Recursos Humanos

5 razones para integrar becarios a tu equipo

Contratar jóvenes estudiantes puede ayudarte a encontrar buenas ideas y empleados talentosos a un costo muy bajo.
5 razones para integrar becarios a tu equipo
Crédito: Depositphotos.com

Probablemente nunca te has despertado y pensado que necesitas a jóvenes de 19 años para crecer tu negocio. Pero quizás deberías hacerlo. Yo he usado a becarios universitarios efectivamente para construir dos negocios y han significado una diferencia importante en su crecimiento.

Cuando iniciamos Sageworks, desarrollamos un programa de inteligencia artificial para tomar números financieros, analizarlos y convertir ese análisis en lenguaje, el cual requería escribir aproximadamente 10,000 páginas de texto. Una vez escritas, contraté a varios becarios para editar el texto. Fue una solución efectiva y de bajo costo que resultó muy bien ejecutada.

A continuación destaco cinco ventajas clave de contratar a estudiantes en tu empresa que deberías considerar:

1. Tienen mucha energía
He descubierto que los becarios están llenos de vida y dispuestos a aprender. Podría deberse a que son muy jóvenes y quieren probarse a sí mismos y explorar nuevas cosas, pero también es el hecho de que no es un trabajo de tiempo completo, por lo que no caen en la rutina. Pueden llegar energizados y frescos, hacer su trabajo e irse. Y he notado que esos atributos añaden gran valor a la cultura de cualquier empresa. Actualmente, aún tenemos un programa de becarios robusto que nos funciona muy bien.

2. Es una solución de bajo costo
No requieren beneficios y la mayoría de ellos se contenta con recibir un sueldo, aunque sea bajo (o incluso aunque no lo reciban). Debido a que no hay grandes costos con relación a contratar becarios, los riesgos de usarlos también son pocos. Otro beneficio es que puedes cambiar horarios para acomodar tu presupuesto, lo cual es esencial para las startups.

3. Tienen ideas frescas
Es cierto que las personas jóvenes tienen buenas ideas, en parte porque ven a los problemas  ingenuamente, que es una ventaja.

Hace unos cuantos años, desarrollamos un modelo de probabilidad y la empresa decidió entregar el componente de recolección de información del proyecto al equipo de becarios, que era supervisado por un egresado reciente. Con un poco de management, su trabajo durante el verano nos ayudó a crear un producto sólido rápidamente. Colocamos a los contadores y matemáticos experimentados en la construcción del modelo y permitimos que los jóvenes se enfocaran en el trabajo menos técnico, pero que les permitiera aprender. De hecho, descubrieron formas creativas de obtener la información, mismas que pienso no hubiéramos encontrado por nuestra cuenta.
 
4. Los buenos internos pueden ser excelentes empleados
Nuevamente, este punto pudiera parecer obvio pero es importante. Un sistema de becarios no sólo es una forma de atraer a candidatos de tiempo completo; es una estrategia para contratar nuevos empleados que ya conocen tu cultura empresarial.

Nuestros ex becarios tienden a permanecer más tiempo en la empresa porque pueden aprender más de ella antes de ser contratados. Visto de este punto, los becarios pueden ser como un periodo de prueba tanto para ellos como para tu compañía.

5. Lograrán lo irracional
En nuestra experiencia, los jóvenes universitarios no se encuentran en el espectro de lo ‘normal’, por lo que pueden lograr lo que creemos imposible.  Nuestras experiencias con esto son demasiado numerosas como para mencionarlas. Las personas jóvenes aún no tienen límites, sencillamente porque no saben de lo que son capaces.

Por eso es importante darles trabajo significativo y proyectos de ideas importantes. Muchas empresas cometen el error de darles actividades de talacha, aburridas y meramente administrativas. Y esto se hace por una obvia razón: No tienen experiencia. Pero a veces la inexperiencia es buena, ya que no están estancados por lo que pueden y no pueden hacer. Además de su impacto interno, darles a los becarios proyectos que están un poco más allá de su alcance los emociona y les da un sentido real de lo que significa un internado.

La forma de administrar a los becarios es otro tema completo. Como siempre en la vida, sus ventajas pueden convertirse en desventajas. Los estudiantes tienen mucha energía pero requieren guía y dirección. Por ello es esencial que les des a tus becarios objetivos claros, sugerencias para alcanzarlos y que te reúnas con ellos constantemente para refinar sus actividades.