Hide this Looking for English Content? Click here

Ansiedad: el peor enemigo de la productividad

La sensación de que olvidaste algo o de que no terminaste tus pendientes afecta tu enfoque y concentración. ¡Deshazte de ella!
Ansiedad: el peor enemigo de la productividad
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tienes una agenda apretada. Estás bajo presión para conseguir buenos resultados. Justificas las muchas horas que trabajas y las pocas horas que duermes diciendo, “Tengo mucho que hacer”. ¿Pero sabes por qué te sientes tan estresado? ¿Y entiendes cómo eso impacta en tu productividad?

El factor que más afecta negativamente tu productividad es esa sensación de ‘incompleto’ –la ansiedad de que tienes demasiadas tareas sin cumplir en tu escritorio. Te levanta a mitad de la noche; te desconcentra cuando estás en una comida o estás tomando un descanso.

Los psicólogos no concuerdan en la cantidad de pensamientos que tenemos los seres humanos durante el día. Un estudio de Google estima que tenemos entre 12,000 y 80,000 pensamientos al día. Incluso en el lado conservador del espectro, son demasiados pensamientos para manejar en una jornada.

Así que déjame preguntarte: ¿En qué se enfocan la mayoría de tus pensamientos a lo largo del día? ¿Estás pensando únicamente en los pendientes? Generalmente, son las obligaciones personales y profesionales, así como los proyectos incompletos, los que compiten por concentrar nuestra atención. Y aquí mismo es donde inicia el problema.

Mis clientes comúnmente creen pensar demasiado sobre el futuro cercano (los próximos tres a seis meses), lo que los estresa más de lo que ya están. Mi hipótesis es que si no realizas un proceso de pensamiento completo, separando y descomprimiendo estos planes futuros, prolongarás la ansiedad. Es mejor atacar directamente el estrés, en lugar de dejarlo permanecer durante semanas y meses.

¿Y cuál es el resultado de esta ansiedad? Que compromete tu habilidad para concentrarse y te obstaculiza estar en el presente. Si no piensas que esto te ocurre, piénsalo dos veces. ¿Alguna vez has revisado un email durante una videoconferencia? Las probabilidades son que estuvieras enfocándote en algo más y pensaras que podías checar rápido tu mail y regresar a él después de la llamada. Pero lo más seguro es que hayas comprometido tu desempeño con ese pequeño gesto.

¿Entonces cómo puedes evitar esta situación en primer lugar? Controlando lo que te estresa. Hay dos pasos que puedes tomar hoy para controlar lo que llamo el “estrés de lo incompleto”. Cada una de estas actividades te tomará aproximadamente 90 minutos, pero el tiempo que inviertas en hacerlas se pagará por sí solo en menos de una semana conforme recobras tu energía, enfoque y habilidad para priorizar las tareas más importantes.

Haz un inventario
Grande y pequeño, personal y profesional, a corto y largo plazo –haz una lista de todas las tareas que tienes que hacer y ponles una fecha límite. Impúlsate a escribir todas estas cosas en un cuaderno en una aplicación en tu smartphone, lo que sea que funcione mejor para ti. Antes de establecer cuáles son tus metas, necesitas definir qué es lo que está obstaculizando tu camino.

Reúnete con tres consejeros
Éstos pueden ser mentores, coaches de negocios, amigos cercanos o confundadores. Agenda reuniones de 90 minutos para repasar los pendientes de tu lista y ponerlos en dos archivos:
- Archivo 1: Dejar ir, renegociar los términos de la responsabilidad o pedir una extensión en la fecha.
- Archivo 2: Trabajar en ello inmediatamente o delegarlo.

Al identificar qué tienes que hacer y decidir qué harás con ello, minimizarás tu ansiedad y conseguirás hacer más en menos tiempo.

OK

This website uses cookies to allow us to see how our website and related online services are being used. By continuing to use this website, you consent to our cookie collection. More information about how we collect cookies is found here.