Finanzas

Pagos móviles: La billetera del futuro

Las soluciones para cobros digitales en dispositivos móviles están mejorando la experiencia de compra del cliente.
Pagos móviles: La billetera del futuro
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Pay Anywhere, una empresa estadounidense de soluciones de pago, lanzó el primer lector de tarjetas de crédito y débito adaptable a dispositivos móviles en 2011. Su fundador, Marc Gardner, aseguró pocos meses después –durante una entrevista con PC World–, que el dispositivo cambiaría para siempre los sistemas de pago con tarjeta para negocios pequeños.

Con esta premisa en mente, Pablo González y Antonio Flores, fundadores de Sr. Pago, desarrollaron una cadena de cobro que integra la transferencia de dinero desde una página Web, el pago con smartphones o tablets y una billetera electrónica para cualquier teléfono inteligente con plataforma Apple o Android.

“Es una solución integral de pagos digitales a través de Internet y dispositivos móviles, que centralizan los procesos de comunicación entre compra, inventario, tienda en línea y tienda en una Fan Page de Facebook, con una aplicación que hace sencilla, segura y simple la navegación”, detalla Antonio.

La ventaja adicional que ofrece este sistema es que no implica costos tan elevados como los de una terminal punto de venta. El dispositivo cuesta $650 y la aplicación para operarlo ya viene incluida en el paquete; no hay cuentas mínimas, tampoco se requiere papel, y la comisión es de 3.99% por transacción.

“Está pensado para ofrecer una experiencia de compra más ágil in situ a las grandes empresas que desean acelerar el pago, pero también para bancarizar a un sector de la población económicamente activa que no tiene facilidades para acceder al cobro con tarjetas”, asegura Pablo. Ese público está integrado por profesionistas independientes y comerciantes pequeños, que pocas veces cuentan con los requisitos y el historial crediticio que normalmente exige un banco.

Para evaluar la capacidad de pago y los antecedentes de sus potenciales clientes, Sr. Pago ha desarrollado una metodología que se apoya en las redes sociales. “Hoy la gente comparte toda su información en Internet, pues quien nada debe nada teme y nada oculta”, dice Pablo. “En consecuencia, nuestros usuarios deben contar con una cuenta de Facebook, verse creíbles y contar con un grupo razonable de amigos que pudieran dar la cara por ellos. Esto, al final, nos permite saber a quién estamos integrando a nuestra red”, agrega.

Mercado portátil

La penetración de telecomunicaciones móviles en el país es de 85.6%, con 101.3 millones de líneas, según datos de la consultora The Competitive Intelligence Unit (The CIU), mientras que apenas 39.4 millones de mexicanos utiliza algún producto financiero, de acuerdo a cifras del Inegi. “Esto implica que los servicios de banca móvil tienen el potencial de bancarizar a más de 61.9 millones de mexicanos”, analiza Ernesto Piedras, economista y director general de la firma de inteligencia.

La tendencia del pago móvil detonó en 2012. En Centro y Sudamérica, GSC International introdujo tPago, empresa regional especializada en gestión de sistemas de pagos móviles. PayPal Here fue lanzado a mediados del año pasado para Norteamérica, mientras que PagoFácil, compañía mexicana de comercio electrónico especializada en pagos electrónicos, presentó Caja Móvil. Clip, un emprendimiento reciente que ya forma parte de 500 Startups, incluso logró sumar inversionistas a su proyecto de pago con tarjeta desde dispositivos móviles.

Javier Rincón Perezsandi, director general de PagoFácil, cree que aún existen barreras para la adopción de pagos en dispositivos móviles en México. “El asunto de lidiar con posibles fraudes o contracargos es un problema, pues por disposición oficial, uno tendría que hacerse responsable de esos montos si el dispositivo para cobrar sólo admite banda magnética”, explica. “Por eso hay que contar con el respaldo de un banco, que tiene experiencia en este ámbito”, detalla.

Para Pablo y Antonio, el reto se encuentra en que la banca mexicana confíe en desarrollos locales. Santander, por ejemplo, lanzó en junio pasado iZettle, una alternativa para pagos desde dispositivos móviles de origen sueco. Banamex ofrece iAcepta, y Banorte PagoMóvil.

“Si emplearan la tecnología desarrollada en el país, sería mucho más fácil adaptar sus necesidades a las de sus clientes”, añade Pablo. “La diferencia entre trabajar con desarrolladores extranjeros y startups nacionales radica en la flexibilidad que tenemos en Sr. Pago, donde nos enfocamos exclusivamente a pagos digitales”, sentencia el emprendedor.