Consultoría

6 formas de insultar a un mentor

Para crear una relación sólida con alguien importante en tu red, evita cometer estos errores que, aunque sin intención, provocan una ofensa.
6 formas de insultar a un mentor
Crédito: Depositphotos.com

Sin siquiera saberlo, podrías insultar a las personas. Y cualquiera que sea el tipo de relación que esperabas conseguir con él o ella, simplemente se evaporará si lo haces. Esto lo sé porque a mí me ocurría; cuando estaba creciendo decía lo que se me venía a la mente, lo que provocó que fracasara en crear y mantener algunas relaciones.

Así que si estás tratando de sorprender o cultivar una relación con un mentor potencial, un ejecutivo, un cliente importante o un capitalista de riesgo, hay siete cosas que debes evitar hacer para lograrlo:

Pedir ayuda y no cumplir con los consejos. Las personas siempre me agradecen por tomarme el tiempo de ayudarlas. Claramente, eso es agradable, pero la verdad es que la única apreciación que espero ver de mis mentorías es que las personas obtengan algo valioso de ellas. Es por eso que lo hago. Pero si alguien te da su tiempo y sus consejos y tú simplemente lo ignoras, lo más probable es que sea la última vez que te ayude.

Invitarlo a la boda de tu hija. Sí, esto ocurre ocasionalmente. Algunas personas son tan cálidas que sienten una especie de conexión íntima. Pero, tristemente, si los sentimientos no son recíprocos (que generalmente no lo son) lo que logras es poner a la otra persona en una situación incómoda. Lo más probable es que se invente una excusa para rechazar la invitación y de pronto la relación se enfriará.

Ofrecerte a comprarle la comida. Una vez ayudé a un asociado a obtener el trabajo de CEO antes de la oferta pública de la empresa. El hombre ganó millones de dólares. ¿Qué hizo? Se ofreció a invitarme a comer. Eso quiere decir que para él, el valor de mi ayuda costó 10 dólares. También, hacer esto involucra el pensar que la otra persona quiere comer contigo, lo cual no siempre es cierto. Una botella de vino o un simple “Gracias” de corazón es más apropiado.

Abusar de su ayuda. Asegúrate que tienes un entendimiento razonable de lo que la otra persona te está ofreciendo. Así no abusarás del privilegio. Si no estás seguro acerca del tipo de ayuda, sólo pregúntale.

Gastar su valioso tiempo. Cuando estaba en el mundo corporativo no tenía ni tiempo de respirar. Inicié mi propia empresa y ahora puedo disfrutar la vida, dar consejos y ser mentor. Es algo realmente gratificante. Pero hay muchas personas que creen que su tiempo es más importante que el tuyo y que no les importa quitarte minutos valiosos. Ten cuidado y evita abusar del tiempo de la otra persona.

Ponerlo en una lista de email inútil. Nunca he entendido porqué las personas hacen este tipo de cosas, que son muy molestas. Pero esto ocurre más seguido de lo que imaginas. Sé que tienen buenas intenciones, pero no es gracioso ni agradable. Lo único que conseguirás enviando cadenas o mails promocionales es que las personas te envíen a su carpeta de spam.