Plan de Negocios

Gana con soluciones de nanotecnología

Con productos innovadores y una eficiente red de distribuidores, Nano Depot sustituye a los dañinos limpiadores de superficies.
Gana con soluciones de nanotecnología
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La nanotecnología -campo de la ciencia dedicada al control y manipulación de la materia a una escala atómica y molecular- tiene diversas funcionalidades, tanto en la industria como en la vida cotidiana. Según la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos, se estima que la inversión de las empresas en nanotecnología a nivel mundial alcance el trillón de dólares para 2015.

En este creciente, pero poco explotado mercado en el país, surgió Nano Depot en 2007. La empresa con sede en Cancún, Quintana Roo, desarrolló recubrimientos y servicios de aplicación con nanotecnología que permiten alargar la vida útil de las superficies y disminuir los costos de mantenimiento. Esto como una alternativa eco amigable a los tradicionales elaborados con siliconas, fluorocarbonos y resinas, los cuales son dañinos para la salud y el medio ambiente.

En un comienzo, la compañía (originalmente llamada Nano Soluciones) se enfocó en el ámbito residencial y hotelero de esta ciudad caribeña ofreciendo servicios de mantenimiento. Sin embargo, los creadores pronto descubrieron el gran potencial de sus productos, mismos que servían para recubrir toda clase de superficies y materiales como cristales, porcelana, madera, acero y plásticos, entre otros. El mercado era inmenso y sumamente diverso (residencial, personal, automotriz e industrial) por lo que su modelo, basado en ser aplicadores y proveedores, no era el ideal.

Para ser más rentables y cubrir las necesidades del mercado, Nano Depot tuvo que pivotear hacia una estrategia de negocios más rentable. Fue entonces cuando, decidieron apostar por convertirse en una red de distribución para atender a los consumidores latinoamericanos, de acuerdo con su CEO, Roman Lewcke. 

“Optamos por encontrar representantes de nuestra marca mediante el esquema de distribuciones. Hoy, nuestro concepto de negocio no sólo ofrece a los distribuidores la oportunidad de comercializar productos innovadores, sino también un modelo que les permite aumentar sus márgenes de utilidad mediante el servicio de aplicación”, afirma Lewcke.

Actualmente, la empresa cuenta con más de 60 distribuidores -localizados en México, Argentina, Perú, Uruguay, Guatemala y Honduras- a quienes otorga capacitación, retroalimentación continua y herramientas para brindar un buen servicio y seguimiento al cliente, así como ayuda para cerrar tratos y negociaciones con corporativos.

Pero para Lewcke el mayor beneficio de formar parte a la Red de Distribuidores Nano Depot es ser promotor de productos que se están convirtiendo en una tendencia de consumo, ya que sustituyen a los obsoletos y dañinos flourocarbonos y siliconas en soluciones relacionadas a la estética, la seguridad y el mantenimiento de superficies. “Estamos convencidos de que la nanotecnología ya está teniendo un fuerte impacto en la industria y que el mercado apunta hacia nuevas tecnologías en recubrimientos”, dice su directivo, quien destaca que en 2013 el crecimiento de la compañía ha sido superior al 196 por ciento.

En el corto plazo, la empresa espera aplicar los nano-recubrimientos en una variedad de procesos industriales, de manera que sustituyan a tecnologías convencionales. Para ello, Nano Depot abrirá oficinas corporativas en distintas partes de la República Mexicana, empezando por Monterrey, Guadalajara y Tijuana.

“Queremos ampliar nuestra gama de productos, para con el tiempo ofrecer más soluciones en más áreas y de este modo asegurar nuestra presencia en un creciente número de sectores”, sostiene Lewcke, destacando que para lograrlo continuarán identificando oportunidades para ayudar a sus clientes a disminuir costos, mejorar su operación y alargar la vida de sus bienes.