Recursos Humanos

Aprovecha las entrevistas de salida

Cuando un empleado presenta su renuncia, hablar sobre lo que lo motivó a tomar la decisión te dará un panorama de tu empresa y el mercado laboral.
Aprovecha las entrevistas de salida
Crédito: Depositphotos.com

Cuando un empleado entrega su renuncia, ¿hay algo que decir o discutir? Mucho, asegura Leigh Steere, cofundadora de una consultora en recursos humanos. Aunque las entrevistas de salida (la versión en el mundo de los negocios de la plática “¿Por qué estás terminando conmigo?”) pueden ser muy incómodas, Steere dice que también son importantes fuentes de información acerca del porqué de la rotación de personal, así como para darte ideas para evitarlo en el futuro.

Los empleados que dejan tu empresa tienen menos que perder si te hablan sobre un manager abusivo o sobre el paquete de beneficios entre otras cosas. Así que sigue estos consejos para aprovechar al máximo las entrevistas de salida:

Conviértelas en una política. Cuando un empleado entrega su renuncia, ya sea verbal o escrita, agenda una entrevista previa a su último día de trabajo. Tus empleados deben saber que las entrevistas de salida son parte de tu programa de recursos humanos, de manera que no les resulte una sorpresa. Esto tranquilizará al empleado; hazle saber que es una práctica común y confidencial diseñada para mejorar la empresa.

Apuesta por un grado de separación. A veces, es buena idea hacer que un consultor o supervisor de otro departamento realice la entrevista. Los empleados podrían “evitar la retroalimentación sincera porque están preocupados por dejar un buen sabor de boca y no dañar los sentimientos ajenos”, dice Steere. Hablar con alguien que tiene cierta distancia del empleado puede ayudarlo a sentirse cómodo.

Haz las preguntas correctas. Es crítico que mantengas el tono positivo. Hacer las preguntas correctas contribuye a la dinámica. Steere sugiere preguntar acerca del nuevo empleo, incluyendo las responsabilidades que tendrá y cómo surgió la oportunidad. Las preguntas sobre qué atrajo al empleado a tu empresa en un principio y cómo su experiencia difirió en sus expectativas pueden darte un panorama sobre tu mercado y cultura empresarial.

Asimismo, preguntarle al empleado qué cambiaría en la empresa y en su área puede revelar algunos problemas en tu estructura. Y aunque el empleador esté decepcionado por perder a un empleado, siempre debe proyectar entusiasmo.

Ten cuidado con las contraofertas. Si la razón de la renuncia es algo que no puedes arreglar, deja que el empleado se vaya. Incluso si acepta tu contraoferta, Steere dice que hay una alta probabilidad de que el empleado continúe frustrado y termine yéndose en cualquier momento del futuro.

Usa lo que encuentres. Claramente, las entrevistas de salida son una pérdida de tiempo si no les das seguimiento y aplicas la información que obtuviste de ellas.