Startups

7 factores que afectan al emprendedor moderno

El mundo actual presenta retos que pueden convertirse en oportunidades. Y no sólo para los corporativos, también para las startups.
7 factores que afectan al emprendedor moderno
Crédito: Depositphotos.com

Las startups son las corporaciones del futuro. Y desde hace mucho tiempo he creído que los emprendedores que estudian los modelos corporativos existentes (en lugar de sólo ignorarlos) probablemente se beneficiarán del esfuerzo. Esto significa que necesitas reconocer y capitalizar los cambios que están afectando a las grandes compañías, antes de que pertenezcas a ese grupo.

Vemos evidencias todos los días en las noticias de estas irresistibles fuerzas de cambio, como la penetración global de Internet, el impacto de las actividades terroristas, el poder de las redes sociales en la creación de conexiones, la contaminación y escasez de los recursos naturales. Todos son grandes retos, pero también grandes oportunidades para los emprendedores.

En su nuevo libro, The New Corporate Facts of Life, la consultora de negocios Diana Rivenburgh destaca estos retos y oportunidades para el mundo corporativo, pero creo que éstos también aplican en el de las startups. A continuación te comparto mi interpretación de cada factor en el ambiente emprendedor:

1. Innovación disruptiva
Esto ocurre cuando un nuevo producto, servicio o modelo de negocio modifica la forma antigua de hacer negocios, haciéndola en obsoleta. Solía ocurrir únicamente algunas veces por década, pero ahora veo innovación disruptiva como el punto sobresaliente de todos los planes de negocios que leo. Eso significa que si tu nueva startup no planea innovar constantemente, tu empresa podría no alcanzar el estatus corporativo.

2. Inestabilidad económica
La incertidumbre financiera amenaza a todos los países, industrias y personas. Nuestro mundo híper conectado liga a las economías alrededor del orbe, por lo que la manufactura se mueve en los países emergentes y países pequeños pueden impactar en las empresas más innovadoras, como Nike y Apple. Sin embargo, la inestabilidad también es una oportunidad para prosperar.

3. Agitación social
La pobreza, la contaminación, el desempleo, la educación limitada y los servicios médicos deficientes son algunas de las grandes oportunidades para los emprendedores sociales. Las mejores startups también ven esas oportunidades para conseguir reconocimiento de marca y hacer marketing viral, para simultáneamente beneficiar a las personas y aumentar su branding.

4. Cambios en los depositarios del poder
Durante años, las empresas públicas se han enfocado demasiado en los miembros del consejo y en accionistas como los depositarios del poder. Hoy, los roles han cambiado: Los clientes y los empleados son quienes tienen el poder en los negocios. Explora nuevos modelos como el capitalismo consciente, que está dedicado al progreso de la humanidad, usando principios de negocios probados, y que beneficia a las corporaciones que se enfocan en misiones sociales.

5. Degradación ambiental
El antiguo modelo en el que los seres humanos podían explotar el planeta sin sufrir consecuencias es obsoleto. Las percepciones negativas del impacto de una empresa en el medio ambiente disminuyen su valor de marca, mientras que las positivas lo incrementan. Además, muchos inversionistas hoy buscan startups sustentables.

6. Globalización
Nuestro mundo se hace cada vez más pequeño y los mercados continúan sobreponiéndose, mientras que las tecnologías de comunicación y el transporte veloz están conectando a ciudadanos de todo el mundo. Ahora hablamos de “innovación de reversa”, donde los clientes de países emergentes adoptan tecnologías primero y el alcance global permite que las empresas jóvenes sean globales rápidamente.

7. Cambios demográficos
Con más personas en el planeta y cambios más veloces de una demografía a otra, se consumen más productos y servicios –desde los básicos hasta la alta tecnología. Los bienes de lujo inundan las naciones emergentes y la urbanización requiere desarrollo sustentable.

Estos nuevos factores de la vida de los negocios no cambiarán pronto, y cada vez más determinarán si triunfas o fracasas como emprendedor. Así que cuando tomes una decisión en tu empresa, debes considerar sus implicaciones con respecto a estos factores.

Para las empresas que recién comienzan, un paso clave es diseñar una organización fuerte y elástica desde el principio. Esto significa tener flexibilidad para manejar los retos, poner en orden una estructura orientada en el futuro, ligar funciones con redes para lograr que se completen las tareas y enfocarte en las mejores prácticas.

Los grandes emprendedores y grandes líderes son aquellos que se energizan con estas oportunidades, y no aquellos que se abruman por los retos. ¿Tu energía y tu idea de negocios son lo suficientemente grandes como para establecer el modelo del nuevo mundo corporativo?