Consultoría

Felicidad: clave de la productividad

Para tener un mejor desempeño necesitas amar lo que haces y tener un esquema de pensamiento positivo que te impulse a actuar.
Felicidad: clave de la productividad
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Cómo están relacionadas la felicidad y la productividad? Si quieres mejorar tu productividad, no necesitas ir más lejos que tu propia mentalidad. Marco Aurelio nos recuerda: “Se necesita muy poco para tener una vida feliz; todo está dentro de ti, en tu forma de pensar”.

La gente que disfruta lo que hace es mucho más productiva que aquella que no tiene pasión por su trabajo. ¿Alguna vez has estado tan sumergido en lo que haces que cuando miras hacia arriba descubres que han pasado horas que parecieron minutos? Esta inmersión tan disfrutable es clave para la productividad. Denis Waitley nos dice, “La gente feliz planea acción, no planea resultados”.

Una cualidad común compartida por las personas exitosas es su consciencia sobre los “caminos de pensamiento” en sus vidas. Al igual que una vereda se forma por los años de uso, los “caminos de pensamiento” te fuerzan a seguir pensando de la misma manera que siempre lo has hecho: con positivismo.

La manera en que piensas generalmente es más importante que lo que piensas en sí. La característica que diferencia a los buenos de los extraordinarios, y a los mediocres de los altamente exitosos, es su habilidad de pensar en ellos mismos como personas que triunfan durante el camino a la grandeza –independientemente cuál sea tu definición de grandeza.

Una habilidad importante es pensar sin actuar: Planear. ¿Por qué quieres ser conocido? ¿Qué quieres hacer con tu vida? ¿Qué es posible? El cambio inicia con lo que te dices a ti mismo y a los demás. Cambia tu visión y cambiarás tu definición de lo que es posible. 

Escucha atentamente a lo que dices. ¿Hablas de manera positiva? “Nos hemos enfrentado a situaciones peores que ésta, así que sabemos que saldremos adelante y todo terminará bien”. ¿O de manera negativa? “El sol brilla ahora, pero las predicciones anuncian que lloverá el fin de semana”.

Aquí te comparto un ejercicio para determinar cómo estás pensando ahora para que sepas qué está funcionando y qué necesita actualizarse. Responde honestamente a estas oraciones:

La vida es…
El dinero es…
Las metas son…
El trabajo es…

La forma en que respondiste a ellas es una ventana a cómo ves el mundo. Abajo comparto las respuestas que he recibido de personas que han hecho el ejercicio:

La vida es buena / La vida es difícil
El dinero es lo que uso para crear oportunidad / El dinero es la raíz de todos los males
Las metas son necesarias para lograr más / Las metas están bien, pero siempre estoy demasiado ocupado
El trabajo es lo que hago para expresarme / El trabajo nunca se termina

¿Acaso tienes una perspectiva en algún aspecto de tu vida que valga la pena cambiar? Mejorar no significa que haces algo mal desde el principio; sino que indica un movimiento hacia algo nuevo y potencialmente mejor. Me encanta esta frase de Benjamin Disraeli: “La acción no siempre trae felicidad; pero no hay felicidad sin acción”.