Emprendedores

Hoteles City Express: Sigan al líder

La llegada de esta cadena de bajo costo cambió no sólo la oferta para el turista de negocios, sino todo el hospedaje en México.
Hoteles City Express: Sigan al líder
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hace 10 años, cuando un directivo o emprendedor viajaba con fines empresariales, podía hospedarse en un hotel tradicional o de negocios con tarifa alta. Padecía ciertas incomodidades, como no tener Internet en su cuarto sino en un centro de negocios, donde además le cobraban por horas navegadas.

Hoy es diferente. Para el turista de negocios (que representa 20% de la actividad turística en México, según cifras de Secretaría de Turismo, Sectur) las opciones han aumentado, pues todas las marcas ofrecen alternativas económicas con comodidades como Internet en las habitaciones, señala Federico Kerch, profesor y coordinador de extensión universitaria del Centro de Estudios Superiores San Ángel (Cessa).

Los cambios se dieron tras el nacimiento de Hoteles City Express en 2002, que aunque no fue la marca pionera, rompía con las tarifas tradicionales y los estándares de arquitectura, decoración y servicios. ”Queríamos ofrecer hospedaje económico, eficiente, moderno y de primer nivel”, explica Luis Barrios, director general de la cadena. Y lo han logrado. A la fecha, Hoteles City (con sus marcas City Express, City Junior y City Suites) opera más de 80 hoteles en 28 estados del país.

Además, tiene presencia en Costa Rica y próximamente en Colombia y Chile. Su éxito ha sido tal que la empresa cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores desde junio pasado, abriendo posibilidades de inversión para apuntalar su crecimiento.

Mejor que la oficina

Cuando una persona viaja por placer vive la experiencia de las instalaciones del hotel, por lo que busca un spa, uno o dos restaurantes, playa, actividades recreativas, albercas y servicios placenteros para la estancia. Cuando el objetivo son los negocios, la persona quiere que lo atiendan rápido, prefiere instalaciones prácticas y servicios eficientes, explica Kerch.

Por eso, cuando Luis conceptualizó su modelo, armó una oferta que satisficiera las necesidades que realmente valoraba el visitante. “Cuidamos hasta los detalles más tontos como poner un contacto de luz en el escritorio en lugar de abajo de la cama donde es poco accesible para cargar tu laptop o celular”, explica Luis. Hoy, la cadena es reconocida por esas “travesuras”, como las califica su director general.

Por un lado, conquistan por el bolsillo, pues a diferencia de otras cadenas de negocios con precios de US$80 a US$100 la noche, City maneja tarifas menores a US$60 (desayuno incluido). Este aspecto provocó que, sin quererlo, su público se extendiera a vacacionistas que viajan con un presupuesto apretado, y a turistas de nivel socioeconómico alto, pues agradecen los beneficios de la marca.

En cuanto a la arquitectura, los edificios tienen una orientación que permite aprovechar al máximo la luz solar. Pintan sus fachadas con colores llamativos (como amarillo y naranja) que no se suelen usar en los hoteles del interior de la República por considerarse agresivos, pero que hoy se han vuelto característicos de la marca.

La decoración, minimalista, moderna y jovial, también es un diferenciador importante. No es casualidad, pues para mantener una tarifa baja en la habitación se sacrificaron elementos decorativos. Esta filosofía de precios bajos se traslada a su red de proveedores, quienes por medio de una alianza, mantienen tarifas preferenciales que compensan con el volumen de compra. Y es que Hoteles City abre en promedio un hotel cada siete semanas, cifra que ninguna otra cadena a nivel Latinoamérica iguala.

Su estrategia de crecimiento fue cubrir los centros de negocios más visitados. A decir de Arturo Hernández, director de Desarrollo de Turismo de Negocios de la Sectur, estos se ubican en destinos de playa (Riviera Maya, Riviera Nayarit, Los Cabos), culturales (en el sureste y centro del país), o de aventura (como Veracruz y Chiapas), por estar relacionados con congresos y convenciones, la principal rama del turismo de negocios.

Su primera ubicación fue en Saltillo, Coahuila. Le siguieron Monterrey, San Luis Potosí, Querétaro y León para abarcar la carretera 57, la columna vertebral de la red vial de México; y ya tienen presencia en rutas a Laredo, Juárez, Nogales, zona fronteriza y el golfo. “Incluso hay ciudades, como Minatitlán, Veracruz, donde somos el único hotel de cadena”, destaca el empresario.

La tecnología juega otro papel importante en la empresa, al grado que incluso el 50% de sus ventas se llevan a cabo en medios digitales en los que promueven sus productos.

Marca con conciencia

Uno de los valores intrínsecos de City es su vocación de ser sostenible ambientalmente: han obtenido certificaciones mundiales como la LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), que otorga el U.S. Green Building Council; la Edge de la IFC (institución del Banco Mundial) por la implementación de procesos y tecnologías nuevas a favor del medio ambiente; Biosphere, del Instituto de Turismo Responsable, así como tres certificaciones hidrosustentables.

Entre sus prácticas verdes, Javier Arce, director de Desarrollo y socio fundador de Hoteles City, destaca: a) mobiliario hecho con materiales reciclados; b) pintura a base de agua; c) equipos de bombeo de agua, muebles y accesorios de baño e iluminación ahorradores; d) celdas solares para el calentamiento del agua; ?e) alimentos orgánicos y uso de electricidad en vez de gas en la cocina; ?f) desechables (platos, vasos, cubiertos y bolsas) de fécula de maíz biodegradables; g) separación de residuos y reciclaje; h) uso de químicos biodegradables y planta de tratamiento de agua.

La red de proveedores también encaja en su filosofía: para venderle a la cadena, sus procesos de fabricación deben seguir reglas estrictas como no producir gases contaminantes y contar con certificaciones oficiales.

Aunque muchas de las prácticas que implementó City en su modelo de negocios han sido replicadas por los demás hoteles en México, las de sustentabilidad no han permeado. Y es que tener estos procesos es una inversión fuerte, “dinero que seguramente no vas a recuperar en la tarifa pero que te deja con la conciencia de que haces las cosas bien para futuras generaciones”, asegura Javier. El plan de trabajo para los próximos años es certificar el 100% de los hoteles de la cadena, además de alcanzar una huella de carbono cero.

Pero Luis sabe que el tamaño puede ser un peligro, sobre todo para mantener una constante innovación y dinamismo. Por ello, sus directivos ya trabajan para capacitar a sus más de 2,000 empleados y motivarlos a que todos busquen nuevas ideas. “Es la carrera del tigre”, señala el empresario. “Diseñaste la jaula, la abriste y salió el tigre. Ahora, debes correr para que no te alcance”.

¿Cómo lograrlo? “Hay que mantenerse a la vanguardia, analizando a tu consumidor y adaptándote a sus gustos y tendencias, pero sobre todo, tratando de ser el mejor en lo que haces”.


Mercado tradicional
Establecimientos hoteleros en la categoría de turismo de negocios

Tendencia
Hoteles económicos de calidad

Disrupción
Ser una cadena para el viajero frecuente de negocios en el segmento económico, con estándares internacionales de primer nivel y programas de sustentabilidad ambiental.

Lección
Diseña un modelo de negocios que sea integral y que abarque la parte operativa, tecnológica, sustentable, de costos, de inversión, de proveedores, colaboradores y clientes.