Recursos Humanos

Mueve a tus empleados entre áreas

Esta práctica es común en grandes compañías, y al aplicarla en tu Pyme conseguirás nuevas ideas y un equipo más capacitado.
Mueve a tus empleados entre áreas
Crédito: Depositphotos.com

Los programas que permiten que los empleados pasen tiempo trabajando en varios departamentos o en oficinas distintas (incluso en el extranjero) han sido muy exitosos en grandes compañías como Procter & Gamble y Unilever. Esta práctica les ayuda a los trabajadores a tener un panorama más completo de la empresa y de cómo funciona cada área. Pero con recursos tan limitados, ¿las empresas pequeñas  pueden replicar estos programas en sus organizaciones?

Sí pueden. Al crear sistemas que faciliten que los empleados tengan capacitaciones cruzadas y obtengan experiencia en diferentes departamentos, los negocios inteligentes pueden terminar con empleados que pueden cumplir varios roles, así como encontrar el mejor lugar para sus habilidades dentro de la compañía.

Además, como el equipo aprende más acerca de las operaciones en general, mejorarán su habilidad para tomar decisiones, resolver problemas y conceptualizar nuevas ideas ya que saben cómo funciona el negocio. Por eso te compartimos cuatro tips para aplicar esta práctica en tu Pyme:

1. Explica las metas
Como con todas las nuevas iniciativas, es clave que los empleados las entiendan a profundidad. Sé claro sobre las ventajas potenciales de la rotación de trabajos. No se trata de mover a un empleado de un cargo a otro sin sentido, sino de intercambiarlos de manera que el departamento se beneficie de las nuevas ideas y la percepción fresca de cada miembro.

Motivar los contactos entre departamentos también permite resolver problemas más efectivamente y facilitar los procesos. Pero para que esto funcione, cada manager de departamento debe estar dispuesto a pasar tiempo significativo con el empleado para ayudarle a entender cómo funciona el área.

2. Empieza por los nuevos empleados
Los programas a pequeña escala pueden estar mejor enfocados en las nuevas contrataciones, de manera que obtengan un panorama de la empresa desde el comienzo. Además, es mucho más difícil que funcione con personas que llevan mucho tiempo en un puesto, por lo que es mejor iniciar con los nuevos.

3. Disminuye la duración
Aunque muchos programas de rotación requieren que un empleado pase un año o dos en un área, mover a un empleado entre departamentos cada mes o dos meses puede ayudar a acelerar el proceso y aun así darle al trabajador un panorama de cada área.

4. Incentiva las ideas
No sólo adoptes el programa y esperes por resultados. Explica a los empleados que están intercambiando trabajos que esperas que busquen activamente nuevas ideas y soluciones para cada fase del programa. Algunas veces, una mirada fresca o una nueva forma de pensar puede aportar gran valor. Ofrece incentivos a quienes lo hagan.