Recursos Humanos

Reasigna cargos en tu empresa

Los miembros de una startup deben cumplir varios roles, algunos para los que no están capacitados. Si quieres crecer, cambia tu estructura.
Reasigna cargos en tu empresa
Crédito: Depositphotos.com

Cuando eres una startup, todos los empleados deben hacer múltiples trabajos. Los fundadores pueden ser jefes de ventas y de operaciones al mismo tiempo. Los emprendedores, socios y líderes muchas veces tienen que ocupar cargos que no conocen o nunca desearon mientras trabajan arduamente por levantar el negocio.

Este tipo de multitasking es clave para el éxito de una startup, pero también puede dirigir al fracaso cuando la empresa necesita crecer. Los vendedores que nunca en su vida habían llenado sus propios impuestos terminan convirtiéndose en los contadores de las empresas. Los empleados que siempre han estado en la parte operativa toman cargos de responsabilidad. Y los asistentes administrativos de repente se encuentran como las cabezas de recursos humanos.

Pero si quieres que tu negocio tenga éxito, debes mejorar en tu forma de asignar el capital humano y reasignar roles donde y cuando sea necesario. Fracasar haciéndolo puede evitarte tomar el salto al siguiente nivel, o peor aún, mermar el progreso que ya has conseguido. Éstas son las razones por las que necesitas cambiar tu estructura:

Un cuadrado en un hueco circular genera ineficiencia
En el fondo, el problema se trata de tener al empleado incorrecto en el trabajo incorrecto. Si tus empleados son cuadrados tratando de rellenar huecos circulares, estás perdiendo mucho tiempo y dinero.

Seguramente muchos empleados parecían prometedores durante la etapa de startup y realizaron funciones exitosamente. Pero esas mismas funciones se han hecho más complejas conforme la empresa ha ido crecido. Un asistente de administrador que controlaba el sueldo de cinco trabajadores quizá no pueda manejar el de 50. Así que en lugar de gastar recursos apoyando la curva de aprendizaje es mejor que contrates a alguien nuevo que tenga estas habilidades.

Esta situación puede ser incómoda ya que requiere lidiar con los sentimientos de los empleados sobre su valor en la empresa. Pero si lo haces bien, será lo mejor en el largo plazo para ambos, para tus empleado.

Estás arriesgando la lealtad de los empleados
Si continúas esperando que los empleados “correctos” ocupen los cargos incorrectos, en algún punto se frustrarán. Piensa en ello: Si tienes muchos empleados que no están bien emparejados con los puestos, es más probable que fracasen. Algunos podrían nunca acertar.

Esto podría no ser por falta de esfuerzo, pero esta clase de situación podría tener un grave impacto con la satisfacción del empleado y su lealtad para con la empresa. Una vez que tus colaboradores pierden interés, es muy difícil recuperarlo.

Podrías sufrir de un riesgo de reputación
¿Realmente quieres ser conocido por tus ineficiencias? Conforme más ocupado estés, más difícil será que alguien en tu equipo finja hacer algo que no sabe cómo hacer. Pero estas personas no sólo fingen internamente; también son los que se encargan de servir a tus clientes. Podrías creer que nadie en el exterior nota que tus empleados no están capacitados, pero no es cierto. Y una vez que un cliente lo nota, tu reputación está en riesgo. Recuerda, sólo hace falta una reseña negativa para afectar tu éxito y poner en riesgo tu futuro.

Podrías tener un problema serio
He visto a líderes que se convencen a sí mismos que está bien aprender en el camino. Esto puede funcionar por un rato, pero no durará. Como emprendedor debes entender que conforme más tardas en corregir un error en la asignación de puestos más difícil será hacerlo después. No esperes a que tengas un problema legal o de control de calidad para hacer esta tarea. Podría ser demasiado tarde.