Consultoría

3 tips para mantenerte motivado

La vida de un emprendedor es difícil. Te compartimos tres cosas que te ayudarán a recuperar tu energía, hasta en los peores días.
3 tips para mantenerte motivado
Crédito: Depositphotos.com

Decir que el emprendedurismo es un camino difícil y solitario podría ser demasiado cliché. Pero la realidad es que ser el fundador de una empresa a veces puede parecer una tarea imposible. Hay muchas personas diciéndole ‘no’ a tus ideas y lo peor es cuando recuerdas que cerca del 90 por ciento de las startups fracasan.


Pero no debes perder la esperanza. Existen varias formas de mantenerte motivado durante los altibajos de iniciar un negocio. Te compartimos tres técnicas sencillas que pueden ayudarte a subir la moral cuando te sientas deprimido durante este proceso:

1. Crea un equipo de soporte
Decido compartir mi idea de negocio entre mis colegas, ¿y adivina qué? Me encuentro escuchando a otras personas que tuvieron la idea de lanzar su propio negocio pero que les dio demasiado miedo actuar. Después de varias sesiones de obtener retroalimentación el uno del otro, propuse que tuviéramos una reunión semanal para trabajar en nuestros proyectos.

Además de reunirnos con mentores e investigar sobre nuestras industrias, nos divertimos. Tenemos cenas no sólo para reír y deshacernos del estrés, sino también para apoyarnos y compartir los obstáculos a los que nos enfrentamos.

Una buena opción es que el grupo de soporte sea entre emprendedores o personas que estén pasando por una situación similar, aunque no sean de tu misma industria. Así notarás que no estás solo y que, con el soporte de los demás, estarás más motivado a cumplir tus metas.

2. Elige un hobby para el que no eres bueno
Así es. Muchas personas igualan el emprendedurismo a la perfección, pero tienes que entender que nada de lo que hagas será completamente perfecto. Entonces, al elegir una actividad que no es familiar, te motivas por mejorar y hacerte más disciplinado en esa área. Asimismo, te hará sentir más cómodo con las cosas que te incomodan sin generar repercusiones serias.

Y también, ¿quién dijo que no puedes divertirte y reírte de ti mismo? Recuerdo cuando recién empecé a escribir. Era terrible. Pero ahora tengo más confianza en mí mismo ya que he mejorado gracias a la práctica.

3. Haz una pared de positivismo
Como estudiante de una escuela de negocios, me rodeo de personas muy optimistas y ambiciosas. Aunque estoy con estas personas buena parte del día, me tomó casi todo el primer año en darme cuenta que tienen algo en común: Todos tienen paredes adornadas con cosas que encuentran inspiradoras.

Si estás pensando tener tu propia pared motivacional, no vayas a una tienda de arte y gastes mucho dinero. En lugar, empieza por imprimir frases e imágenes que te parezcan motivacionales. Así te recordarás por qué eres la persona correcta para seguir tu pasión.

Cuando batallas con tus peores días, asegúrate de tomar aire fresco y recordar que tu situación o fracaso no es un reflejo de lo que eres. También recuerda que adoptaste el estilo de vida de tomar riesgos, mientras que alguien más ha rechazado ese reto. Eso por sí mismo es una razón suficiente para continuar con tu negocio y propósito de vida.