Consultoría

Mejora tu comunicación no verbal

Lo que dices con el cuerpo es tan importante como lo que dices con la boca. Para presentar con éxito fíjate en tus gestos y tono de voz.
Mejora tu comunicación no verbal
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La comunicación clara y efectiva es esencial durante las presentaciones, ya sean enfrente de una sala de juntas con ejecutivos, en una conferencia o en clases llenas de estudiantes.

La información verbal es vital, pero la forma en que presentamos esa información puede determinar cuánto recordará la audiencia. Los investigadores Allan y Barbara Pease encontraron que el 83 por ciento de la comunicación es no verbal, pero yo me decidí a saber qué impacto tiene en el nivel de recordación de la audiencia.

Conduje un experimento para cuatro clases universitarias idénticas, con un total de 80 alumnos. Cada clase tuvo a un orador invitado que realizó una presentación. Dos de los presentadores usaron comunicación no verbal efectiva, mientras que los otros dos usaron una comunicación no verbal mediocre.

La parte interesante fue que parecía más una prueba de actuación que una de enseñanza. Cada presentación era exactamente la misma, palabra a palabra. Las diapositivas de PowerPoint eran idénticas, y la duración de la charla también era la misma. La única diferencia fueron las técnicas no verbales.

La comunicación no verbal incluye varios elementos, pero manipulé cinco de los más importantes:

1. Contacto visual. El instructor efectivo no verbalmente intentó hacer contacto visual con cada alumno a lo largo de la presentación; el instructor mediocre no verbalmente observaba la presentación de PowerPoint y mínimamente daba un vistazo a los alumnos.

2. Fluctuación de voz. El instructor efectivo variaba su patrón de voz a lo largo de la presentación para dar énfasis a ciertas partes y argumentos; el instructor mediocre no verbalmente mantuvo un tono monótono y poco emotivo durante casi toda la plática.

3. Posición en el espacio. El instructor efectivo usaba un clicker para la presentación de PowerPoint y caminó por todo la habitación; el instructor mediocre no verbalmente se mantuvo detrás del podio y usaba el mouse de la computadora para manipular su PowerPoint.

4. Expresiones faciales.  El instructor efectivo utilizó una variedad de expresiones faciales entusiastas; mientras que el mediocre no verbalmente mantuvo una expresión plana a lo largo de la plática.

5. Gestos manuales. El instructor efectivo continuamente mostraba las palmas de sus manos; el mediocre, las mantuvo siempre puestas sobre el podio.

Después de la presentación, cada clase tomó el mismo examen que incluía preguntas acerca de la información que recién habían recibido. Los alumnos de los cursos impartidos por los instructores efectivos obtuvieron mejores calificaciones en un 30 por ciento, que aquellos de los impartidos por instructores mediocres no verbalmente.

Los estudiantes dijeron cosas interesantes acerca de su experiencia:

La clase con comunicación no verbal efectiva:
- “Si no pareciera que sabe de lo que habla, entonces no le pondría atención”
- “El lenguaje corporal del presentador puede decirte mucho acerca de sus conocimientos sobre el tema
- “A veces, cuando los presentadores están hablando no presto atención porque me aburro. Pero a éste sí le hice caso”

La clase con comunicación no verbal mediocre:
“El presentador sólo tenía alguna información sin sentido. Nunca entendí de dónde la obtuvo”
“Me distraje fácilmente y empecé a hacer garabatos en papel. Escuché a la primera mitad, pero no recuerdo nada de la segunda”
“Traté de enfocarme en la presentación de PowerPoint, pero ésa también era mala”

Así que la próxima vez que hagas una presentación para un cliente o des una conferencia, recuerda que lo dices con tu cuerpo es igual de importante que lo que dices con tu boca.