Startups

Mobile, oportunidad para emprender

Cada día más personas en Latinoamérica se conectan a Internet con un dispositivo móvil. Para conquistarlas, atiende problemas locales.
Mobile, oportunidad para emprender
Crédito: Depositphotos.com

Hoy es el mejor momento para emprender, afirma Juan Pablo Capello, inversor y fundador de la plataforma de crowdfunding para Latinoamérica Ideame. Pero esto no se trata únicamente de una mentalidad “Carpe Diem” de aprovechamiento del presente, sino que de acuerdo con el multiempresario las condiciones actuales favorecen la creación de nuevas empresas con un costo mucho menor y con la posibilidad de acceder a un mercado global (o al menos regional).

Hace más de 10 años iniciar una startup generalmente requería una fuerte inversión en tecnología. Ahora, con una buena idea y conocimientos básicos de programación es posible crear una empresa desde un dormitorio, con un presupuesto ‘lean’ y un equipo de dos personas que atienda a millones de clientes. Además, el ecosistema emprendedor se está fortaleciendo en nuestro país y existen varias aceleradoras e inversionistas dispuestos a impulsar este sector.

Sin embargo, según Capello, uno de los principales errores que han cometido los emprendedores en el esquema digital es tratar de replicar el modelo de Silicon Valley. Aparte de que la dinámica de esta zona californiana está perdiendo tracción (el 75% de las empresas que han recibido más de 1 mdd en capital semilla han fracasado), la realidad es que el futuro de las startups está en atender las necesidades del mercado regional. “Se deben ofrecer cosas relevantes para la audiencia local”, establece Raj Gollamudi, director en Intel Capital, una firma de venture capital que también está invirtiendo en América Latina. 

Durante el Mobile Summit, celebrado en la Ciudad de México el pasado 31 de octubre, se afirmó que en Latinoamérica existen cerca de 300 millones de usuarios de Internet  y que en pocos años más personas accederán a la Web a través de un dispositivo móvil que de escritorio. Este panorama abre inmensas oportunidades a los emprendedores. “Lo importante es pensar ‘mobile first’ (móvil primero) y usar la tecnología para apoyar a la base de la pirámide”, afirma Arturo Galván, fundador de Naranya, proveedor de contenidos móviles líder en México.  

Otro factor que generalmente se olvida en el desarrollo de aplicaciones y soluciones móviles es que en América Latina únicamente el 23% de los celulares son smartphones, el resto son feature phones, teléfonos sencillos que permiten acceder a Internet a través de un pre-pago. Para ellos, tanto como para los ‘nuevos’ usuarios de la red -principalmente pertenecientes a la creciente clase media- la oferta es poca. “Muchos emprendedores están atendiendo a los usuarios que desde hace más de una década usan Internet”, sostiene Capello, “¿dónde quedan los más de 100 millones restantes?”

Por su parte, José María Pertusa, gerente de crecimiento de Facebook para Latam, señala que también hay oportunidades de negocios en el desarrollo de apps y juegos móviles para esta plataforma que, en 2013, obtendrá más del 50% de sus ingresos del ambiente mobile.

Pertusa sostiene que el 83% de los usuarios de la red social provienen de países fuera de Estados Unidos y que, en promedio, los usuarios visitan el sitio 14 veces al día. “Los emprendedores pueden crear aplicaciones útiles para las personas de manera que se viralicen”, dice. “La idea es resolver problemas con la tecnología”.

Conectando los puntos

México es tierra fértil para la generación de startups. La localización estratégica de nuestro país, aunada a los más de 40 millones de usuarios online hace que emprender en la tecnología móvil sea una gran oportunidad. Y aunque hay algunos casos de éxito, como Naranya y Yogome, aún estamos lejos de aprovechar a plenitud este panorama, principalmente por problemas relacionados con el financiamiento, la conectividad (tanto por la falta de infraestructura como de competitividad de empresas proveedoras ) y las soluciones de pagos móviles, afirma Gollamudi de Intel Capital.

Para el CEO de Naranya la clave está en conectar los cinco puntos: financiero, conocimiento, relaciones, talento y gobierno. En este sentido, Gonzalo Costa, socio co-fundador de NXTP Labs, asevera que también debe modificarse el rol del inversionista de manera que se logre un balance con el del emprendedor. “El inversor debe ser más bien un coach, y el emprendedor el protagonista de la relación”, añade.

Pero si hay algo que se puede aprender del Silicon Valley es la visión que se tiene del fracaso (la de un paso casi necesario para triunfar) y la importancia que tiene la colaboración entre todos los miembros del ecosistema en la ecuación del éxito de las startups.

En territorio nacional, este ecosistema colaborativo es relativamente nuevo pero ya existen varias instancias que lo impulsan, entre ellos los eventos como Startup Weekend; las firmas de capital de riesgo y las aceleradoras como Wayra de Telefónica, 500 Startups, Naranya Labs y Venture Institute. Por ejemplo, en el caso de las aceleradoras, los emprendedores pueden acceder a mentorías especialidadas, capital y un sólido networking con otros participantes del programa. Todo con la idea de forjar relaciones ganar-ganar.

César Salazar, partner de 500 Startups Mexico City, señala que la clave en el mundo de las startups está en la innovación. “No se trata de inventar el hilo negro, sino de ver qué funciona en otros lados, mejorarlo y tropicalizarlo, pero sobre todo tratar de resolver problemas locales”, agrega.

Si bien el mundo móvil aún está dando sus primeros pasos en la región, hoy genera el 3.6% del PIB en América Latina; cifra que, según Galván puede llegar al 10% dentro de cinco años. “Las nuevas empresas son las que generan los nuevos empleos; y son los emprendedores los que pueden sacar a su país de la recesión”, sostiene. Y sin duda, las startups -tanto por su modelo lean como por su impacto sin barreras- son una gran oportunidad que, en los próximos años, podrá alcanzar a toda la población latinoamericana.