Marketing

Claves para hacer un e-book publicitario

Para conquistar a los usuarios con esta estrategia de marketing debes elegir un tema interesante, prestar atención al diseño y añadir interactividad.
Claves para hacer un e-book publicitario
Crédito: Depositphotos.com

De las mil millones de personas que usan internet en la actualidad, la vasta mayoría está buscando información; consejos de finanzas, notas de entretenimiento, fuentes de estudios, productos y servicios y soluciones para sus problemas. Esto significa que la información es ‘sexy’ y que la puedes aprovechar para dar a conocer (o vender) tu negocio.

Crear un e-book publicitario es una estrategia de bajo costo para compartir información de tu empresa o tu expertise vía online. Además, son fáciles de armar y entregarlos puede resultar completamente gratuito, por lo que podrías recibir el 100 por ciento de las ganancias que generen si los publicas en tu sitio Web o redes sociales.

Con los libros digitales también tienes una buena oportunidad para conseguir viralidad y expandir tu mensaje a través de cientos de personas y comunidades virtuales. Claramente, esto únicamente lo lograrás si tu contenido es de calidad y resulta interesante para tu audiencia, de manera que quieran compartirlo con sus amigos y contactos. Y, la mejor parte de esta estrategia, es que tu e-book podría llegar directamente a las manos de clientes potenciales.

Pero si quieres ganar con este medio -ya sea por su venta directa o por alguna conversión- lo primero que debes entender es que un e-book no es lo mismo que un libro físico, ya que no debe contener únicamente texto, sino estar acompañado de imágenes, gráficas, ligas y videos que lo hagan interactivo.

De acuerdo con el sitio FastCompany.com, los e-books irán más allá de ser meros contenedores de historias, para convertirse en redes sociales de nicho donde las personas pueden compartir comentarios y pasajes favoritos, de manera que ayuden a tomar decisiones más informadas.

Toma nota de estos consejos para crear un material efectivo que te genere buenos resultados:

Elige un buen tema. Este punto es el principal. Necesitas ofrecer contenido atractivo e interesante para tu audiencia (y clientes potenciales). Apuesta por un tema general o relacionado con tu industria e introducir en él los puntos que te interesan, como el lanzamiento de un nuevo producto o servicio.  

Usa las redes sociales y las herramientas de Google (Trends y Trending Topics) para conocer cuáles son los temas más buscados por los internautas. Recuerda que si lo usarás para motivos de marketing, no puedes utilizar el mismo lenguaje que en un mensaje publicitario; debe ser mucho más sutil. 

Escoge al equipo correcto. Si harás este material in-house, debes contar con las personas idóneas para desarrollarlo. Para el texto, elige a alguien que tenga habilidades para definir temas y escribir, así como conocimiento del tema y excelente ortografía. En cuanto al diseño, asegúrate de que el encargado tenga una estética definida y sepa usar los programas de diseño necesarios (InDesign, y luego convertirlo en PDF, por ejemplo).

Hazlo corto. Para que tu contenido tenga buenos resultados debes ofrecer información útil, relevante y concisa de entre 10 y 30 páginas. Intenta que en el e-book se resuelva alguna problemática y se compartan datos interesantes, como cifras y estadísticas.

Fíjate en el diseño. Aunque no se juzgue un libro por la portada, nadie puede argumentar que ésta no es clave para decidir si comprarlo o no. Apuesta por colores llamativos y agradables a la vista y por imágenes  de calidad. Asegúrate que la tipografía sea legible, y con un buen tamaño, de manera que el usuario no tenga que usar el botón de zoom.

Incluye interactividad. Nuevamente, un e-book no debe ser lo mismo que un libro físico, por lo que intenta incluir cualquier elemento Web que lo haga más navegable e interactivo. Puedes añadir: imágenes, gráficas, infografías, videos y ligas externas. También es importante que consideres la legibilidad, agregando balazos, puntos ennumerados o textos en negritas.

Piensa en dónde lo leerán los usuarios. De acuerdo con un estudio realizado por Readmil, una aplicación para leer e-books en iPhone y iPad, los dispositivos más utilizados para leer información digital son los smartphones. Por ello debes considerar tanto el tipo de documento (que se abra en estos dispositivos), así como los tamaños de imágenes y textos. En este punto hay que tener en cuenta que todo debe estar optimizado -en especial las imágenes- para que el tiempo y espacio necesario para la descarga no sea excesivo.

Agrega botones para compartir. Esto le permitirá al usuario compartir fácilmente el e-book con sus contactos en redes sociales. Usa los botones de redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn, así como la posibilidad de enviar vía e-mail. Si la extensión del libro digital es larga también puedes añadir marcadores.

Promuévelo. Es tiempo de pensar cómo darás a conocer tu e-book. Para promocionarlo en Internet puedes usar: e-mail marketing, enviando invitaciones a tu base de datos; redes sociales; banners en tu sitio o blog; optimización en motores de búsqueda (SEO) o en motores de tiendas de e-books y una campaña de Google Adwords, usando palabras clave.

Define tus métricas. Antes de incluso crear el e-book debes preguntarte qué es lo que esperas de él: ¿mayores ventas en tu empresa? ¿posicionamiento? ¿promoción? ¿dar a conocer un producto o servicio? ¿ganar con su venta? Esto te ayudará a delimitar los análisis y métricas a tomar en cuenta.

Sin embargo, lo más recomendable es que no lo vendas y que no sugieras directamente al usuario que compre algo. Haz invitaciones de modo sutil y envía correos de seguimiento días después de realizar la descarga. Para ello es necesario que pidas a las personas que se registren para poder descargar el e-book.