Emprendedores

La revolución de las guarderías

Con altos estándares de seguridad y un programa pedagógico profesional, Advenio está cambiando el cuidado infantil con daycares corporativos.
La revolución de las guarderías
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La casilla de Excel que sumaba la inversión en su modelo de negocios indicaba casi $3 millones. René Lankenau se sorprendió: el monto era sólo para abrir el primero de lo que pretendía ser una red de centros daycare para el cuidado de niños en todo el país. ¿Qué la elevaba tanto? Su concepto era totalmente diferente al de las guarderías tradicionales.

Y es que en los centros Advenio se hace más que cambiar pañales. Se trata de centros de cuidado infantil ubicados ya sea en edificios corporativos compartidos o dentro de las instalaciones de una compañía, que proveen de servicios de cuidado diario para niños de entre 43 días a cuatro años de edad. El uso de las instalaciones es exclusivo para los empleados de las empresas afiliadas, que reúne nombres como HSBC, British American Tobacco, Cemex y Sigma Alimentos.

“El que una mamá te confíe el cuidado de su bebé de un mes es muy valioso”, asegura René. Por eso, todos los aspectos de Advenio están alineados a la seguridad de los pequeños. Para empezar, sus instalaciones cuentan con altos estándares de infraestructura certificados por la Agencia Nacional de Protección contra el Fuego de EE.UU.: el material y pintura de las paredes son contra incendios, los salones cuentan con salidas de emergencia y aspersores, las puertas tienen un sistema anti-machucones y sus chapas están fuera del alcance de los niños, mientras que el piso es de calidad de hospital.

Como parte de su reglamento, los pequeños pasan una revisión médica antes de permitirles la entrada, para verificar que no estén enfermos. De no aprobar el filtro, pueden quedarse en la enfermería del centro al cuidado de una enfermera, para evitar cualquier riesgo de contagio. Incluso, si el padecimiento es grave, una formadora puede cuidar al niño en su casa por un costo extra.

Otro de sus valores agregados es que mientras en las demás guarderías ponen a los bebés a jugar, “nuestro servicio se basa en un programa pedagógico con más de 5,000 actividades recreativas que los estimula y les permite desarrollar sus competencias”, explica el emprendedor.

Por otro lado, las formadoras pasan por varios filtros de reclutamiento para ser contratadas, incluyendo pruebas psicométricas y visitas domiciliarias. Además, reciben capacitación permanente en temas pedagógicos, de procesos, de cultura de la empresa y primeros auxilios.

Circo de tres pistas

El modelo de Advenio, que arrancó en Monterrey, Nuevo León, atiende a tres clientes. En primer lugar, las empresas familiarmente responsables que contratan sus servicios como un beneficio para sus trabajadores, lo que se traduce en retención de talento y fomento del reingreso al trabajo luego de la maternidad.

Según detalla René, pueden elegir dos convenios: por lugar ocupado, en el que sólo pagan por los espacios que requieran; y por patrocinio, en el que aportan recursos para el centro y obtienen lugares ilimitados a cambio. Según reportes de las empresas, los patrones subsidian en promedio el 35% del costo.

Aunque en sus instalaciones pueden convivir empleados de varios corporativos, Advenio también ofrece la operación de centros exclusivos para una empresa, como en el Hospital ABC en la Ciudad de México (que trabaja 24 horas) y en Compartamos Banco.

El segundo cliente son  “mujeres que han invertido tiempo, dinero y esfuerzo en su profesión, pero que también quieren ser buenas mamás”, comenta René. Para ellas (y el 30% de sus clientes, que son hombres), Advenio representa una solución, pues les permite mantener su empleo con la tranquilidad de que sus hijos están bien cuidados, aprendiendo cosas y a tan sólo unos pasos de ellas.

El cliente final son los pequeños, quienes son cuidados por formadoras con una relación de tres a uno, lo que permite ofrecer una atención personalizada. Actualmente, los centros atienden a unos 600 y la inscripción crece al ritmo de 10 niños a la semana. “Si hacemos bien nuestra chamba, ese papá va a ser más productivo, a la empresa le va a ir mejor y el bebé va a desarrollarse de manera óptima”, resalta René, quien forma parte de la red de Emprendedores Endeavor.

Tecnología para crecer

Ya que el objetivo de la empresa desde sus inicios (octubre de 2009) era convertirse en una red de daycares a nivel nacional, Luis Garza Sada, co fundador de Advenio, desarrolló el sistema Mi Advenio para la gestión remota y supervisión de todos los centros a nivel de la operación, administración, cobranza y recursos humanos.

Incluso, ayuda a los emprendedores a medir todo lo que sucede en sus unidades: desde las horas pico de recepción y entrega de niños hasta la frecuencia con la que suceden accidentes (hasta hoy, seis incidentes menores por cada 1,000 horas de servicio). Esta disciplina numérica les permite detectar cualquier indicador que se salga de los estándares y que podría significar un problema operativo.

La plataforma también es utilizada por los padres para monitorear a sus hijos a través de cámaras de seguridad y para obtener reportes gráficos de las actividades que realizan sus hijos, lo cual a decir de René, “es muy apreciado pues incluso los comparten con sus pediatras”.

Con la ayuda de cinco inversionistas, Advenio planea cerrar 2013 con cuatro centros más en México y dar el salto internacional a Bogotá, Colombia. Para el siguiente año, los emprendedores concentrarán su crecimiento en el Distrito Federal y esperan triplicar su presencia a nivel nacional.

Mamás de vuelta al trabajo

Aunque la participación del género femenino en la fuerza de trabajo de las empresas es vital para impulsar y sostener el crecimiento económico, una gran cantidad de mujeres consideran el cuidado de sus hijos como un impedimento para volver a su rutina laboral. De acuerdo con un estudio de Regus –proveedor mundial líder de soluciones innovadoras para el espacio de trabajo–, realizado a 26,000 empresarios de 90 países, las iniciativas más importantes para fomentar el retorno al trabajo tras el periodo postnatal son:

Horarios laborales flexibles – 96%
Opciones para trabajar más cerca de casa – 96%
Guarderías cercanas al lugar de trabajo – 94%
Videoconferencias en lugar de viajes de trabajo – 90%
Mayor distribución de trabajo – 78%
Más días de vacaciones – 48%

Cati Cerda, directora de Regus México, destaca que la reintegración de las madres a su trabajo también es crucial a un nivel de estrategia empresarial, ya que mejora la productividad al reducir los costos de capacitación y contratación, y bajar las tasas de rotación del personal.