Marketing

14 tips para enamorar clientes

Sigue estas estrategias para crear consumidores leales, superar sus expectativas y evitar perderlos a la competencia.
14 tips para enamorar clientes
Crédito: Depositphotos.com

Todo cliente cuenta. ¿Y entonces por qué las empresas pueden ‘permitirse’ perderlos? Cambios de hábitos, elección por un competidor –existen muchas excusas de por qué los clientes deciden abandonar una marca. Sin embargo, la principal es el sentimiento de indiferencia hacia un producto o servicio.

Para evitar esto, debes asegurarte que tus clientes sientan y perciban que los aprecias. Pero para conseguir que los consumidores te amen, debes esforzarte todavía más. A continuación te compartimos 14 formas de ganarte su devoción y lealtad:

1. Nunca asumas
Podrías pensar que sabes qué quieren tus clientes. ¿Pero y si estás equivocado? La principal razón de por qué fracasan los negocios es porque esas empresas están intentando crear una demanda donde no existe una, o que está construida a partir de ideas no probadas que no atraen ni a una pequeña muestra de consumidores.

No cometas el mismo error. Prueba y empieza en pequeño, y construye tu producto, servicio o propuesta de valor con base en las necesidades y deseos de tu público meta. De esta manera no sólo conseguirás un mejor entendimiento de lo que tus clientes quieren o necesitan, sino que también podrás encontrar formas innovadoras para resolver sus problemas y superar sus expectativas.

2. Siempre cumple
Para ganarte a los clientes, siempre debes cumplir a tiempo y en forma. Si surge un problema, informa inmediatamente a tu cliente y explica cómo lidiarás con ello. Después, da seguimiento constante para asegurarte de los resultados positivos. Esto también aplica en tu correspondencia y mensajes. Podrías crear un sistema para asegurarte que cada tarea se complete correctamente y que siempre se entregue bien y a tiempo.

3. Personaliza tus programas de lealtad
Para asegurarte de tener un programa de lealtad ganador, debes planearlo, diseñarlo y ejecutarlo de una forma que satisfaga las necesidades de cada cliente. Además, debes demostrar el valor de ello y de tu equipo.

4. Capacita a tu equipo
Haz sesiones periódicas para ayudarte a definir las habilidades necesarias para impulsar la reputación de tu empresa, así como su confianza, empatía, flexibilidad y comunicación. Esto es vital porque cada contacto del cliente con tu equipo es una oportunidad para construir tu reputación –o destruirla.

5. Di “gracias”
Suena obvio, pero considera esto: ¿Cuándo fue la última vez que recibiste una nota de agradecimiento de una empresa con la que hiciste negocios? Esta sencilla estrategia puede provocar un verdadero impacto y dice mucho sobre tu empresa y el valor que pones a tus clientes.

6. Mantente conectado
Aunque la frecuencia puede variar, cada cliente debe recibir un contacto al menos cada mes, ya sea con un email o un newsletter. Con el tiempo podrás desarrollar una relación con los clientes, especialmente si los contactos están orientados a la información o educación y diseñados para añadir valor a su experiencia contigo, en lugar de ser un simple mecanismo para vender productos y servicios.

7. Consiente a los clásicos
Los nuevos clientes son críticos para el crecimiento, pero debes asegurarte que los actuales y duraderos reciban un trato VIP. Nada es peor para los clientes leales que ver que los productos o servicios que pagan a precio completo tienen descuentos para los clientes nuevos. Puedes voltear esta situación ofreciendo programas de lealtad exclusivos, descuentos o especiales dirigidos únicamente a tus mejores clientes.

8. Habla su mismo idioma
Un error común es explicar las cosas utilizando términos técnicos que la mayoría desconoce. Esto hace sentir incómodo al cliente pues no comprende en qué consiste la solución que le proponen. El consejo aquí es presentar soluciones puntuales y, sobre todo, definir cuál es la finalidad de cada una.

9. Nunca dejes que se vaya enojado
Existe una teoría que afirma que “un cliente feliz se lo dirá a una o dos personas, y uno infeliz se lo hará saber a 10 personas”. Dale la oportunidad de expresar su malestar, demuestra preocupación por ayudarlo y entrega soluciones inmediatas como la reposición del producto o un descuento en su próxima compra.

10. Ofrece un excelente servicio
Lo que más valora cualquier cliente es recibir una atención profesional y personalizada. Para ello, capacita a todos tus empleados para que conozcan a la perfección tu empresa y sus productos o servicios, y sepan resolver cualquier duda o comentario. Además, debes motivar en ellos el tener la mejor actitud y dirigirse a los clientes con respeto, amabilidad y una sonrisa sincera.

11. Cuida tu  imagen
Una de las claves del éxito de cualquier empresa está en su imagen. Diseña un logotipo y un slogan atractivos y fáciles de recordar. También, trabaja en tu imagen interna, con tus empleados y colaboradores, y en la externa, con la sociedad y el medio ambiente. Por eso, además de tener una imagen física atractiva, debes lograr que la percepción sobre tu empresa sea positiva.

12. Acompáñalos en cualquier canal
Al consumidor actual le gusta interactuar con las marcas y enterarse de todo lo que ocurre con ellas.  La mejor forma de lograr esto es a través de las redes sociales. Crea un perfil en las principales, Facebook y Twitter, y poco a poco explora otras opciones como Google+, LikedIn, Instagram, YouTube y Pinterest. Procura responder a todos los comentarios, sean positivos o negativos, y proporcionar información útil a los usuarios. Recuerda que estos canales requieren tiempo y esfuerzo, por lo que si vas a apostar por ellos asegúrate que puedas cumplir con sus expectativas.

13. Ofrece siempre cosas nuevas
Lanza constantemente nuevos productos o servicios complementarios al mercado. Si bien es cierto que el consumidor busca fiabilidad, también desea novedades. Si ofreces variedad, el consumidor regresará una y otra vez para ver qué coas nuevas encuentra en tu tienda física o virtual.

14. Crea emociones y experiencias inolvidables
Debes buscar formas de crear emociones y experiencias alrededor de la marca, como lo hace Amazon con su sistema de recomendaciones.  En el punto de venta, la decoración, el olor, la iluminación y la limpieza de las instalaciones transmiten muchas experiencias a los clientes; en el trato, la clave es brindar un servicio excepcional; mientras que en el ambiente Web lo importante es dar facilidad, atención inmediata y nuevas formas de conectarse contigo.