Recursos Humanos

Haz que tus buenos empleados sean mejores

Sigue estas estrategias para lograr que tu equipo realice su mejor desempeño y esté alineado a las metas de la empresa.
Haz que tus buenos empleados sean mejores
Crédito: Depositphotos.com

Desafortunadamente algunas de mis peores decisiones involucran contratar a los empleados incorrectos. Habiendo dicho esto, algunas de mis decisiones más afortunadas han sido contratar a los mejores empleados. Un mal empleado te atrasará meses, hasta años, mientras que uno bueno pagará diez veces su sueldo. 

Así que la pregunta es: ¿Cómo puedes conseguir el mejor desempeño de los buenos empleados? Algunos podrían decir que contratar a las personas indicadas es suficiente. Pero no lo es.

Los empleados (incluso los más brillantes) deben estar dirigidos el éxito. Eso requiere establecer metas, sistemas y procesos para ello. Mi experiencia también me dice que las personas reaccionan bien a los incentivos, y que ningún empleado -independientemente de su pasión y motivación- triunfará en un negocio mal dirigido o construido pobremente.

Todo esto confluye en el principio fundamental de asegurarte que las metas del negocio estén alineadas con los estándares de desempeño de los empleados. Hacerlo puede convertir empleados promedio en buenos; y buenos empleados en excelentes. Es algo en lo que he estado trabajando en mi empresa y he visto que estas reglas son transferibles a cualquier otra. Te las comparto:

1. Usa un modelo de negocio que resuma las ganancias de la empresa por empleado. Esto es lo que quiero decir: En mi empresa, TGG Accounting, vendemos servicios de contaduría a través de profesionales capacitados que controlan sus horarios, agenda y calidad de servicio. Nosotros controlamos sus costos salariales. Entendiendo esto, establezco un mínimo de estándares de calidad y desempeño para generar un mínimo del 45 por ciento de ganancias. Así mi empresa toma el 10 por ciento de lo que genera cada contador.

2. Establece estándares de comportamiento apropiados. Esto es importante porque ciertos estándares podrían no ser aplicables a ciertos empleados. En mi caso, sólo juzgo a mi equipo basándome en situaciones que ellos pueden controlar. En TGG Accounting, eso significa evaluar a los contadores por cómo controlan sus horarios y por la calidad de su trabajo.

3. Une los estándares de desempeño con compensaciones. Mis contadores ganan un sueldo base que es suficiente para pagar sus gastos de vida. Reciben bonos mensuales de desempeño por alcanzar ciertas ganancias o cumplir estándares de calidad. Pero este bono está restringido únicamente a los buenos resultados. Están diseñados para recompensar comportamientos que beneficien a la empresa y a los clientes.  

4. Monitorea y publica resultados. Veo a cada empleado como una unidad rentable. Y la empresa entera debe funcionar en conjunto para conseguir los objetivos. Al monitorear los resultados del desempeño a detalle y mostrándolos públicamente, emerge la presión entre colegas y se alcanza el máximo de desempeño.

En este punto podrías pensar, “Esto funciona bien en un negocio de servicios, pero el mío es distinto”. Aunque cada empresa es diferente, todas necesitan empleados que apoyen las metas. Siempre hay una forma de proveer una estructura de empresa apropiada que incentive a los empleados.

Sin importar cuál sea tu industria, todas las compañías van detrás de un mismo objetivo: Proveer algo que alguien necesita a un precio. Por eso necesitas que tus empleados estén alineados a la misma idea.