Startups

5 pasos para superar el modo startup

Para que tu negocio crezca necesitas dejar atrás la mentalidad de empresa naciente y empezar a actuar de forma madura.
5 pasos para superar el modo startup
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Los emprendedores se mantienen en el modo startup demasiado tiempo. Y mantener tu negocio en este modo requiere que siempre estés presente. Además, si sigues diciéndole a la gente que “sólo eres una startup”, nunca tomarás acciones que signifiquen un crecimiento real.

Es tiempo de que cambies el modo de startup al de adulto, y de planear a hacer. En dos años, quisieras poder ver hacia atrás -a tu fase de startup- como una parte importante de tu historia de éxito. Quieres poder decir, “Recuerdo cuando me sentaba en el piso empacando cajas. Ahora le doy empleo a más de 100 personas”. Ésta es la mentalidad hacia la que debes avanzar y éstos, cinco pasos para lograrlo:

1. Delega. Cuando estás en la fase startup, te encargas de prácticamente todo. Pero debes invertir en personas que hagan las tareas que ya no puedes seguir haciendo. La mayoría de las empresas nacientes no tienen empleados, lo que en buena parte demuestra la resistencia de los empresarios a delegar. Pero tienes que crecer tu negocio y es algo incorrecto pensar que la gente cuesta dinero. La falta de producción y fracasar en crecer tu negocio es mucho más costoso.
 
2. Elige tus batallas. No gastes una semana completa en decidir cuál será tu logotipo. Tu marca evolucionará conforme tu negocio evolucione, así que el logo probablemente también cambie. Hay cosas mucho más importantes por las que obsesionarte como ganar clientes y hacer dinero.

3. Atrae atención. Uno de los principales problemas a los que se enfrenta una startup es a darse a conocer. Y tu tarea más importante es atraer atención hacia ti y tu empresa. Muhammed Ali le dijo al mundo que era el mejor antes de que nadie lo conociera. Atrajo la atención y enfureció a unos cuantos. Pero después lo comprobó, convirtiendo las críticas en admiración. Atrae atención, genera críticas y luego consigue admiración.

4. Cambia tu pitch. En lugar de decir “tengo una pequeña empresa de diseño web”, di “tengo una empresa de diseño web única, que garantiza que tu compañía generará más ventas”. ¿Notas la diferencia? La primera afirmación te hace pequeño e insignificante. La segunda te hace parecer único, confiable y seguro de hacer dinero. Aprende cómo hacer tu pitch y el de tu negocio. Debes estar listo para explicar qué hace tu empresa que es mejor, más rápido o barato que el resto del mercado.

5. Crea un sentido de urgencia. Si inicias un negocio sin establecer fechas límite de acción y logros, te verás estancado y lleno de excusas. Uno de los peores errores que he cometido en los negocios fue no operar con urgencia suficiente. Ser emprendedor es una actividad de maratón con muchas carreras. Gana varias carreras y podrás darles a tu empresa y a tu gente momentum.

Recuerda: Tu visión no mejora si te mantienes en el modo startup. Es momento de acelerar y convertirte en una creciente preocupación que está tomando parte del mercado de otras empresas grandes y establecidas. Antes, el grande se comía al chico; ahora, el rápido se come al lento.