana (además de tu cita de dinero) y lee artículos o libros de temas relacionados a las finanzas personales. Elige un tema a la semana y lee sobre él hasta que lo entiendas.

3. Habla con personas que admiras
Conforme empiezas a aprender sobre temas de finanzas como gastos, ahorros, crédito, deuda, inversiones y estrategias de retiro, aplica lo que aprendes hablando con alguien a quien admiras. Generalmente hay muchas personas que hablan sobre dinero, pero la mayoría de las nociones financieras de la familia y amigos son incorrectas.

En lugar, habla con mentores y otros emprendedores que sean exitosos en su vida financiera. Pregúntales acerca de sus éxitos y fracasos. Al igual que en los negocios, he descubierto que puedo evitar muchos errores si aprendo de los de los demás. También ten en mente que hablar de dinero sigue siendo un tema sensible para muchos, así que empieza pequeño y ve profundizando. Sé respetuoso con lo que las personas comparten contigo y siempre agradéceles su consejo.

4. Prueba las estrategias en tu propia vida
Muchos emprendedores saben que la mejor manera de aprender si una idea funcionará o no es probándola. Esta misma filosofía es aplicable en tus finanzas personales. Constantemente les recuerdo a mis clientes que las estrategias financieras funcionan mejor para algunos que para otros.

Tomemos  como ejemplo el establecimiento de presupuestos. Hay cientos de sistemas y programas que pueden ayudarte a hacerlo, pero no sabrás cuál es mejor para ti a menos que uses varios. Esto me sirvió a mí; probé varios programas y al final decidí que prefería un tradicional documento en Excel. Pero tuve que probar muchas opciones para llegar a ello. Así que mientras no pruebes algo no sabrás si funciona o no.

5. Contrata a un asesor profesional
A veces necesitamos la ayuda de un profesional. Tú la requieres si:
- Tienes poca o nula experiencia en planeación financiera
- No quieres hacer todo por ti mismo
- No tienes una opinión imparcial
- Tienes una situación financiera compleja
- No tienes tiempo para hacerlo

Recuerda que para dominar cualquier disciplina se requiere práctica constante, entrenamiento y perfeccionamiento. Asegúrate de dedicar tiempo y energía a poner en orden tus finanzas personales.