Startups

13 errores de las startups

Conoce algunas de las causas más comunes por las que las empresas nacientes fracasan. ¡Evítalas para aumentar tu probabilidad de éxito!
13 errores de las startups
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La realidad es que la mayoría de las startups fracasan. En los últimos años, he dado consultoría a más de 500 startups. A continuación comparto los problemas recurrentes a los que se enfrentan las nuevas empresas y que debes evitar para maximizar tu probabilidad de éxito:

1. Una idea no escalable o demasiado pequeña
Los inversionistas tienden a preferir ideas que pueden alcanzar grandes cantidades de clientes. Apuestan por el ‘siguiente Google’ cuyo producto atrae a cualquier cliente, y no por los negocios de nichos que atienden un mercado pequeño.

2. Una falta de estudio de mercado
Muchas veces, los emprendedores lanzan negocios que piensan que son excelentes ideas, pero nunca se toman el tiempo de estudiar propiamente el mercado.

3. Carencia de estrategia de marketing
Los emprendedores generalmente están tan enfocados en construir su producto que no piensan en la estrategia de marketing, y en cómo eso ayudará a lograr un concepto probado que atraiga capital emprendedor.

4. Falta de enfoque
Es suficientemente difícil arrancar un negocio como para tratar de lanzar varios al mismo tiempo. Evita ser el que está en todo y en nada a la vez; enfócate en un producto o servicio y en un único mercado.

5. No saber cuándo pivotear
Si estás tratando de nadar a contracorriente, no importa qué tan duro patalees, tarde o temprano la corriente te llevará. Los emprendedores necesitan saber cuándo es necesario cambiar de dirección, y esto debe ser mientras siga habiendo dinero y tiempo para implementar los cambios.

6. Falta de pasión o perseverancia
Si un emprendedor no tiene pasión por su producto, nunca amará a su startup lo suficiente como para superar los obstáculos. Necesitas tener una mentalidad de perseverancia; sólo así lograrás avanzar.

7. Un liderazgo incorrecto o inexistente
Los inversionistas no quieren respaldar a una sola persona, sino a un equipo. Piensa muy bien quiénes serán tus socios y tus primeros empleados, ya que son la base de tu empresa.

8. Un equipo desmotivado
En las primeras etapas del negocio es necesario que el equipo tenga los mismos incentivos que el fundador. Una opción es dejar que entre el 15 y el 20 por ciento de la empresa les pertenezca; eso impulsará su motivación y lealtad.

9. No tener mentores o consejeros
Los emprendedores no deben ser “lobos esteparios”. Necesitan entender que no están solos en esta batalla. Acércate a personas que admiras y permite que te den sus consejos.

10. No contar con un modelo de ganancias
OK, entiendo que las startups no tengan un modelo de negocio desde el primer día, pero es esencial que detallen un plan de ingresos. Este plan debe ser realista para emocionar a los inversionistas.   

11. Tener menos capital del necesario
Primero asegúrate de levantar dinero para construir tu producto y conseguir una prueba del concepto. Preferiblemente, este capital debe ser suficiente para sostenerte de 12 a 18 meses. Cualquiera que sea el capital que requieras, duplícalo para tener un colchón.

12. No tener un mapa a largo plazo de ROI
Ya sea que inviertas en tu propio negocio o que levantes capital de inversionistas externos, debes tener un mapa que sugiera un retorno 10 veces mayor a la inversión.

13. Mal timing
A veces, los negocios fallan sin que sea culpa del emprendedor. Durante las épocas de ‘vacas flacas’, es mejor esperar por mejores condiciones, a menos que tu negocio pueda beneficiarse de las crisis.