Franquicias

La singular campaña de marketing de Krispy Kreme

La cadena aprovechó la fiesta Talk Like a Pirate, celebrada principalmente en Estados Unidos, para atraer clientes y hacer ruido en sus redes sociales.
La singular campaña de marketing de Krispy Kreme
Crédito: Depositphotos.com

Hay muchas formas de atraer a los clientes a las tiendas, pero no todos los días pedirles que hablen como piratas tendrá buenos resultados.

El 19 de septiembre se festeja el Día de Habla como un Pirata (Talk Like a Pirate Day), una extraña festividad que se celebra principalmente en Estados Unidos y que fue creada en la década de 1990, la cual se ha convertido en una oportunidad de marketing para algunos negocios.

La famosa franquicia de donas y café Krispy Kreme es quizás la marca más grande que está aprovechando la actitud pirata. La compañía en EE.UU. y Canadá está ofreciendo donas gratis a los clientes que ordenen hablando como piratas (usando palabras como “Ahoy” y “Argh”). Y a los que van vestidos como piratas se les obsequia una docena de rosquillas.

Krispy Kreme, fundada en 1937 en Carolina del Norte, empezó a festejar el Día Internacional de Habla como un Pirata el año pasado. “A las personas les encantan las donas, sólo necesitan otra razón para disfrutarlas y compartirlas”, dice Lafeea Watson, publirrelacionista de Krispy Kreme. “Así que buscamos formas nuevas e interesantes de crear esos momentos de alegría”.

En 2012, la cuenta promedio de los consumidores el 19 de septiembre creció en un 61 por ciento a comparación del año anterior, en todas las locaciones de Krispy Kreme en el país vecino.

Este año, más de 8,000 personas se registraron como “asistentes” en el evento de la página de fans de Krispy Kreme, “Talk Like a Pirate Day –U.S. & Canada”. El evento fue cuidadoso en especificar qué define a un disfraz de pirata: al menos tres elementos calificadores, como un parche, un gancho y una pata de palo.

El Día de Habla como un Pirata inició como una broma entre dos amigos en 1995, pero obtuvo atención internacional gracias a la cobertura que hizo el humorista Dave Barry de la festividad en 2002. Mientras que la fiesta aún batalla por obtener reconocimiento internacional, está ganando tracción a nivel local en Estados Unidos. De hecho, el pasado junio, el estado de Michigan pasó una resolución para reconocer oficialmente este día, como un esfuerzo de la entidad de los Grandes Lagos de apoyar las “iniciativas marítimas valiosas”.

Claramente, las redes sociales han sido claves para esparcir la palabra y hacer del Día de Habla como un Pirata un éxito nacional para Krispy Kreme. El hashtag #TalkLikeAPirateDay es tendencia en Twitter, con empresas muy diversas apoyando la iniciativa. La cuenta de Krispy Kreme ha sido la más activa, incluyendo retuits e imágenes en Instagram de clientes contentos de celebrar.

La página de Facebook de la cadena también está llena de usuarios hablando como piratas y publicando fotografías de sí mismos portando vestimentas bucaneras. Un usuario resumió el sentimiento general de la página poniendo, “¡Donas gratis y me puedo vestir como pirata! Esto no hay que pensárselo, mateys (compañeros)”.

Mientras miles se aparecen para participar en las tiendas de Krispy Kreme y obtener donas gratis, muchas franquicias podrían considerar festividades poco conocidas, e incluso inventarse las suyas propias, para atraer clientes y generar ruido para su marca.